Consecuencias de la paternidad: el antes y después de los hijos

Dicen los que han pasado por ahí, que la paternidad de lo quita absolutamente todo. Y es precisamente esa parte tediosa en la crianza de los hijos que una cuenta en Instagram toma para hacer mofa de la situación. Con algo de buen humor, revelan cómo la llegada de los hijos “arruinó” la vida de sus padres.

Consecuencias de la paternidad(1)

Sigue bajando para ver los testimonios más hilarantes de lo devastador que puede resultar el convertirte en padre o madre. Y ojalá que esta publicación sirva como un recordatorio sobre la importancia de utilizar métodos anticonceptivos. A menos, claro, de que estés dispuesto a abandonar tu estilo de vida para enfrentar el reto de criar a un hijo.

Consecuencias de la paternidad (1)

Consecuencias de la paternidad (2)

Consecuencias de la paternidad (3)

Consecuencias de la paternidad (4)

Consecuencias de la paternidad (5)

Consecuencias de la paternidad (6)

Consecuencias de la paternidad (7)

Consecuencias de la paternidad (8)

Consecuencias de la paternidad (9)

Consecuencias de la paternidad (10)

Consecuencias de la paternidad (11)

Consecuencias de la paternidad (12)

Consecuencias de la paternidad (13)

Consecuencias de la paternidad (14)

Consecuencias de la paternidad (15)

Fuera de broma: ser padre es lo más agotador, sobre todo emocionalmente, desinteresado e implacable que puedes hacer. Pero, al mismo tiempo resulta ser una de las cosas más gratificantes, satisfactorias e importantes que los seres humanos podemos experimentar. Quizá, lo triste de estas fotos es que se utilizan para resumir una experiencia completa que puede llevar décadas en un solo momento.

Pasar se ser un adulto joven a cargar la responsabilidad de un hijo es difícil para la mayoría. Dejas la parte más egoísta de tu vida y entras en la más desinteresada en un instante. La cuenta es gottoddlered.Si te gustó el post, aquí tienes la primera parte.

Te puede interesar.

3 comentarios en «Consecuencias de la paternidad: el antes y después de los hijos»

  1. Lo pesado de la paternidad se siente en los primeros años sobretodo con el primer hijo ya que no solo te pone a prueba como madre o padre primerizos sino que además te das cuenta que tu vida ya no será la misma.

    Sin embargo, admito que NO todos están hechos para ser padres y en esos casos recomiendo el uso de métodos anticonceptivos para no traer al mundo mas niños con padres irresponsables.

    Responder
    • Con todo respeto, coincido en que «NO todos están hechos para ser padres» pero en la connotación en la que lo estás utilizando lo cambiaría por: «no todos están DISPUESTOS a ser padres». Como bien lo menciona Hery en el artículo, ser padre es un acto desinteresado e implica dejar a un lado tu parte más egoísta y, sobre todo, te obliga a crecer o madurar, algo que para ésta generación está bastante subestimado.

      En una época en donde se ha glorificado la «eterna juventud» (dígase fiestas, viajes, «realización profesional», éxito material, etc.) es algo que debes dejar de lado cuando tienes hijos y a lo que hoy muy pocos están dispuestos. Coincido: «nadie está hecho para ser padre», o dicho de otra manera, nadie sabe cómo ser padre (lo digo por experiencia). Es un aprendizaje constante que supongo que nunca termina, y te lleva a los límites de tus propias capacidades físicas y mentales (paciencia, autocuestionamiento, amor incondicional, entrega, aceptación, agotamiento, etc.) pero que si tienes la introspección suficiente te abre los ojos sobre todo lo que las generaciones anteriores han hecho por ti y sin duda te vuelve una persona mucho más agradecida, empática, consciente… que a su vez me parece que te vuelve más feliz. Todo esto dejando del lado la parte «romántica» de la paternidad: el amor de los hijos, su inocencia, alegría, etc.

      Es solo una reflexión personal, saludos!

      Responder

Deja un comentario