Bacterias responsables por mortandad de elefantes en Botsuana

A mediados de junio se divulgó la noticia sobre la muerte de más de 300 elefantes en Botsuana. Situación preocupante, pues este país de África posee la mayor población de elefantes salvajes en todo el planeta. Las estimaciones sugieren que 130 mil elefantes tienen su hábitat aquí, lo que equivale a uno de cada tres animales que habitan el continente. La gran mortandad de elefantes siguió su curso en los últimos dos meses, y las autoridades se volcaron a investigar los motivos.

elefantes muertos en botsuana(1)

Desde mediados de marzo, los grupos conservacionistas de Botsuana percibieron un aumento en el número de cadáveres de elefantes sobre el delta del Okavango. Tras una investigación de varios meses en la que recolectaron muestras de agua, suelo y restos de los animales muertos, las autoridades concluyeron que la culpable es una bacteria.

El 21 de septiembre, a través de un comunicado las autoridades de Botsuana especificaron que al menos 330 elefantes murieron tras consumir agua contaminada con toxinas producidas por cianobacterias. Antiguamente conocidas como algas verdeazuladas, estos organismos suelen proliferar en los lagos que abastecen a la fauna de la región. Pero, lo más extraño es que no siempre resultan tóxicas para humanos y animales.

Toxinas de cianobacterias.

Sin embargo, los expertos creen que estos microorganismos están sacando ventaja del calentamiento global, pues se sabe que proliferan en temperaturas más elevadas. La situación en la región sur de África es particularmente preocupante, pues según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático el aumento de temperatura aquí equivale al doble del promedio global.

«Los análisis detectaron neurotoxinas producidas por cianobacterias como la causa de muerte. La bacteria se encontró en el agua», señaló Mmadi Reuben, jefe del Departamento de Vida Salvaje y Parques Nacionales de Botsuana, durante una conferencia de prensa el pasado lunes.

Reuben también mencionó que el descenso en el número de muertes coincide con el final de junio, época en la que los lagos de la región suelen secarse. Sin embargo, aún quedan muchas preguntas por responder. Y es que la mortandad solamente se produjo con elefantes de un área muy específica, mientras otros animales salvajes no tuvieron problemas.

Las autoridades descartaron definitivamente la caza furtiva como motivo de esta mortandad. Y es que los colmillos de los elefantes muertos estaban en su sitio. Un fenómeno parecido surgió en Zimbabue, nación vecina, donde 25 elefantes fueron encontrados muertos. Las autoridades de aquel país aún esperan los resultados de los análisis de laboratorio.

Deja un comentario