6 crímenes misteriosos que nadie pudo resolver

No todos los crímenes se resuelven. A veces por falta de evidencia, incompetencia de las autoridades o simplemente porque transcurrió mucho tiempo desde que se perpetró el delito. De vez en cuando, aparecen investigaciones criminales que se apoderan de la atención pública. Casos con algún elemento inusual que los hacen intrínsecamente espeluznantes. A continuación, te presentamos una lista de 6 crímenes misteriosos que nadie pudo resolver.

crimenes misteriosos sin resolver(1)

Misterio del Hombre de Somerton: el Caso Tamam Shud.

Esta historia se desarrolla en una playa de Adelaida, en Australia. Una mañana de 1948, la policía local recibió una llamada por el hallazgo de un cuerpo en el área. Tras registrar las pertenencias del occiso encontraron cigarrillos, fósforos, un peine, un boleto de autobús, un boleto de tren y una goma de mascar. Pero, ninguna identificación o documento que sirviera como pista para averiguar su identidad.

Caso Tamam Shud

Entre los registros dentales tampoco localizaron coincidencia alguna. Los investigadores se sintieron intrigados por un trozo de papel con una oración impresa que el muerto llevaba en uno de los bolsillos. Contenía las palabras “Taman Shud”, cuyo significado en persa es, literalmente, “acabado”. Es este hallazgo lo que dio nombre al peculiar caso.

Cuando la prensa divulgó los detalles de la investigación, un hombre se presentó con una rara copia del libro del que sacaron la nota. Escrita por el poeta persa Omar Jayam, a esa copia del Rubaiyat le faltaban las palabras “Taman Shud” que aparecen al final del libro. Por si fuera poco, los investigadores localizaron un extraño código en el libro que hasta la fecha nadie ha logrado descifrar. Pasaron más de siete décadas desde el hallazgo, pero la identidad del hombre de Somerton es un completo misterio.

El asesino del Zodiaco.

El asesino del Zodiaco (Zodiac Killer) operó en el estado de California a finales de la década de 1960 y principios de 1970. Se le adjudicaron cinco asesinatos, dos intentos de homicidio y los rumores de que mató a 37 personas. El descarado criminal exigía a los periódicos locales que publicaran sus escritos o seguiría cometiendo asesinatos.

Asesino del Zodiaco

Además, hizo llegar algunos criptogramas de los que solo se pudo descifrar uno. el Zodiaco escribió: “ME GUSTA MATAR PERSONAS PORQUE ES MUY DIVERTIDO […] LO MEJOR ES QUE [sic] CUANDO MUERA, RENACERÉ EN EL PARAÍSO Y LOS QUE MATÉ SERÁN MIS ESCLAVOS”. Aunque la policía investigó a múltiples sospechosos, sus crímenes permanecen impunes. Según testimonios de las víctimas, el Zodiaco acostumbraba a portar una capucha negra de verdugo durante los ataques.

Los pies cercenados en playas canadienses.

Desde agosto de 2007 hasta enero de 2012, en las costas del mar de los Salish en Columbia Británica, Canadá, y en el estado de Washington, Estados Unidos, se localizaron al menos trece pies humanos arrastrados por la marea. Hasta ahora, autoridades de ambos países identificaron a cinco personas a las que pertenecían los pies. Sin embargo, las otras víctimas permanecen como casos sin resolver.

pies cercenados

Aunque la presencia de restos humanos en las playas del mundo no es un fenómeno inusual. Estos casos en particular resultan intrigantes pues no se localizó ninguna otra parte de los cuerpos en las costas de Salish. Y en medio de muchas teorías se produjeron algunos hallazgos extraños. Por ejemplo, en 2004 se supo que dos pies pertenecían a un hombre que se suicidó saltando de un puente. Desde entonces empezaron a relacionar los casos con suicidas. Mientras otros aseguran que se trata de ajustes de cuentas entre criminales.

La ciencia forense demostró que las extremidades, como manos, pies y cabeza, pueden separarse naturalmente del tronco a medida que el cadáver se descompone en el agua. Sin embargo, esto no explicaría porque solo se localizaron pies y no otras partes del cuerpo.

El misterio de Kaspar Hauser.

Kaspar Hauser es el supuesto nombre de un adolescente que deambulaba por las calles de Núremberg, Alemania, en 1828. También llevaba una carta que presuntamente escribió su padre adoptivo. En el escrito, el padre relataba la historia de como tomó al niño cuando era muy pequeño, le enseñó a leer y escribir y jamás le permitió salir a la calle. También mencionó que ofreció al pequeño a la milicia para que lo entrenaran como soldado de caballería o lo ahorcaran, lo que les pareciera más viable.

misterio de Kaspar Hauser

Cuando lo entrevistaron, Hauser mencionó que desde que tenía memoria estuvo encerrado en una celda de cuatro metros cuadrados. Dormía sobre un montón de paja y cada mañana alguien lo alimentaba con agua y pan. El primer humano al que conoció lo enseñó a leer y escribir, pero nunca supo su nombre y jamás vio su rostro. Tan extraña como su aparición resultó su muerte de 1833. Al llegar a su nuevo hogar en la localidad de Ansbach, Kaspar tenía una puñalada en el pecho. Según el testimonio proporcionado por el joven, un desconocido le ofreció una bolsa y lo atrajo a un jardín cercano donde lo atacó.

Cuando la policía acudió al lugar de los hechos, encontraron una nota escrita en forma de reflejo. “Hauser podría decirle con precisión cómo me veo y de dónde vengo”. Tres días después del ataque, Kaspar Hauser moría por las complicaciones derivada del apuñalamiento. Jamás se supo su verdadera identidad y mucho menos la de su asesino. Si quieres saber más sobre este caso, te invitamos a leer la historia de Kaspar Hauser.

Las máscaras de plomo en Brasil.

En 1966, un niño carioca llamado Jorge da Costa Alves volaba su cometa en las inmediaciones de la colina Vintem cuando localizó dos cadáveres. Se trataba de dos hombres vestidos con traje, impermeables y máscaras de plomo como las empleadas para evitar el envenenamiento por radiación. Al principio, la presencia de estos artefactos desconcertó a la policía de Rio de Janeiro que recababa pruebas para reconstruir los últimos momentos de estos hombres.

mascaras de plomo en brasil

Un día antes, personas que vivían cerca de Vintem atestiguaron observar a ambos sujetos comprando agua embotellada. Esto se relacionaba con una anotación escrita en un cuaderno localizado en la escena del crimen: “18:30 ingerir cápsulas, después del efecto proteger metales y esperar por la señal de la máscara”.

Debido a una serie de demoras en la preservación de los cadáveres, el forense descartó la opción de la autopsia. Pero, siguiendo las anotaciones todo parecía indicar que estos hombres ignoraban que las cápsulas que ingirieron estaban envenenadas. Pese a la investigación que se realizó en esa época, hoy sigue siendo un misterio lo que orilló a estos sujetos a ingerir las dichosas cápsulas, así como el tipo de veneno que contenían y su alguien más estuvo involucrado en las muertes.

Las placas de Toynbee.

Al ocaso de la década de 1980, algunas calles en Sudamérica y los Estados Unidos se convirtieron en escenario de un misterioso fenómeno. Alguien instalaba placas con mensajes que hacían referencia a 2001: odisea del espacio, una película de 1968 dirigida por Stanley Kubrick e inspirada en la novela homónima de Arthur C. Clarke.

placas de Toynbee

Bajo el mismo estilo y con los mismos detalles de manufactura, estas placas referían a un personaje llamado Toynbee y hacían énfasis en la idea de resucitar personas en Júpiter. Lo más extraño de este caso es que las placas siguieron apareciendo durante 30 años. Y a menos que se tratara de una persona con mucho tiempo libre, es lógico suponer que era obra de alguna organización.

En Philadelphia, Estados Unidos, se localizaron más de 60 azulejos, incluidos cuatro grupos. En ellos se sugiere algún tipo de conspiración donde participaban los medios de comunicación, el FBI y la mafia.

Te puede interesar.

2 comentarios en «6 crímenes misteriosos que nadie pudo resolver»

  1. El más grande misterio criminal de todos los tiempos es sin duda las muertas de Juárez. Miles de obreras de las maquiladoras aparecieron muertas desde 1993 sin que nadie ni nada haya encontrado a los responsables

    Responder

Deja un comentario