¿Cómo empezó el Black Friday?

Tu tarjeta de crédito todavía no se repone del Buen Fin y empiezan a llegar las ofertas del Black Friday. Se trata del último viernes de noviembre, el día que tiendas y marcas hacen rebajas de precios (o simulan hacerlo) para enloquecer al consumidor que busca comprar algún producto de contado. El mayor evento de promociones sobre el planeta Tierra infectó a México hace relativamente poco, en su versión del Buen Fin y similares, aunque sus orígenes se remontan a la década de 1960.

promociones collage

Día de Acción de Gracias.

El Black Friday siempre acontece después del Día de Acción de Gracias, una celebración estadounidense que marca un día de asueto con la intención de agradecer, comer y convivir en familia. La fecha se remonta a 1621 y conmemora aquel evento en que los nativos americanos se unieron a los colonos ingleses en una cena para celebrar las buenas cosechas del año. En teoría, porque el evento fue mucho más complejo, pero, ese es otro tema.

Para otros países no tiene ningún sentido celebrar el Día de Acción de Gracias, pues hablamos de una fecha exclusiva que simboliza la colonización británica en Norteamérica. Sin embargo, el Black Friday es una costumbre que han adoptado con gusto muchos países.

En noviembre de 2011, México celebró su primera versión del Black Friday bajo el nombre de Buen Fin, registrando ventas superiores a los 100 mil millones de pesos. Desde entonces, el número de tiendas y marcas que se adhieren a la moda no hace más que aumentar. Y la fiebre por esta clase de eventos es tal que han aparecido más fechas y nombres bajo el mismo concepto de ofertas: Buen Fin, Hot Sale, Hot Days, Black Days, Cyber Monday, etc.

Los orígenes del Black Friday.

El término Black Friday se ha empleado para referir diversas cosas. En 1869 fue la primera vez que lo usaron, año en que un par de accionistas de Wall Street compró una gran cantidad de oro a los Estados Unidos, con la esperanza de venderlo posteriormente a precios muy altos. Sin embargo, en septiembre de ese mismo año (en viernes), el mercado del oro se fue a pique y varios inversionistas y empresas en Wall Street quedaron arruinadas. La palabra «black» hace referencia a la crisis económica que se vivió ese fatídico día.

Sin embargo, el evento del Black Friday que conocemos hoy surgió casi un siglo después. En la cultura estadounidense, es costumbre que el Día de Acción de Gracias y fechas próximas celebren partidos de fútbol americano. En la década de 1960, las autoridades en la ciudad de Filadelfia empleaban el término Black Friday para referirse al viernes que seguía Al Día de Acción de Gracias. Y es que los sábados se programaba un clásico en el fútbol americano universitario del lugar: los Army Black Knights contra los Navy Midshipmen.

Los viernes la ciudad se volvía un caos, pues los aficionados viajaban en automóvil de todas partes del país. El tránsito se desquiciaba y los policías no descansaba un solo instante. El auténtico Black Friday. Sin embargo, los comerciantes aprovechaban todo este bullicio haciendo promociones y procurando atraer clientes. Así empezó la tradición, aunque el término y las promociones tras el Día de Acción de Gracias se diseminaron por los Estados Unidos en la década de 1980.

desfile de Macys

Consumismo de fin de año.

El Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos también contribuyó a promover el consumismo en la población. La fecha es característica por los desfiles que recorren las calles del país, generalmente patrocinados por grandes marcas. Es una tradición que empezó a finales del siglo XIX y perdura hasta nuestros días, teniendo como ejemplo al popular desfile de la tienda departamental Macy’s, celebrado todos los años en Nueva York.

Generalmente, estos desfiles incluyen alguna referencia a la Navidad, como la llegada de Santa Claus. Es el evento que marca oficialmente el inicio de las compras de fin de año.

4 comentarios en “¿Cómo empezó el Black Friday?”

Deja un comentario