Crecer entre libros produce un efecto positivo en el cerebro, concluye estudio

El cineasta estadounidense John Waters alguna vez escribió: “debemos hacer que los libros sean geniales nuevamente. Si sales con una persona que no tiene libros en su casa, no te acuestes con ella. No permitas que te explore hasta que no haya explorado el universo secreto de los libros. No permitas que se conecte contigo hasta que no haya recorrido los renglones entre las páginas. Los libros son geniales, y si tienes que retener a alguien por un tiempo para que se dé cuenta de esto, hazlo”.

libros ordenados por color

Me gusta pensar que todos los lectores de Marcianos siguen la misma ideología que el Sr. Waters y hay razones para celebrar: un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Australia llegó a la conclusión de que aquellas personas que crecen en hogares donde hay libros son más susceptibles a mostrar habilidades en literatura, matemáticas y tecnologías de la información, incluso si no asisten a la universidad.

En pocas palabras, crecer rodeados de libros es bueno para la vida.

El estudio completo, conducido por Joanna Sikora y disponible en Social Science Research, contó con la participación de más de 160,000 adultos de 31 países. La información se compiló a través de un cuestionario donde se solicitó a personas de entre 25 y 65 años de edad que recordaran su época de adolescencia y respondieran a preguntas como: ¿cuántos libros observaron en su entorno durante esa época?

El número promedio fue de 115 libros en casa, donde los noruegos señalaron tener un promedio de 212 libros mientras que los turcos apenas alcanzaban los 27. Aunque, sin importar el tamaño de la biblioteca personal, tener libros en casa resultó ser algo bueno. Los investigadores también encontraron que los índices de alfabetización se desplomaban de forma paralela al número de libros, aunque en el punto de los 350 libros esos índices se estancaban.

En comparación, un individuo que no había crecido rodeado por libros pero que había logrado obtener un título universitario mostraba niveles de alfabetización equiparables a los de una persona con una gran biblioteca en casa que apenas había alcanzado nueve años de escolaridad.

De acuerdo con Sikora, “la exposición temprana a los libros en el hogar de los padres es importante, pues estas obras son parte integral de las rutinas y prácticas que mejoran las habilidades cognitivas de por vida”.

¿Qué implicaciones tiene este estudio en una vida cada vez más digital? El estudio parece sugerir que, si bien los libros se van a quedar mucho tiempo entre nosotros, es este tipo de alfabetización basada en libros lo que nos conduce a sitios como Marcianos, donde dedicamos tiempo a leer artículos como éste.

Así que la próxima vez que te atormente esa pila de libros que no has leído, no te preocupes. Tal vez no lo sepas, pero estás haciendo maravillas por tu salud mental.

Cultura General
  • Mel Nov 6, 2018

    no creo que por solo crecer rodeado de libros, tengas mas conocimientos que alguien que aprende las cosas por experiencia, que haya libros no quiere decir que todos lean.

    • Ptolomeo I Sóter Nov 7, 2018

      A menos que uses los libros para sostener algún mueble, se entiende que están allí para leerlos o porque fueron leídos, con eso basta para transmitir parte del conocimiento que encierran.

      Solo al leer un título “mecánica cuántica” aprendes que eso existe, luego si te interesa, lees y aprendes, maravilloso.

      Si el libro lo leyó alguien que puede transmitir conocimiento o parte de él via oral, aprendes sin haber leído.

      El artículo no desacredita el aprendizaje por la experiencia, pero seamos honestos, cuánto tardas en armar algo sin seguir las instrucciones (ensayo y error), v/s leyendo el manual? 😉

      Estoy convencido que la experiencia es la base de cualquier conocimiento y aprendizaje, pero para que éste perdure y sea heredable, debe estar documentado.

      Experiencias
      Tradición oral
      Lenguaje escrito

      • Borrega Viuda Nov 7, 2018

        Totalmente de acuerdo excepto en la parte de la experiencia que mencionas. Puntualmente en la parte de “ensayo y error” ya que el conocimiento fue adquirido de una manera empírica y fue mejorando al desarrollar las habilidades cognitivas y de lenguaje corporal y verbal a través de la historia humana.

        Es decir, si bien el manual es una elaborada instrucción descartando todos los métodos por las cuales NO se hace o construye algo, este a su vez tuvo en determinado tiempo el principio de prueba y error. Pero en conclusión, el manual no es más que la simple guía de pasos de un método científico por decirlo de una manera, hasta llegar a una conclusión y afirmación, lo cual demuestra tu punto pero creo sólo le hizo falta mencionar la raíz de aquel conocimiento.

        Todo lo demás creo que no lo podías haber dicho mejor.

  • Alb Nov 6, 2018

    El libro vaquero también cuenta porque crecí leyéndolo.

  • Yukisama Nov 7, 2018

    Jajajajajaja excelente artículo!! Ya no me atormentaré (mucho) por la pila de libros que tengo en “pendientes por leer” XD

  • Tibu Nov 8, 2018

    Muy interesante, es verdad Mel, puede ser que no por comprarte libros va a haber mejoras, digo, aparte de lo que dice Ptolomeo creo que se ve reflejado lo que sucede en las escuelas de nivel básico, se entiende que si en tu casa hay libros, es porque alguien los compró y leyó porque supongo, estudió o le dio por aprender algo de ellos… en las escuelas es lo mismo, los niños de padres con carrera, niveles superiores o incluso los que hacen de su oficio un arte, se preocupan por la educación de sus hijos, procuran saber como van, asisten a la escuela con regularidad, castigan las bajas notas, aportan para mejorar el aprendizaje, proponen métodos o explican en casa lo que el niño no ha entendido en la escuela, hacen de su hogar un complemento de la escuela y viceversa, el niño crece queriendo aprender ya sea un oficio o una carrera y de paso hacerlo con valores, sin embargo, en hogares donde la familia apenas tiene empleo, viven de empleados del montón, cumplen con un horario sin ganas de superarse.. se nota. Los niños ven la escuela como perdida de tiempo y es que tal vez los padres así lo hagan, se molestan si les dejan tarea, les molesta que regañen a su niño por faltar al reglamento del aula, les molesta que les manden llamar a la escuela si su hijo hizo algo malo, ponen mil pretextos para no ir a reuniones o llegan tarde y solo van a discutir… si por ellos fuera preferirían que trabajaran, muchos los mandan a la escuela solo por la beca o para que el DIF no se los quite y otros más ven a las escuelas como guarderías, en donde si se pudiera que fueran de 10 12 horas estaría perfecto para ellos, para no estar soportando a sus hijos en la casa. Supongo que eso de los libros complementa lo del nivel educativo de los padres o familiares que conviven con los niños y el nivel que alcanzan ellos cuando crecen.

  • Mel Nov 9, 2018

    estoy de acuerdo con sus comentarios, pero recuerden que el objetivo del conocimiento es la acción, si almacenamos el conocimiento tarde o temprano será olvidado.

Comentar el artículo.