El baño diario no resulta tan benéfico como crees

Un baño diario es un hábito de higiene muy arraigado en la cultura occidental. Por supuesto, siempre hay excepciones. ¿Alguna vez te preguntaste cuánto tiempo de nuestra vida invertimos dentro del baño? Las estimaciones sugieren que, en promedio, pasamos un año y medio de nuestras vidas en el baño.

baño diario bebe en una bañera(1)

Es mucho tiempo, pero si analizas la cantidad de actividades que realizamos allí parece justificarse. Además de usar el inodoro para descargar los residuos de nuestro sistema digestivo y urinario, en un baño también nos cepillamos los dientes. Muchos se depilan, hacen la barba, se limpian los oídos, exprimen las espinillas y se cortan las uñas. Pero, el máximo acto de higiene que caracteriza a este lugar es el baño o la ducha.

Y de ese año y medio que pasamos dentro del baño, seis meses los destinamos a bañarnos. Para la mayoría, ducharse se ha vuelto algo tan común como alimentarse. Desde pequeños nos enseñaron que este hábito previene diversos problemas de salud. Por supuesto, además de mantener la higiene personal tan importante en nuestra sociedad.

Y digo que nos enseñaron, pues a final de cuentas es una cuestión cultural. Como mencioné al principio, los occidentales tenemos la costumbre de tomar al menos un baño al día. Sin embargo, los orientales piensan de otra forma y toman baños con menos frecuencia.

El baño diario en la cultura occidental.

Es una creencia generalizada que un baño diario es un hábito básico de higiene. Algo que deberían hacer todas las personas. Pero, la evidencia científica sugiere otra cosa. De acuerdo con un grupo de investigadores estadounidenses, un baño diario no resulta tan benéfico como se cree. Y es que la acción diaria del jabón y agua sobre nuestra piel contribuiría a aumentar las infecciones.

Elaine Larson, una reconocida especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, está en contra del hábito. La infectóloga argumenta que el baño excesivo reduce la hidratación de la piel, resecándola y agrietándola. Dicha condición termina facilitando el paso de microorganismos causantes de enfermedades.

Por si fuera poco, el baño diario también barre con los aceites naturales presentes en la piel. Situación que puede disminuir el número de virus, bacterias saludables y otros microorganismos que habitan nuestro cuerpo y contribuyen al funcionamiento del sistema inmunológico.

Tras observar grupos indígenas en el Amazonas, investigadores de la Universidad de Utah descubrieron algo peculiar. Estos individuos presentaban mayor diversidad de bacterias y funciones genéticas de las que se ha observado en un grupo humano. Situación que atribuyeron a la ausencia de higiene diaria. Según los expertos, los occidentales vivimos obsesionados con la limpieza.

persona bañandose

Es un hábito que termina afectando las poblaciones de microorganismos y, consecuencia, nuestra salud. El dermatólogo estadounidense Brandon Mitchell ofreció una recomendación para evitar esta situación. Dice que, si nos bañamos una o dos veces por semana, evitaríamos perder microorganismos que realizan funciones importantes en el cuerpo humano.

¿Cada cuántos días debo bañarme?

¿Baño diario o no?

Y hasta aquí parece que los “imbañables” tienen la razón. Sin embargo, una investigación realizada en el Reino Unido sugiere bañarse a diario. Entre los hallazgos de ese estudio se reveló que un oficinista promedio tiene contacto con 10 millones de bacterias. Microorganismos responsables de enfermedades como la gripe.

Son bacterias presentes en el teléfono, teclado y mouse. Por eso, la recomendación de los especialistas es desinfectar las estaciones de trabajo con frecuencia. “Las bacterias y virus presentes en superficies duras, conservan su poder infeccioso hasta por 24 horas”, señala Lisa Ackerley, experta en higiene y docente de la Universidad de Salford, en Inglaterra.

Además de cuidar del entorno, medidas de limpieza e higiene, como los baños diarios, contribuyen a disminuir las enfermedades adquiridas en ambientes de trabajo.

Artículos relacionados:

1 comentario en “El baño diario no resulta tan benéfico como crees”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *