Buzos encuentran gigantesca burbuja llena con diminutos calamares

Al principio, observaron que el orbe era más grande que ellos. Después, distinguieron miles de pequeñas criaturas revoloteando al interior de la estructura. Una vez más, las profundidades del océano revelan formas de vida que parecen sacadas de otro planeta. El impresionante hallazgo sucedió durante una inmersión en aguas de Ørstafjorden, Noruega.

saco de huevecillos de calamar

Cuando un equipo de buceo se disponía a regresar tras explorar un naufragio de la Segunda Guerra Mundial, se encontraron con un misterioso orbe traslúcido que flotaba a unos 15 metros del lecho marino. A primera vista, el gigantesco orbe tenía la apariencia de un ser extraterrestre, sobre todo por una especie de tejido que flotaba al interior de la burbuja. Uno de los investigadores tuvo el acierto de documentar en vídeo el inusual encuentro.

Sin embargo, terminaron descubriendo que la gigantesca burbuja de apariencia extraterrestre era, de hecho, un gigantesco saco de huevecillos de calamar.

En las imágenes se observa a los buzos Nils Baadnes y Ronald Raasch explorando con gran curiosidad la enorme estructura, que parece traslúcida en la turbiedad del agua. Al examinar la estructura más de cerca, encendieron una linterna sobre la superficie revelando la silueta de un enjambre compuesto por diminutas criaturas que se retorcían en el interior. En el saco de huevecillos probablemente se transportaban miles de pequeños calamares.

bebes de calamar

En Twitter, la cuenta oficial de investigadores que participan en el buque REV Ocean publicó el video del encuentro acompañado con la conclusión de los buzos sobre el extraño encuentro con el orbe. Estos sacos con huevecillos raramente son vistos, pues tienden a llenarse de agua y hundirse en el fondo del océano donde los buzos no pueden alcanzarlos. Sin embargo, este encuentro en aguas profundas frente a las costas de Noruega no es la primera ocasión en que los investigadores marinos se cruzan de forma inesperada con estos viveros gigantes.

Orbes gelatinosos con huevecillos de calamar.

En 2015, la experta en calamares Danna Staaf encontró un orbe con huevecillos de calamar volador de aproximadamente 4 metros de diámetro mientras buceaba en el Golfo de California. En un estudio publicado posteriormente, Staaf señala que estos sacos de huevecillos podrían funcionar como un contenedor que protege a los embriones de calamar, evitando que parásitos y depredadores los eliminen.

«Se sabe que las madres calamares cuentan con estas glándulas especiales en el cuerpo que producen una sustancia gelatinosa, misma que mezclan con sus huevecillos de alguna forma», mencionó la investigadora durante una entrevista para National Geographic. «Y lo produce concentrado. Básicamente, al producirlo se trata de una bola concentrada de moco y huevecillos. Desconocemos los productos químicos que lo integran, pero genera alguna reacción que le permite absorber agua y expandirse. Es cierto que conocemos productos químicos artificiales que realizan una función parecida… pero esta sería una versión natural de eso».

Se cree que la naturaleza elástica de estos sacos de huevecillos provee a los embriones de calamar espacio suficiente para desarrollarse y oxígeno suficiente para que subsistan. Cuando Staaf intentó criar calamares jóvenes dentro de su laboratorio empleando fertilización in vitro, aquellos embriones que crecieron sin el saco protector de su madre terminaron infectándose y no pudieron madurar adecuadamente.

¿Qué clase de calamar era?

Aún queda un enigma por resolver en el reciente encuentro de Baadnes y Raasch con el orbe de huevecillos: ¿qué especie de calamar contenía el saco? Aunque el personal del REV mencionó que se trataba de huevecillos de un «calamar de 10 tentáculos», se desconoce una especie con tantos miembros.

Es muy difícil determinar la especie que pudo encontrarse en el saco gigante de huevecillos. Por una parte, diversas especies de calamar ponen sus huevecillos al interior de sacos protectores gelatinosos. Los sacos de huevecillos entre las diferentes especies no son fáciles de distinguir a simple vista.

Se sabe de algunas especies de calamar que viven en esta región como el boreoatlantic armhook squid (Gonatus fabricii) y la pota común (Todarodes sagittatus), pero jamás sabremos con seguridad de que especie provino esta gigantesca masa de huevecillos.

todarodes sagittatus
Todarodes sagittatus

Los científicos desconocen mucho sobre la forma de reproducción de estos esquivos seres marinos, y lo poco que se sabe nos resulta tan extraño que no falta quien piense que pertenecen a otro planeta.

Categorías Biología

3 comentarios en “Buzos encuentran gigantesca burbuja llena con diminutos calamares”

    • Como puedes estar asqueado y maravillado al mismo tiempo?, supongo que esto te pasa todas las mañanas cada vez que te observas en el espejo, como un ser tan repugnante como tu puede existir en este universo lleno de diversidad e ignorancia como la tuya

Deja un comentario