Aterradora muñeca animatronic bailando

No es que no sea lo suficientemente evidente, pero la cosa que estás a punto de ver obviamente no es una persona. En realidad se trata de un animatronic, desarrollado con tecnología de reconocimiento facial que le permite enfocar y seguir el rostro de las personas.

animatronic

Vaya, que avance tecnológico tan divertido”, pensarás. “¿Por qué colocarlo en un cuerpo humanoide femenino, bailando de esa forma, con esa ropa, cubierta de suciedad, con una máscara de Goblin y voz masculina?” Te cuestionarás irremediablemente.

En la exposición del 6 de marzo al 19 de abril en la David Zwirner Art Gallery, en Nueva York, Estados Unidos, la muñeca sin nombre fue fabricada en colaboración con el estudio efectos especiales Spectral Motion.

muñeca animatronic jordan wolfson

El autor de esta “obra maestra”, el artista Jordan Wolfson, quien dice que el trabajo no tiene nada que ver con las mujeres. Más, según la escritora Rozalia Jovanovic, en cierta manera la muñeca podría ser el resultado de un intento de explorar la mirada como un concepto con raíces psicoanalíticas más asociado con la noción feminista del desequilibrio en el poder de género. En películas, pinturas renacentistas y otras formas de comunicación, los espectadores son invitados a identificarse con la perspectiva masculina, y, como consecuencia, convierten a la mujer en un objeto. ¿Qué sucede cuando la mirada es hecha desde un objeto sexual? (Reflexiona).

No hay mucho sobre esta cosa que no sea aterrador, comenzando por ese poste metálico que atraviesa el esternón, su voz (que en realidad es la de Wolfson), las marcas de suciedad, sus ojos, la máscara y la versión de “Blurred Lines” tocando en el fondo. No podemos olvidar mencionar sus dedos, un gran avance que le proporciona al animatronic un realismo espeluznante.

Ahora puedes ir tranquilo a tener tus pesadillas.

Vía: DailyMail

 

11 Reacciones

Hacer comentario