Batallón 6888: las mujeres que levantaron la moral de la tropa en la Segunda Guerra Mundial

En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, el Batallón 6888 del Directorio Postal Central entregaba la correspondencia a soldados estadounidenses en Europa. Apodado «Seis Triple Ocho«, este grupo de afroamericanas resultó pieza clave para levantar la moral de la tropa. Durante el conflicto, el intercambio de correspondencia entre los soldados combatiendo en Europa y sus familias se volvió un tema complicado. Montañas de cartas con mensajes de fuerza y nostalgia se apilaban sin llegar al destinatario.

Batallón 6888

El eficiente Batallón 6888.

Pero todo cambió cuando el Batallón 6888 del Directorio Postal Central entró en acción. El Seis Triple Ocho, una subdivisión del Cuerpo de Mujeres del Ejército de los Estados Unidos, contaba con 855 elementos. Todas mujeres y la gran mayoría afroamericanas. Aunque rara vez se les refiere en los relatos históricos, su misión no era nada fácil. Bajo el lema «sin correo, la moral baja«, entregaban correspondencia a los soldados estadounidenses desplegados en el continente europeo.

En apenas 90 días, el admirable Seis Triple Ocho logró entregar cartas y encomiendas acumuladas desde hacía tres años. Era la mitad del plazo que los líderes del ejército estadounidense establecieron al comienzo de la misión.

Medalla de Oro del Congreso.

A 75 años de cumplir cabalmente con las órdenes de sus superiores, estas mujeres probablemente recibirán uno de los mayores honores civiles del país: la Medalla de Oro del Congreso. Todo depende de un proyecto de ley aprobado recientemente en el Senado, que ahora requiere 32 votos en la Cámara de Representantes.

Crescencia Joyce García
Crescencia «Joyce» García, elemento del Seis Triple Ocho.

La aprobación de esta iniciativa significaría una victoria para estas combatientes olvidadas y oprimidas. Aunque solo 7 de las 855 mujeres que integraron el Seis Triple Ocho estén vivas, la victoria es para todas. El Batallón 6888 del Directorio Postal Central cumplió su misión con admirable eficiencia en una atmósfera cargada de racismo y sexismo. Peor aún: pese a su excelente desempeño al regresar a casa ninguna multitud o desfile les dio la bienvenida.

Motivo de orgullo.

Charity Adams Earley, líder del batallón, murió en 2002 de causas naturales. En una entrevista para CBS News, su hijo Stanley Earley señaló que su madre siempre se sintió orgullosa del papel que desempeñó con sus compatriotas en la Segunda Guerra Mundial. «Debían tener éxito pues la tarea era crítica. Además, era el único batallón negro enviado al extranjero, y debían demostrar que las personas estaban equivocadas«, mencionó Earley.

Charity Adams Earley
Charity Adams Earley.

La base de operaciones del Seis Triple Ocho se localizaba en los gélidos hangares de Birmingham, Inglaterra. En cada turno de ocho horas, estas mujeres llegaban a procesar un promedio de 65 mil cartas. El batallón trabajaba tan rápido, que cierta ocasión rechazaron la supervisión de un general pues disminuiría su productividad. El general amagó con enviar un «teniente blanco» para que les mostrara como se comandaba una unidad. «Sobre mi cadáver», respondió Adams Earley.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario