7 cosas comunes en 1980 y 1990 que hoy son extrañas

Con cada segundo que marca el reloj nos acercamos a nuestra única y más trágica certeza: la muerte. Es una realidad que no podemos cambiar, y lo mejor que podemos hacer al respecto es aprovechar nuestra breve estancia. Somos un cúmulo de momentos y cambios que suceden extremadamente rápido. Basta con imaginar cómo eran las cosas hace apenas diez años.

cosas comunes en 1980 y 1990 (1)

Los teléfonos inteligentes eran poco accesibles para la gran mayoría. Y mejor ni hablar del Internet móvil, que era una auténtica basura. Si en tan poco tiempo cambiaron tanto las cosas, sólo imagina lo que sucede entre las décadas. Cosas y situaciones que considerábamos comunes, hoy son vistas como extrañas.

Aquellos objetos tecnológicos de la década de 1980 y 1990 que todos anhelábamos poseer, se convirtieron en piezas de museo prácticamente desconocidas para los adolescentes. La innovadora tecnología de ese entonces quedó obsoleta, la ropa de moda desapareció e incluso el estilo de hacer cine quedó en el olvido.

La siguiente lista de siete puntos retrata a la perfección lo que estamos hablando. Échales un vistazo a algunas cosas comunes en las décadas de 1980 y 1990, que hoy se consideran extrañas.

1 – Las caricaturas los fines de semana.

Mazinger Z
Con cierta religiosidad, había que pararse temprano los sábados para ver nuestras caricaturas favoritas.

Un servicio de streaming era algo futurístico en esas épocas. Y el entretenimiento dependía completamente de la programación en televisión. Así que debíamos ser muy puntuales para no perdernos un solo programa o capítulo. De otra forma, la trama de nuestras caricaturas preferidas quedaba con un vacío enorme.

Visualizar o descargar todo ese contenido de Internet, como se hace en la actualidad, era imposible.

2 – Nada de Google.

niños en 1980
Los debates grupales se hacían con información que tenía cada participante. La única forma de cerciorarse que alguien estaba en lo correcto era consultando un libro en la biblioteca. Por supuesto, siempre y cuando la información deseada estuviera plasmada en una obra.

En décadas pasadas, además de que Google no era de fácil acceso tampoco era el oráculo en que se ha convertido hoy. Todos los debates o discusiones tenían lugar sin la existencia de una fuente confiable. En aquellos tiempos era común observar grupos de amigos sumergidos en un debate y defendiendo sus puntos de vista.

3 – Una muestra de amor.

el amor en 1980
Dedicar una canción a la persona amada mediante una llamada a la radio se consideraba un lindo detalle de amor.

Mientras los radioescuchas disfrutaban de la programación diaria, era común que el locutor permitiera unas cuantas llamadas del público. La mayoría aprovechaba para dedicar una canción a la persona amada. No importaba si estaban casados, eran novios o simplemente se cortejaban, era una forma de decir «te amo».

4 – La paciencia.

Radiograbadora
Había que tener mucha paciencia para sentarte junto a una radio y esperar a que tocaran tus canciones favoritas. Grabar las transmisiones en un casete era la única forma que muchos teníamos de disfrutar nuestra música favorita.

Sin reproductores de MP3, YouTube, Spotify o incluso Internet había que cazar canciones junto a una radiograbadora. Muchas veces, aprovechamos la oportunidad de llamar a la estación para solicitar que tocaran esas canciones en específico. Aunque hoy parezca algo tedioso, en aquella época era una experiencia increíble.

5 – Los paseos que nunca volverán.

peliculas en un videoclub
Ver una película implicaba ir con tus padres hasta un videoclub para alquilarla. Además, siempre rezabas para que una copia VHS de la cinta estuviera disponible.

Más allá de la posibilidad de divertirte con una película, ir a uno de estos lugares implicaba pasar más tiempo en familia. Lo único malo de esas épocas era el tiempo que transcurría hasta que la película estaba disponible. Una vez que salía de cartelera, podían pasar meses hasta que el videoclub local la ofrecía en renta.

6 – La memoria.

Telefono antiguo
Memorizar números telefónicos era una habilidad indispensable.

Si no querías andar con una agenda para todos lados, era indispensable memorizar una buena cantidad de números telefónicos. Algo positivo es que los números fijos y locales tenían menos numeración que la marcación actual.

7 – La vergüenza.

familia en 1980
Muchas veces, hablar por teléfono con otra persona implicada pasar antes con sus padres.

Casi era una ley. Para hablar con un amigo, primero había que pasar por sus padres, pues generalmente los adultos contestaban el teléfono. Y no puedes imaginar lo vergonzoso que era pedir a un adulto que te pasara a un amigo o le entregara un recado.

¿Hay algo en particular que te recuerde aquellos años maravillosos? Siéntete libre de dejarlo en los comentarios.

Artículos relacionados:

22 comentarios en «7 cosas comunes en 1980 y 1990 que hoy son extrañas»

  1. El ir a un videoclub era toda un loteria, prácticamente elegias la pelicula por la portada y por la pequeña reseña que venia atras (obvio aqui no estoy tomando en cuenta los títulos conocidos) si te tocaba una buena pues ya c-h-ingaste , a disfrutarla, pero si la peli resultaba ser un bodrio pues ya TE chin g aste porque ya hiciste el gasto y pues ni modo , te tocaba verla jajaja

    Responder
    • Lo peor era que tocaba devolverla el día siguiente y a veces los videoclubes eran bastante alejados de casa, si te pasabas otro día te la cobraban como nuevamente alquilada

      Responder
  2. Una de las mejores cosas el fin de semana era ir al Arcade o las Maquinitas como les llamabamos nosotros, aunque los juegos eran muy limitados: Galaga, Invasores espaciales, Pac man y pong, de verdad eran muy limitados…
    Lo de grabar el cassette en la radio era un arte, iniciar en el momento justo y parar la grabación antes de que empezara a hablar el locutor…

    Responder
  3. Hablando de videoclubs ,alguno de ustedes recuerda algun trailer de shrek o del spiderman de Raimi? Yo no, de hecho recuerdo que shrek no supe de su existencia hasta que un dia mis padres llegaron con la peli (pirata xd) y todos nos quedamos ah mira es shrek, esta chido jajaja sobre spiderman esa si la fui a ver al cine pero no sabia nada de ella, solo un dia la vi en la cartelera del periódico y dije ah caray peli de spiderman y me lanze a verla, pero no sabia ni que actor lo interpretaria, ni quien seria el villano, ni mucho menos por donde iria la trama, cuando la vi fue todo un monton de sorpresas, a lo que voy con esto es que de cierto modo internet ha ido matando esa sensación de sorpresa, ahora ya sabes que pelicula se va a estrenar con años de anticipacion, te sabes el reparto, el diseño de los trajes (hablando de pelis de supers) , el villano y si no te cuidas bien hasta te la terminas spoileando , ojo no digo que aun asi no se disfruten pero de cierto modo se sentia mas chido llegar al cine sin saber prácticamente nada mas que el hecho de que ibas a ver una peli de spiderman, de batman (obvio me refiero al de nolan) etc, con pequeños detallitos que si te dan nostalgia recordar 🙂

    Responder
    • Si recuerdo la peli de Spiderman de hecho había un trailer donde quedaba un helicóptero en medio de las torres gemelas después lo quitaron, la de shrek la vi porque mi hermana le prestaron la película

      Responder
  4. Las maquinitas, los arcades, la época dorada en los 80s y 90s, cuando estabas en un juego cooperativo y llegaba otro a la maquina, no sabias si te podía ayudar o ir por su lado, recuerdo el de las Tortugas Ninja, llego un chavito y se comia las pizzas y no dejaba ninguna, no ayudaba. O el de Double Dragon, la sensación de estar con alguien al lado, y que se convirtiera en tu compañero sin decir ninguna palabra, o tal vez si.
    El visitar algunos lugares e ir a ver a la tienda que juegos había ahí, ya que no eran las mismas, a veces recorría una gran distancia solo para jugar ese juego que no estaba cerca.
    O el simple hecho de caminar solo en la madrugada para llegar a tu casa. Hubo un tiempo que trabajé de noche, al salir a las 6:30 de la tarde estaba un capítulo de Aprendiendo a vivir. No lo terminé de ver, cuando regrese a las 5:30 de la mañana, mas o menos, estaba la repetición en el canal 5 jajaja que loco.
    Otra ocasión caminé, una distancia de 3 kilometros a las 4 de la madrugada, hasta la casa, sin novedad, sin contratiempo. Me temo que eso ahora es imposible.
    Otra cosa, ¿alguien recuerda el canal de la Super Cadena? Pasaban series y películas antes de las 3 de la tarde, y después se llamaba canal 5, hubo un tiempo que fue así, no se si era de Televisa, pero era bonito.

    Responder
  5. que tal comprar un rollo de 24 fotos esperar el momento perfecto para tomar la foto y la angustia de que te fuera acabar las exposiciones, depues llevarlo a revelar y esperar varios dias para ver tus fotos.

    Responder
    • A mi tocó una mala experiencia con un rollo de eso, resulta que el sistema mecánico que iba jalando el rollo rompió una de las perforaciones de la película. Por tanto las 24 fotos que tomé se sobreencimaron en el mismo cuadro. Obvio al revelarlo no se entendía nada en esa única foto y las otras 23 salieron en blanco jajaja que tiempos aquellos.

      Responder
  6. De las cosas mas significativas en la escuela era hacer un trabajo en maquina de escribir y tratar de no equivocarte para no repetir, antes de la computadora y hacerlo en word.

    Otro que era un arte eran las competencias de yoyos y trompos, que ibas con la emocion mayor de ganarte una bicicleta por tu destreza.

    De los arcades, mi infancia estuvo marcada por street fighter 2 y el tan famoso «te lo paso chavo?», de los vagos que se la vivian en las «maquinitas» o la famosa «here comes a new challenger» que era cuando alguien te retaba y si era mas habil te quitaba de la maquinita y esperar a que la dejara de usar para volver a probar suerte.

    De los videclubs habia muchos y algunos parecian clandestinos, recuerdo un cuarto aparte con las peliculas para adultos donde teniamos prohibido entrar los niños.

    En 30 años nuestros hijos tendran nostalgia de la «alexa» de «netflix y de «spotify» y diran que tenian una conexion a 50 megas super lenta.

    Responder
  7. Y que decir de las papelerías que vendían estampitas y tenías que llenar un libro para ganarte un premio,ir a la tienda por el refresco pero con botella vacía si no,no te daban la llena, a qué tiempos aquellos,y los chocotorros wonder que eran mil veces mejor que los gansitos

    Responder
  8. Los ochenta uno escuchaba un Lp completo, te sabias los hit parade. leias revistas especializadas y escuchabas programas de radio de temas de misterios y cosas extrañas y soñabas con tener un equipo de radio aficcionado y comunicarte con otros en otras partes del mundo. Para hacer una tarea tenias que leer de verdad. pensabas que cualquier día los americanos y los rusos nos matarían a bombas nucleares y que si una chica te miraba mas de lo debido te esperaba un cortejo largo para darle un beso o tomarle la mano y claro ira su casa y pasar las pruebas.

    Responder

Deja un comentario