Aguada Fénix, el mayor y más antiguo monumento maya descubierto en México

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, encontró lo que sería una de las mayores estructuras mayas observadas hasta la fecha. El monumento, bautizado como Aguada Fénix, se ubica en el estado de Tabasco al sureste de México, cerca de la frontera con Guatemala. Los pormenores del hallazgo se publicaron el pasado 3 de junio en la revista Nature.

Aguada Fénix Simulación en 3D
Proyección 3D de Aguada Fenix elaborada con LiDAR.

Previo a este hallazgo, el sitio arqueológico del Ceibal (construido alrededor del 950 a.C.) se consideraba el centro ceremonial más antiguo jamás observado. Sin embargo, las construcciones en Aguada Fénix son mucho más antiguas. Según la información divulgada por los expertos, el monumento mide alrededor de 1.4 kilómetros de largo, posee una altura variable entre 9 y 15 metros y lo construyeron en algún punto entre el año 1000 y 800 a.C.

Desenterrando el pasado maya.

El descubrimiento de la estructura fue posible gracias a una avanzada tecnología llamada LiDAR (Light Detection and Ranging). Se trata de un sistema de láseres montado en una aeronave que penetra el manto de vegetación en la zona y revela formas tridimensionales en el suelo sin afectarlo.

“Hablamos de un área desarrollada, no es selva virgen. Hay personas viviendo en este lugar”, señaló Takeshi Inomata, líder de la investigación y profesor de la facultad de antropología en la Universidad de Arizona. “Sin embargo, se trataba de un sitio desconocido, pues al ser muy plano y extenso parece un paisaje natural”.

vista aerea de aguada fenix
Ubicación de Aguada Fénix en Tabasco.

Los especialistas señalan que este descubrimiento repercute en el conocimiento que poseemos sobre las poblaciones que existieron en Centroamérica en aquella época. Hasta ahora, la arqueología suponía que la civilización maya se desarrolló lentamente. El consenso general entre los expertos era que pequeñas aldeas empezaron a surgir entre el año 1000 y 850 a.C. Dicho de otra forma, en la información vigente estructuras como Aguada Fénix no tienen cabida.

Por si fuera poco, el monumento recién descubierto guarda cierta similitud con un antiguo centro de los olmecas, que en el mismo período habitaban la región de San Lorenzo, al oeste de Tabasco. Pero, como en Aguada Fénix no se encontraron esculturas de roca vinculadas a la élite social, se cree que los mayas (al menos al principio) implementaron una estructura social con menor desigualdad donde destacaba la importancia del trabajo comunitario.

“Siempre existió el debate sobre si la civilización olmeca propició el desarrollo de la civilización maya, o si los mayas se desarrollaron de forma independiente”, señala Inomata. “Por eso, los estudios se concentraron en un área clave entre ambos pueblos”.

excavaciones en Aguada Fenix
Excavaciones en el sitio arqueológico.

Aguada Fénix: un ejemplo del poder humano.

Es importante aclarar que en el período que se construyó Aguada Fénix existía un vacío de poder en la región. Los mayas impulsaron su desarrollo tras el declive de San Lorenzo y antes del ascenso de otro importante centro olmeca: La Venta. El hecho de que construcciones monumentales surgieran más temprano de lo que se creía es un indicio del poder de organización que tenían estas primeras sociedades.

objetos arqueologicos en aguada fenix
Objetos localizados en el lugar.

“No sólo es la organización social jerárquica donde la élite iba a vivir a estos monumentos”, apunta Inomata. “Esta clase de entendimiento proporciona implicaciones vitales sobre la capacidad humana y el potencial de los grupos sociales. Tal vez ni siquiera necesitaron de un gobierno bien organizado para crear estos proyectos enormes. Las personas pueden trabajar juntas y obtener resultados sorprendentes”.

2 comentarios

  1. no es por desmerecer el trabajo de arqueólogos, pero creo q en esta epoca ayuda mas pensar en el futuro y evitar la extincion de la raza humana, antes q gastar millones en desenterrar piedras y vasijas de greda

Deja un comentario