Cómo afrontar situaciones adversas (ser resiliente)

Para los humanos, afrontar situaciones adversas es un proceso difícil de asimilar. Sobre todo, porque estamos programados para buscar constantemente la felicidad y nadie nos ha enseñado a ser resilientes. Lucy Hone, una especialista en el tema, pasó por una prueba de fuego en 2014 después que su hija falleciera en un accidente automovilístico.

mujer pasando por una situacion adversa sufriendo(1)

Esta mujer ya había trabajado con personas que intentaban superar momentos trágicos, y en aquella época de su vida sintió que todos esos consejos no le resultaban útiles. Hone y su esposo se veían impotentes para influir en su proceso de luto y esto provocó una profunda opresión.

La experta en resiliencia menciona que no necesitaba a alguien diciéndole lo mal que estaban las cosas, pues lo sabía perfectamente. En realidad, la mujer necesitaba sentir que tenía una participación activa en ese proceso de duelo. Entonces, llevó a cabo un experimento con su tristeza.

Durante una conferencia para TEDx, Lucy Hone compartió tres puntos clave para que cualquier persona salga adelante en situaciones adversas. La doctora está convencida de que estos consejos funcionan, aunque adoptar las actitudes no es fácil.

Asimilar que estas cosas pasan.

Las personas resilientes asimilan que el sufrimiento es parte inherente de vivir. Por supuesto, esto no significa que pasan la vida buscando tragedias. Al asimilar que sufrir es parte de la vida, no experimentan ese sentimiento de discriminación cuando pasan por una situación complicada.

Las personas resilientes entienden que no son las únicas sufriendo, pues muchas otras personas atraviesan situaciones malas.

Enfocarse.

Los individuos resilientes son extremadamente buenos en identificar las situaciones que pueden cambiar y, de cierta forma, aceptar las que no pueden. Es una habilidad que puede aprenderse y resulta esencial en el proceso de resiliencia. Mientras recogemos emociones negativas con facilidad, las positivas nos resultan escurridizas.

Gracias a la evolución, los seres humanos nos hicimos muy buenos identificando amenazas y debilidades. Es un aspecto esencial de la supervivencia que nos evita poner en riesgo la vida al contemplar lo bello e ignorar una amenaza. Y en esta época, nuestro cerebro es bombardeado constantemente por amenazas que interpreta como un riesgo enorme.

Las personas resilientes no son ajenas a los aspectos negativos de la vida, pero también es cierto que logran asimilar las cosas positivas. Estas personas no se dejan consumir por las amenazas. Hone encontró alternativas al sentimiento de tristeza en cosas por las que debía sentirse agradecida.

Y menciona que enfocarse en incluir cosas buenas es una estrategia poderosa, demostrada por la ciencia, para superar situaciones adversas. Por ejemplo, en 2005 el psicólogo estadounidense Martin Seligman condujo un experimento en que solicitaba a los voluntarios pensar en tres cosas buenas qué le sucedían todos los días.

Durante el medio año que duró el experimento, los participantes mostraron mayores niveles de agradecimiento y felicidad, además de una reducción en la depresión. Se trata de hacer un esfuerzo intencional para enfocarte en las cosas buenas de tu vida.

¿Me ayuda o me perjudica?

Las personas resilientes suelen preguntarse si aquello que están haciendo es de ayuda o resulta perjudicial. Una reflexión sobre nuestros pensamientos y acciones nos permite retomar el control de las decisiones que tomamos en nuestra vida. Cuando identificamos algo que nos perjudica, inmediatamente debemos buscar un cambio en nuestra forma de pensar o actuar.

A continuación, te dejo con la charla completa de Lucy Hone para TEDx.

3 comentarios en “Cómo afrontar situaciones adversas (ser resiliente)”

Deja un comentario