Anfibio se quedó parado en el mismo lugar siete años

Si eres de los perezosos que prefieren morir de sed antes que levantarse por un vaso con agua, te presentamos un digno oponente: el Proteus anguinus, o proteus para los amigos. Es un anfibio cuyo hábitat se ubica en el fondo de las cavernas húmedas de Europa (principalmente Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina), un animal muy peculiar que, cuando no es molestado, pasa años estacionado en el mismo lugar. Los ejemplares de la especie fácilmente pueden alcanzar los 100 años de edad, y llevan una vida tranquila el fondo de estas cavernas.

Proteus anguinus,
Proteus anguinus

Mientras exploraban una caverna de piedra caliza al este de Bosnia y Herzegovina, un grupo de investigadores de la Universidad Eötvös Loránd, en Hungría, encontró interesante la falta de interés que muestran estos anfibios a la hora de buscar nuevos hábitats. Acudieron al mismo sitio diversas ocasiones y notaron un patrón: aparentemente, los proteus vistos siempre eran los mismos.

Para descifrar el enigma, en 2010 empezaron el seguimiento de 26 ejemplares de Proteus anguinus. Durante todos estos años, los investigadores registraron las distancias recorridas por estos animales (evidentemente, no muy largas). Cuando estos perezosos anfibios decidían pasear, nadaban un máximo de 15 metros, distancia un poco mayor a la longitud de un autobús de pasajeros. De hecho, uno de los proteus se quedó estancado en el mismo sitio durante 2,569 días (más de 7 años).

¿Por qué son tan perezosos?

Como un animal que puede vivir 100 años, los proteus optan por guardar energía. Incluso para perpetuar la especie son perezosos, pues salen a buscar compañeros de apareamiento cada 12 años. Son nadadores muy habilidosos y tienen capacidad para desplazarse por grandes distancias, pero su piel sensible y el hecho de estar ciegos los limitan. Así, aislarse del bullicio de la naturaleza para vivir recluido en una caverna parece mucho más seguro.

Además, los proteus pueden sobrevivir años sin alimento. Su dieta consiste, principalmente, de pequeños crustáceos y caracoles. La caverna donde se estudiaron los especímenes estaba provista de una buena cantidad de alimento de esta clase. Pregúntate, ¿cambiarías de lugar para encontrar exactamente las mismas condiciones? Lo mejor sería guardar energía.

Es importante recordar que estos animales suelen morir muy jóvenes, principalmente por la susceptibilidad a infecciones durante la infancia. Pero, cuando atraviesan esta fase, pueden vivir muchos años. Conozco a muchos que estarían encantados con una vida así.

3 comentarios en “Anfibio se quedó parado en el mismo lugar siete años”

Deja un comentario