China prohibirá viajes a ciudadanos con mala “puntuación social”

¿Recuerdas el episodio Nosedive de Black Mirror, la historia donde la sociedad funciona en base a un sistema de puntuación? Bueno, un sistema parecido empezará a vigilar de forma constante el comportamiento de los ciudadanos chinos para determinar quién tiene derecho, o no, a viajar en avión y tren.

Permiso denegado

 

Realidad vs ficción.

En aquel primer episodio de la tercera temporada, la serie nos presentó una sociedad guiada por un sistema de cinco estrellas que determina los lugares a donde puedes ingresar o vivir, así como también obtener descuentos en la compra de productos y hasta el derecho a relacionarte con determinadas personas.

Para subir de clasificación social se debe ser una persona agradable, ética, desempeñarse bien en el trabajo y ser buen amigo. La protagonista de Nosedive termina cediendo ante la presión por subir en su clasificación social, al grado que entra en crisis y termina en prisión.

La serie, a través de la distopía, nos muestra una versión pesimista sobre este sistema de evaluación social en la vida cotidiana, muy contrario a lo que considera el gobierno de China, que hace algunos meses anunció la adopción de un sistema similar basado en el crédito social bajo la justificación de que esto promoverá un ambiente donde “la confianza tendrá valor”.

Esta puntuación estará determinada por los datos de consumo de cada chino. Por ejemplo, un individuo que pasa mucho tiempo jugando en línea será clasificado como un elemento ocioso y perderá puntos debido a sus hábitos. Mientras que una persona que adquiera artículos para bebés, será tomada como un padre con sentido de la responsabilidad.

Interrogatorio

En teoría, aquellas personas con baja puntuación serán castigadas con penas como una velocidad de Internet más lenta, restricción de acceso a restaurantes e incluso alquileres más costosos. Peor aún, se prohibirá que sean contratadas para determinados empleos, como la abogacía y el periodismo. Incluso sus descendientes sufrirán las consecuencias, pues les impedirán el estudio en escuelas destacadas.

 

El misterioso sistema de puntuación social en China.

El sistema será implementado de forma paulatina hasta el año 2020, pero ya se pueden observar algunas pistas de su funcionamiento. Desde el próximo mes de mayo, aquellos chinos que cometan actos graves de “deshonra” y posean un crédito social bajo, no podrán viajar en tren o avión durante un año.

Uno de los inconvenientes con este sistema de clasificación social que pretende implementar China, es que los criterios de evaluación no están del todo claros. La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China se limitó a declarar que está restricción podría desencadenarse por una “amplia gama de infracciones” y que todo el control lo llevará a cabo un “complejo algoritmo” alimentado por la Big Data.

Dictador

Las acciones que terminarán restando puntos a los chinos van desde la difusión falsa de noticias sobre terrorismo, hasta fumar en zonas prohibidas. Sin embargo, qué tanto afecta cada infracción la puntuación social del individuo o cuál sería la mínima para viajar se mantiene como un completo misterio.

Esta orden fue aprobada por el presidente Xi Jinping y ocho ministros, incluido uno de la suprema corte, además del órgano regulador del tráfico aéreo del país. En la actualidad esto nos parece muy al estilo de Black Mirror, pero si el sistema de puntuación no se vuelve transparente, podría conducirnos a caminos bastante tenebrosos, e incluso a la realidad que concibió George Orwell.

7 Reacciones

Hacer comentario