Antes de reclamar cualquier cosa hoy, acuérdate de Vibe

Las historias se cuentan de diversas formas, y la historia de lucha y derrota de una pequeña llamada Vibe que nos llega a través de la fotografía de Thomas Lekfeldt es increíblemente emotiva.

vibe_historia_cancer (2)

En el año 2007, una niña dinamarquesa de tan sólo cinco años llamada Vibe, fue diagnosticada con un tumor cerebral. Debido a su localización se hizo imposible removerlo mediante una cirugía, obligando a la pequeña a pasar por unas treinta sesiones de radiación, cuatro quimioterapias, tres quimioterapias de alta intensidad y por una serie de tratamientos experimentales. Dos años después, en el mes de enero de 2009, Vibe perdió su extenuante batalla contra la enfermedad. Toda su trayectoria de valentía y ganas por vivir fueron registradas por la lente del fotógrafo cuyo trabajo resultó en una obra realmente emocionante.

Este ensayo es una remembranza de lo mediocres e ingratos que somos cuando nos quejamos de cosas tan banales como el tráfico, por la fila en la cola del mercado o por que no hace un buen tiempo. Es un aviso de lo frágil e injusta que resulta la vida, y de que eso que creemos tan nuestro, puede ser tomado por el destino de un momento a otro. Y por último, es también una verdad reveladora de que en este mundo, los finales felices son demasiado etéreos y de que la muerte no hace excepciones de ningún tipo, que toma lo que está a su alcance sin importar el dolor y sufrimiento que deja atrás. Hoy, antes de que te quejes por cualquier estupidez, acuérdate de esta pequeña a la que le arrebataron la oportunidad de vivir.

vibe_historia_cancer (3)

vibe_historia_cancer (1)

Puedes ver el ensayo fotográfico completo justo aquí.

11 comentarios en “Antes de reclamar cualquier cosa hoy, acuérdate de Vibe”

  1. Cuánto tiempo vivió con los tratamientos?
    Cuánto tiempo habría vivido sin ellos?
    Cuál hubiera sido la calidad de vida sin recibir los tratamientos?
    Como padre haces estás dispuesto a todo por la vida de tus hijos….
    Es doloroso ver estás fotos e inimaginable el dolor por el que pasaron los padres, la foto del padre en el restaurante……… sin palabras

    Responder
  2. Es terrible la perdida de un ser querido y es mas doloroso cuando se trata de un hijo , porque no puede hacer nada por aplacar ese dolor , es lo mas horrible en la vida.

    Responder
  3. Y eso es en un país en el que se tienen los recursos médicos al alcance.
    Imagínate lo que sufren estos niños en países en los que el acceso al servicio médico es restringido.
    Ojalá se pueda documentar algo así también.

    Responder

Deja un comentario