El “continente de plástico” del Pacífico no es lo que imaginas

Seguramente sabes de esta historia: en alguna región entre Hawái y el litoral de California, en aguas del Pacífico, flota una isla de desperdicios plásticos con una superficie tres veces superior a la de Francia. ¿Pero, realmente es tan densa esta cantidad de basura al punto que llega a cubrir la superficie como en la siguiente imagen?

Isla de basura en el pacifico

Esta imagen pertenece a los destrozos que pudieron observarse en las costas de Japón tras el tsunami de 2011.

La verdad es que dista mucho de parecerse a una costra flotante, y es más una especie de sopa, con una menor proporción de botellas PET. Evidentemente, esto no reduce en nada la gravedad del problema ambiental.

 

Una sopa de desperdicios plásticos.

El continente de plástico, como a menudo es referido, no es más que una zona del Pacífico donde, debido al flujo natural de las corrientes marítimas, suele aglomerarse una gran cantidad de contaminantes sólidos. Las imágenes satelitales de esta región marítima no muestran nada, pues es muy poco lo que podemos ver desde la distancia.

Se estima que en esta masa de basura flotan 1.8 billones de objetos, 94% de los cuales son microplásticos – fragmentos de basura tan pequeños y ligeros que vuelven el agua turbia y opaca. Hablamos de una sopa muy bien mezclada y diluida, y no de un continente en el sentido geográfico del término. El 6% restante corresponde a una variedad de artículos visibles, con un tamaño superior a los 5 cm.

A pesar de que son objetos muy inusuales y bien esparcidos, son los que se encargan de elevar el volumen de esta isla de basura. Se estima que constituyen buena parte de las 79,000 toneladas de desperdicios que existen en este lugar.

Material de pesca.

Y son objetos de todas las épocas, colores y tamaños. Aquí podemos encontrar botellas, sin duda alguna, pero también hay restos de calzado, juguetes de plástico, etc. Sin embargo, el grueso de esta contaminación corresponde al material de pesca: las redes constituyen el 46% del total, también tenemos líneas de nylon, trampas y así sucesivamente.

El 20% de toda esta basura, como podemos suponer por la imagen viral que introduce a esta publicación, se integró al continente de plástico tras el tsunami de 2011 en Japón, según un estudio publicado el pasado mes de marzo. Sin embargo, es un error muy común confundir las fotos tras los desastres con la isla de basura en sí.

Si tomaras una cubeta y extrajeras agua en un punto de esta zona en el Pacífico (como lo podemos observar aquí), encontrarías una enorme cantidad de residuos blanquecinos diminutos, prácticamente invisibles, el nudo de una red de pesca y, si tienes mucha suerte, una típica tapa de botella PET o un hisopo. La realidad dista mucho de esa costra de botellas PET que se ha apoderado del imaginario popular.

 

¿Qué tan grande es la isla de plástico en el Pacífico?

Aunque se han hecho algunas aproximaciones, resulta muy complicado determinar el tamaño real de esta mancha de contaminación. Sobre todo porque no existe un consenso sobre la concentración de plástico por metro cuadrado que se debe buscar como parámetro para definir la frontera. Si el supuesto continente de plástico es realmente una masa disforme, no se termina de forma abrupta. De hecho, va diluyéndose en un gradiente sutil hasta alcanzar un océano más limpio.

Isla de basura en el pacifico aproximacion

Algunos han llegado a publicar que el continente de plástico duplica en tamaño al territorio de los Estados Unidos, lo que ciertamente es una exageración. Este rumor se esparció por culpa de Marcus Eriksen, un sujeto que en el año 2008 se encargaba de dirigir una fundación de investigación que había fundado el oceanógrafo Charles Moore – el científico responsable por el descubrimiento de este montón de basura oceánica en el año de 1997.

La estimación que se menciona al principio, tres veces el territorio de Francia, es mucho más realista y corresponde con los resultados del estudio publicado el pasado mes de marzo.

Evidentemente, todas estas salvedades no son para sugerir que debemos aminorar los esfuerzos de conservación. Si hablamos de una mancha sólida o no, si hay más redes de pesca que botellas PET, no son más que diferencias conceptuales que no cambian en nada los gravísimos daños que infligen a la biodiversidad marina.

 

La cruda realidad.

“Resulta muy interesante que buena parte del plástico que se encuentra en este lugar no es el que generan los consumidores comunes, un tema central en el debate actual sobre contaminación, sino equipamiento de pesca”, comentó George Leonard, líder del grupo de conservación ambiental Ocean Conservancy. “Dicho estudio [el de marzo] es la confirmación de que los artículos de pesca extraviados son responsables por la muerte de muchos animales, y que el debate sobre el plástico debe hacerse mucho más amplio para que realmente se resuelva el problema”.

Continente de basura

Aunque muchos creemos que lo mejor es quedarnos con la idea de que existe una isla de botellas PET en medio del Pacífico, redes donde las tortugas se enredan y terminan muriendo, pues es mucho más impactante y tal vez sirva para crear conciencia.

Recordemos el caso del agujero en la capa de ozono, que tampoco era un agujero propiamente dicho sino una zona de la atmósfera donde la concentración de moléculas de O3 presentaba una inusual reducción. Nombrar agujero a este fenómeno (causado por los humanos) fue muy útil para crear conciencia entre gobiernos y población y resolver el problema antes que fuera demasiado tarde.

Que lo llamen continente de plástico es lo de menos, lo que debemos comprender es su naturaleza real, pues sólo así podemos desarrollar las mejores estrategias para hacerle frente.

Sabias que
  • facho Abr 25, 2018

    Entonces porque otros debemos pagar por lo que hacen algunos S………

Comentar el artículo.

Send this to a friend