Cómo funciona el compostaje humano

El compostaje humano, también denominado Reducción Orgánica Natural (NOR, por sus siglas en inglés), es un método para disponer de los restos humanos no embalsamados. Básicamente, se trata de procesar cadáveres y transformarlos en tierra. El objetivo de esta práctica es liberar espacios en cementerios y reducir el impacto ambiental que producen los entierros tradicionales y cremaciones.

Cómo funciona el compostaje humano(1)

En 2021, la empresa estadounidense Recompose se convirtió en la primera casa funeraria de compostaje humano en ofrecer este servicio. Aunque, en el estado de Washington el compostaje de restos humanos es legal desde 2019. En 2021, Colorado y Oregón se unieron a esta legislación. Y, finalmente, para 2022 se integró California, Vermont y Nueva York.

En Recompose, el compostaje humano consiste en poner el cuerpo al interior de una “cuna” con astillas de madera, alfalfa y paja. Posteriormente, esta “cuna” se coloca en otro recipiente más grande y se cubre con más material vegetal. La transformación de los restos en tierra se produce por la acción natural de los microorganismos presentes tanto en el material añadido como en el cuerpo humano.

En apenas 30 días, la descomposición natural llega a su fin. Transcurrido este lapso, la tierra se retira del contenedor y se examina en busca de elementos no orgánicos, como algún tiempo de implante metálico que pudo tener el muerto. En este proceso también se analiza la seguridad del contenido. Finalmente, la materia resultante se deja secar entre 2 y 4 semanas más.

El compostaje humano comienza con tres metros cúbicos de material vegetal para un solo cuerpo y produce un metro cúbico de tierra. Transcurridas esas seis u ocho semanas de procesamiento, las familias pueden recoger la tierra y llevarla a casa para abonar sus árboles y plantas. O bien, pueden donarla a las organizaciones que procuran la conservación del medioambiente.

La importancia ecológica del compostaje humano.

En Recompose aseguran que el compostaje humano es una alternativa mucho más ecológica al prescindir del gas fósil empleado durante una cremación. Además, no requiere de una urna y mucho menos de recursos en un cementerio. Por si fuera poco, el proceso extrae carbono a medida que se produce la tierra.

Reducción Orgánica Natural

Por otro lado, no requiere del mismo espacio que un entierro tradicional. Este suelo podría aprovecharse para plantar árboles, evitando involucrar materiales como el acero, cobre y otros metales que se utilizan en la fabricación de ataúdes y que no son biodegradables.

Eficiencia energética.

Anna Swenson, vocera de Recompose, asegura que su compostaje humano solo requiere el 12% de la energía que se usa para entierros o cremaciones convencionales. “No empleamos combustibles fósiles o gas como lo hacen en los crematorios”, señala. “La única electricidad que se consume es aquella que alimenta la computadora que monitorea los contenedores funerarios”.

Para hacer una evaluación precisa de los beneficios de este método, Recompose encomendó al especialista Troy Hottle desarrollar un modelo científico que comparara la cremación, el entierro convencional, el entierro verde y el compostaje humano. Según las conclusiones de Hottle, el entierro verde y el compostaje de restos humanos resultan mucho más efectivos a la hora de reducir la emisión de carbono. De hecho, el compostaje humano es capaz de economizar entre 0.84 y 1.4 toneladas métricas o dióxido de carbono.

Walt Patrick, administrador de Herland Forest, una organización sin fines de lucro que también se dedica a los entierros verdes y el compostaje humano, argumenta que la técnica resulta benéfica para el suelo y la vegetación. “Los bosques requieren de los elementos presentes en el cuerpo: calcio, magnesio, fósforo y todas esas cosas resultan desesperadamente necesarias para la tierra”, asegura.

La ceremonia en un compostaje humano.

Al menos en Recompose, se ofrece a los deudos la oportunidad de homenajear a sus seres queridos. Para ellos se organiza una ceremonia personal o virtual en un espacio diseñado para un máximo de 15 invitados. El cuerpo del fallecido queda a la vista, recostado sobre una cama verde (lo que se conoce como “cuna”) y envuelta en una mortaja natural.

“La cuna se estaciona frente a nuestro contenedor hexagonal blanco, que funciona como un pasaje a nuestro sistema de contenedores. Un especialista de Recompose Services lo guiará durante la ceremonia de principio a fin”, explica la empresa. Familiares y amigos del fallecido pueden encender una vela, tocar música, llevar flores y contar con la presencia de un líder religioso u orador especial.

compostaje humano

Y en caso de que así lo soliciten los clientes, la empresa realiza una ceremonia especial inspirada en el siclo del carbono. La tierra que resulta del compostaje humano es un material valioso que puede usarse en patios, jardines, plantas domésticas, árboles y ambientes naturales. Su pH es de 6.6, lo que vuelve este material ideal para la mayoría de las plantas.

No apto para todos.

Aunque, este método puede no resultar adecuado para personas que conservan tradiciones religiosas específicas. Tampoco para individuos con enfermedades como la tuberculosis o que se sometieron a un tratamiento de radiación un mes antes de morir. Según Swenson, esto se hace para garantizar que la tierra resultante esté libre de patógenos. Y es que este factor siempre se pone a prueba una vez concluida la descomposición.

“Para algunos, parece una buena opción pasar por el proceso de reducción orgánica natural. Y para otros no es nada atractivo. Respetamos todas las opiniones y entendemos perfectamente que el compostaje humano no es para todos”, señala la vocera de Recompose. La empresa tiene operaciones en Washington y planea abrir en Colorado para 2023 y en California para 2027.

Te puede interesar.

1 comentario en «Cómo funciona el compostaje humano»

  1. un par de puntos a tomar en cuenta…
    1. el precio, un funeral no es nada barato y a menos que esta opción sea mucho más económica no veo a la gente optando por esta alternativa
    2. Aun existe cierto tabú sobre la muerta y los cadaveres, pocas personas ultilizarian un cadaver como abono en su jardin , aunque igual esta la alternativa de donarlo pero tambien pienso que pocos donarian a un ser querido como abono

    Responder

Deja un comentario