La datación del Sudario de Turín en 1988 podría estar equivocada

Hace tres décadas, una investigación científica determinó que la tela de lino supuestamente empleada para tapar el rostro de Jesús, se confeccionó en la Edad Media. Ahora, otros científicos aseguran que los resultados de 1988 podrían ser erróneos. Durante muchos siglos, este objeto ha sido motivo de polémica. Y aunque figura entre las reliquias más veneradas del catolicismo, esto no la ha salvado de la controversia.

vitral rostro de jesus sudario

De hecho, la mortaja que supuestamente envolvió el cuerpo del hijo de Dios ha sido motivo de varias revisiones científicas a través del tiempo, todas con la intención de comprobar o refutar su autenticidad. En 1988, se publicó un artículo en el que habrían determinado la fecha aproximada en que se confeccionó la Sábana Santa; sin embargo, un nuevo estudio sugiere que el Santo Sudario debería volver a datarse.

La primera datación del Sudario de Turín.

A través de un articulo publicado en 1989 en la revista Nature, determinaron que la confección del sudario tuvo lugar entre 1260 y 1390, según los resultados de una datación por radiocarbono. Aseguraron que la tela fue tejida durante el medioevo, más de mil trescientos años después de la muerte de Jesús. Pero, tres décadas después, un grupo conformado por investigadores italianos y franceses analizó los resultados concluyendo que los datos podrían estar equivocados.

La Casa de Saboya, una importante familia noble al norte de Italia, mantuvo la propiedad del Santo Sudario desde el siglo XIV hasta 1983. Los Saboya tenían su residencia principal en Turín, la ciudad capital de la región del Piamonte, y tras la unificación de Italia se hicieron con el trono. Para la década de 1980, donaron el sudario al Vaticano y la reliquia se mantuvo completamente resguardada durante cinco años. En esa ocasión, se presentó una oportunidad única para que la ciencia examinara la pieza.

replica del santo sudario
Replica del Santo Sudario en la Catedral de Lublin, Polonia.

La Universidad de Oxford, el Instituto Federal Suizo de Tecnología y la Universidad de Arizona fueron las tres instituciones educativas autorizadas para conducir los estudios. De forma unánime, concluyeron que la fabricación de la sábana aconteció en el periodo antes señalado; sin embargo, jamás revelaron los datos en los que se apoyó tal afirmación.

Resultados sesgados.

El investigador Tristan Casabianca emprendió una aventura legal en 2017 para obtener acceso a esta información, y al final lo consiguió. Durante los últimos dos años, Casabianca y sus colegas examinaron los datos originales de la investigación realizada en 1988 y los compararon con la información publicada en la revista Nature. Mediante un análisis estadístico encontraron inconsistencias en la información, y sugirieron que el procedimiento debería volver a realizarse para determinar con plena confianza la datación del Santo Sudario.

Replica del Santo Sudario de turin

Los investigadores argumentan que el error del estudio realizado en 1988 reside en el hecho de que solamente emplearon fragmentos recolectados en los bordes de la sábana. Casabianca y compañía suponen que los religiosos que custodiaron la reliquia en la Edad Media pudieron realizar reparaciones sobre la costura original, los que terminaría arrojando un resultado erróneo en la datación por carbono.

Para salir de dudas, habría que analizar fragmentos de otras partes de la mortaja. Ahora, lo difícil es convencer al Vaticano de que autorice una nueva investigación.

6 comentarios en “La datación del Sudario de Turín en 1988 podría estar equivocada”

    • El hecho es que si ya esta demostrado que era un fraude no se pueden exponer mas que a lo contrario, o sea que si creo que la presten para otros análisis, no tienen nada que perder…

      Responder
  1. Creo que este cientifico fue enviado por el Vaticano para sembrar la duda de que el manto es real y los que se equivocaron fueron quienes solo tomaron muestras de las orillas, no quieren dejar ahora que «el fraude» sea visto como la verdad y les dá argumentos (siempre y cuando se demuestre lo contrario) que el estudio fue mal llevado. Pero en lo que respecta a hacer otra prueba, no lo van a permitir porque si no es de hace 2019 años o más, ahora si no van a poder negar que en verdad fue un fraude.

    Responder
  2. Eso quiere decir 2 cosas
    1- El Sudario fue creado después con todo y la imagen del supuesto Yisus, en realidad no existió y todo lo referente a la religión Catolica-Cristiana es mentira o
    2- Algún viajero en el tiempo del siglo XXX viajo al pasado a 1300, la compró porque tenia frio, luego quizó viajar más a tras en el tiempo y la olvido, luego fue utlizada para tapar al poderoso Yisus y por eso los resultados.

    Responder

Deja un comentario