Agustín de Iturbide: Lo bueno, lo malo y lo feo.

iturbide

Agustín de Iturbide (1783-1824)

LO BUENO: Consumador de la Independencia.

En 1820, Agustín de Iturbide fue comisionado para terminar con la resistencia insurgente de Vicente Guerrero; después de varios reveses militares prefirió elaborar un plan distinto: pactar con los insurgentes, cesar las hostilidades, unir fuerzas y terminar con diez años de guerra.

Iturbide proclamó el plan de Iguala, se convirtió en el jefe del Ejército Trigarante, logró la adhesión de casi todas las tropas realistas e insurgentes y firmó con Juan de O’Donojú los tratados de Córdoba que reconocían la independencia de México. El libertador hizo su entrada triunfal a la capital mexicana el 27 de septiembre de 1821, consumando así la Independencia.

LO MALO: Ferocidad anti insurgente.

Agustín de Iturbide ingresó en su juventud al ejército realista. Durante las primeras etapas de la guerra de Independencia combatió con ferocidad a los insurgentes. La dureza y crueldad que evidenció en los campos de batalla -fusilaba sin empacho a sus enemigos-, se extendió a la población civil que mostraba la más mínima simpatía con la causa independentista.

Su momento cumbre como miembro de las huestes realistas fue derrotar a José Ma. Morelos en 1815, pero empañó sus méritos militares con escándalos de enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad y conducta violenta. El virrey Calleja se vio obligado a removerlo de sus funciones militares en 1816.

LO FEO: La ambición, su perdición.

Consumada la Independencia, Iturbide nombró una junta de gobierno que lo designó presidente y decretó para él un sueldo de 120 mil pesos anuales, excluyó a los veteranos de la insurgencia y, ávido de poder y gloria, movilizó a sus partidarios para proclamarse emperador.

Agustín I de México no supo defender su corona. Su ambición y la oposición de los republicanos derrocaron al imperio. Exiliado en Londres recibió noticias de que la Independencia de México peligraba y regresó. Ser el consumador de la Independencia no fue suficiente para salvarlo de ser fusilado, y juzgado, como traidor.

10 Reacciones

Hacer comentario