Concurso japo: No veas el escote

Hay que recalcar que cuando de juegos de entretenimiento y cámaras ocultas se trata los japoneses siempre se rayan. En esta ocasión eligen a un grupo de invitados para tenderles una trampa, frente a un elevador colocan a un exuberante nipona de pechos enormes y con una cámara oculta toman el tiempo que dedica cada hombre mirando los senos de la mujer desde que llega hasta que toma su elevador.

3 Reacciones

Hacer comentario