5 de las plantas más extrañas del mundo

En un planeta como la Tierra, encontrar plantas extrañas no es complicado. Después de todo, el número de especies se estima en cientos de miles. Y no hay que ir a lugares remotos para encontrarlas. Muchas de esas plantas extravagantes se utilizan en los hogares como decoración. En el pasado hablamos de si las plantas podían sentir o pensar, del miedo a los árboles que experimentan algunos humanos y de la leyenda del árbol devorador de hombres.

Rafflesia Arnoldii

Pero, hoy abordaremos un tema un poco más ameno. Reseñaremos 5 de las plantas más extrañas que existen en nuestro mundo.

Welwitschia mirabilis.

El nombre coloquial que recibe la Welwitschia Mirabilis es «polvo del desierto», quizá porque es endémica del desierto de Namib, en África. Esta planta puede llegar a vivir entre 400 y 1500 años y tolera periodos de hasta 5 años sin una gota de lluvia. Sus hojas parecen desparramarse por el suelo y alcanzan longitudes de hasta dos metros.

La planta es tan famosa en la región que se convirtió en el símbolo nacional de Namibia. Por si fuera poco, la máxima condecoración del país lleva su nombre: Orden de la Antiquísima Welwitschia Mirabilis, y sólo se otorga como premio a gobernantes aliados. Fidel Castro, líder de la revolución cubana, recibió este galardón en 2008.

Rosa de Jericó.

¿Has escuchado sobre una planta con la habilidad de resucitar? Te presentamos a la Anastatica hierochuntica, mejor conocida como Rosa de Jericó. Esta peculiar planta crece en las zonas desérticas de Medio Oriente, aunque también se encuentra en Centroamérica.

Rosa de Jerico Anastatica hierochuntica

La conocen como flor de la inmortalidad pues, en épocas de estiaje o sequía, la planta extrae su raíz del suelo. A continuación, se pliega sobre sí misma como una pelota, sus hojas se marchitan y permite que el viento la transporte por el desierto. Al encontrar una zona húmeda, la Rosa de Jericó ancla sus raíces al suelo, se desenrolla y vuelve a florecer.

Rafflesia Arnoldii.

Con toda seguridad esta planta se te hará familiar. Tal vez porque inspiró a un Pokémon de la primera generación: Vileplume. Pero, la planta realmente existe y es una de las más extrañas del mundo. Algunos la llaman flor monstruo, y la Rafflesia Arnoldii ostenta el título de la flor más grande del mundo.

Se han observado ejemplares de hasta un metro de diámetro cuyo peso estimado es de 11 kilogramos. La encuentras en los bosques húmedos de Indonesia y en las selvas del sudeste asiático. Se trata de una planta parasita que despide un hedor semejante a la carne podrida, característica que contrasta con su belleza.

Flor cadáver.

La Amorphophallus titanum es conocida por varios nombres: aro gigante, bunga bangkai o simplemente flor cadáver. Muchos la consideran la flor más grande del mundo, aunque ciertas contradicciones no permiten una definición exacta. Por mucho, estás ante una de las plantas más extrañas del planeta que tiene dos características peculiares.

Flor Cadaver Amorphophallus titanum

La primera es la producción de una inflorescencia en espádice que no tiene rival en el mundo de las plantas. Y la segunda es un terrible olor que despide, comparado (al igual que la Rafflesia Arnoldii) con carne putrefacta. Desafortunadamente, la planta se encuentra en peligro de extinción por lo que se considera un bien muy preciado entre quienes la poseen.

Baobab.

Es el único árbol que encontrarás en esta lista, pero eso no le resta mérito alguno. Si viste la primera película de la saga Madagascar o algún documental del país homónimo, seguramente la vegetación circundante llamó tu atención.

Esos árboles raros de tronco ancho son los legendarios baobabs. Además de su peculiar forma, guardan un secreto en su interior. Los baobabs son los garrafones de la naturaleza, pues cada árbol puede almacenar hasta 140 mil litros de agua en su interior. Impresionante, ¿no te parece?

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *