Cibo: el artista que transforma símbolos de odio en cosas deliciosas

Pier Paolo Spinazze, conocido en el mundo del arte urbano como “Cibo”, recorre las calles de Verona, en Italia, buscando símbolos de odio. Si detecta alguno, lo transforma en “cosas deliciosas” como muffins, pizzas o helado. “Me hago cargo de mi ciudad sustituyendo símbolos de odio por cosas exquisitas para comer”, mencionó el italiano durante una entrevista. Curiosamente, el mote de “Cibo” en italiano significa “comida”.

Cibo(2)

Cibo, el artista que borra el odio.

Seguramente lo has visto en algún video, pues este artista de 39 años ya suma más de 360 mil seguidores en Instagram. Muchas veces, sus propios seguidores indican los sitios donde puede dar rienda suelta a su talento. Como aquella vez en que un seguidor le compartió la ubicación de unas esvásticas e insultos racistas en un túnel de los alrededores de Verona. En pocas horas, Cibo ya transformaba los horrendos símbolos en una deliciosa pizza margarita, un enorme tomate y ensalada caprese.

transforma símbolos de odio en cosas deliciosas 2

La comunidad de Verona le tiene gran aprecio, y actualmente lo ven como una figura pública. Sin embargo, esto no evitó que se hiciera de algunos enemigos con el paso del tiempo. Cierta ocasión lo amenazaron con un mensaje inquietante: “Cibo, más vale que duermas con las luces encendidas”. El pintor no le dio mucha importancia y transformó la amenaza en la ilustración de una receta para preparar ñoquis.

El racismo en Italia.

“Hacer frente a los extremistas nunca trae nada bueno. Se trata de personas rudas, acostumbradas a la violencia, que también destacan por su cobardía y estupidez”, señaló en entrevista para Reuters. “Lo más importante es redescubrir los valores que podrían estar olvidándose, sobre todo el antifascismo y la lucha contra los regímenes totalitarios que surgieron durante la Segunda Guerra Mundial. Debemos recordar todo eso”.

En las últimas décadas, en Italia ha proliferado un movimiento de racismo y xenofobia. Según diversos grupos por la defensa de los Derechos Humanos, posee cada vez más adeptos tras las oleadas de migrantes provenientes de África. Por si fuera poco, el fascismo sigue enraizado en muchos admiradores. Hace algunas semanas trascendió que la concejal más votada en Roma por los Hermanos de Italia (un partido de extrema derecha), era Rachele Mussolini, la nieta del famoso dictador italiano.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario