9 datos curiosos sobre la última Edad de Hielo

A menudo, el término “Edad de Hielo” trae a nuestras mentes imágenes de gigantescos mamuts y temibles tigres dientes de sable. Pero, en términos reales este “pequeño” periodo de nuestro planeta resultó muy diferente. Empecemos por el hecho de que la edad de hielo aconteció hace aproximadamente 18,000 años. Un periodo en el que buena parte de Norteamérica, Europa y Asia se cubrieron de hielo.

osamenta de un mamut(1)

Edades de Hielo en la Tierra.

A diferencia de lo que observamos en las producciones cinematográficas animadas, a lo largo de este periodo los tigres dientes de sable se extinguieron. Además, no es la única Edad de Hielo por la que pasó nuestro planeta.

La glaciación Huroniana hace 2,400 millones de años, el período Criogénico hace 720 millones de años, la glaciación Andina-Sahariana con 450 millones de años de antigüedad, la casa de hielo del Paleozoico tardío de hace 335 millones de años y la glaciación cuaternaria de hace 2.7 millones de años son las principales edades de hielo de nuestro planeta.

Una edad de hielo en nuestro planeta provoca que la formación de hielo sobre la superficie talle los paisajes, formando valles profundos. En la última glaciación, las zonas costeras se fueron secando a medida que el agua de los océanos se congelaba. Y gracias a este fenómeno se formó una estrecha franja de tierra entre Alaska y Siberia. Una vía por la que animales y humanos migraron entre los continentes.

Esta franja de tierra estuvo activa durante mucho tiempo, pero cuando la temperatura empezó a subir, el hielo se derritió y la tierra terminó desvaneciéndose.

Causas desconocidas.

Hasta la fecha, los expertos no comprenden del todo el comienzo y fin de las edades de hielo. Y eso aplica tanto para las edades de hielo a gran escala como para los pequeños periodos interglaciares durante las edades de hielo. Sin embargo, se cree que una combinación de factores desencadena estos periodos de enfriamiento en nuestro planeta.

Las alteraciones de la órbita terrestre, la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, el movimiento de las placas tectónicas, las variaciones de radiación solar, la dinámica orbital entre la Tierra y la Luna, el vulcanismo y la influencia de meteoritos relativamente grandes son algunos de esos factores.

Lo más interesante es que algunos de los factores antes mencionados interactúan. Por ejemplo, las altas concentraciones de gases, como el metano y dióxido de carbono, pueden promover el cambio climático. Pero el cambio climático también produce cambios atmosféricos, como un aumento en la velocidad de meteorización a la que se elimina el CO2.

Efectos visibles de la última edad de Hielo.

Aunque la última edad de hielo de la Tierra terminó hace más de 10,000 años, sus efectos aún son tangibles. El movimiento del hielo de esa época talló el paisaje de Canadá, Groenlandia, la Antártida y el norte de Eurasia. En las latitudes altas, el agua del océano se congeló y el nivel del mar descendió entre 100 y 130 metros. Esto expuso multitud de plataformas continentales permitiendo la migración de animales y personas entre las masas de tierra.

Edad de hielo lego

En el proceso de desglaciación, toda esa agua congelada se derritió y volvió a los océanos, promoviendo el aumento en el nivel del mar. Hablamos de un proceso maravilloso que imprimió un cambió profundo en la línea costera a través de la inundación de sistemas, sumergiendo las nuevas áreas que habían surgido. También colapsaron los lagos glaciares y se crearon nuevas fuentes de agua dulce, así como un cambio general en los patrones climáticos.

Ahora que aprendimos algo sobre los extraordinarios periodos glaciares de nuestro planeta, veamos algunos datos relevantes sobre el último episodio de esta naturaleza.

Curiosidades sobre la última Edad de Hielo.

No sabemos las causas precisas que llevaron a la Tierra a ingresar al Holoceno, el periodo posglacial cálido en que vivimos.

El último periodo glacial se extendió por más de 100 mil años.

A diferencia de lo que nos han hecho creer, los mamuts no se extinguieron al final de la última edad de hielo. De hecho, los restos localizados demuestran que esta especie proliferó varios miles de años más en una isla aislada.

Durante la última edad de hielo, la temperatura de la superficie terrestre cayó un promedio de 6 grados Celsius.

En esa época, el nivel del mar era hasta 130 metros más bajo que en la actualidad.

La temperatura promedio anual en la ultima edad de hielo rondaba los 9 grados Celsius.

Este periodo marcó la primera migración humana a Norteamérica desde Asia. Los humanos de esa época se dirigieron a este nuevo territorio a través de un puente terrestre inexistente en nuestros días.

El Homo Sapiens evolucionó a lo largo de este periodo.

El desarrollo de herramientas resultó clave para que los humanos se adaptaran a las condiciones ambientales. Allí aprendimos a confeccionar abrigos empleando huesos como agujas para coser.

 

Deja un comentario