5 cosas que fueron inventadas solo por molestar

La necesidad fue la razón por la que muchos utensilios, herramientas y productos aparecieron para hacernos la vida más fácil. A alguien le pareció que portar un pequeño frasco con tinta y una pluma a todos lados no era nada práctico, por lo que fue inventado el bolígrafo. Pero algunas veces este proceso creativo no implica tanta bondad, y las simples ganas de molestar a alguien pueden funcionar como motivo para que algo nuevo aparezca. Échale un vistazo a estos cinco casos en que las simples ganas de incomodar a otras personas terminaron funcionando como catalizadores de la creatividad.

Sports car skrwt automobile

 

1 – El opening de Bob Esponja.

La apertura de Bob Esponja es una de las más irritantes en el mundo de los dibujos animados. Es incómodo verla una sola vez, pero a la segunda lo único que provoca son ganas de desconectar la televisión y tirarse en posición fetal en un rincón de la sala. El problema es que esta fue realmente la intención de los creadores.

En esencia, tenían la idea de crear un opening tan irritante que resultara imposible para los niños ignorarlo, de forma que saltarían inmediatamente al sofá cuando la música empezara a escucharse. Dado que la transmisión original de Bob Esponja se hacía por las mañanas, la intención de los creadores era que los niños gritaran tanto durante la apertura que terminaran despertando a sus padres. Un dibujo animado repleto de buenas intenciones.

El original en inglés.

 

2 – Papas fritas inglesas.

Resulta imposible apuntar quién fue el primer ser humano en cometer el crimen de arrojar delgadas rebanadas de papa en una cacerola con aceite caliente, pero una de las leyendas más populares es la de un cocinero iracundo en la Nueva York de 1850.

Papas fritas inglesas

Nos referimos a George Crum, un chef que solía vender papas fritas comunes, hasta que uno de sus clientes empezó a reclamar diciendo que las rebanadas eran muy gruesas, provocando que la comida quedara cruda por dentro. También se quejó de la poca cantidad de sal que les ponían.

Ambos se embarcaron en una acalorada discusión sobre papas y, después de terminada, el chef cortó las papas en las rebanadas más finas que pudo, además de colocar sal extra en aquellas rebanadas crocantes. Tras dejarlas tan delgadas como una hoja de papel, estaba seguro de que el cliente le volvería a reclamar, pero el resultado provocó todo lo contrario en el comensal.

George crum

George Crum

Además que este cliente aprobó la novedad, otros se mostraron curiosos por este nuevo formato y decidieron experimentar, solicitando la nueva receta. Hoy muchos agradecen el enojo del chef Crum, pues gracias a esto se inventaron las deliciosas papas fritas inglesas.

 

3 – La canción “I Am the Walrus”, de The Beatles.

The Beatles experimentó diversas fases a lo largo de su carrera, y la producción “Magical Mystery Tour” presentó un fondo psicodélico bastante fuerte. Con esto en mente es imposible exigir que las canciones sean totalmente normales, pero “I Am the Walrus” tuvo un significado distinto, o mejor dicho, ninguno. John Lennon aseguró que había compuesto la canción tras leer un reportaje sobre profesores británicos que estudiaban sus letras.

La idea de que estas personas estuvieran escudriñando sus letras le pareció hilarante, así que escribió una canción con la letra más ilógica que se le vino a la mente. Pese a que Lennon alguna vez declaró que la canción se basó en un poema de Lewis Carroll y en un montón de cosas aleatorias, algunos seguidores de la banda aseguran que existe un significado profundo que nadie ha conseguido develar hasta la fecha. Se debe ser muy fan de The Beatles para analizar la canción a un nivel tan profundo.

4 – El Lamborghini.

Debido a un conflicto entre dos grandes empresarios italianos, los amantes del automovilismo hoy pueden disfrutar una obra que no tiene igual. Ferruccio Lamborghini era un muy expresivo empresario que administraba un exitoso negocio de tractores y aires acondicionados.

Ferruccio lamborghini

Su empresa le proporcionó una vida bastante relajada, al grado que podía permitirse adquirir automóviles de la prestigiada marca Ferrari. Era dueño de algunos ejemplares, y pese a que se consideraban automóviles de lujo, Lamborghini no dejaba de reclamar que presentaban problemas en el clutch, por lo que decidió comunicarlo personalmente al dueño de la empresa, Enzo Ferrari.

Evidentemente, la plática no fue nada agradable y Feruccio Lamborghini terminó siendo sacado de la oficina de Enzo Ferrari, no sin antes ser humillado con la frase: “tal vez puedas dirigir un tractor, pero jamás lograrás conducir un Ferrari”. Aquellas palabras marcaron para siempre a Lamborghini, que sencillamente decidió montar una fábrica de automóviles deportivos para demostrar a Ferrari que podía construir modelos con mejor embrague. Sin quererlo, Enzo Ferrari le buscó competencia a sus legendarios superdeportivos.

 

5 – El derecho al voto de las mujeres en Nueva Zelanda.

La historia que sigue terminó poniendo a Nueva Zelanda a la vanguardia respecto a los derechos de las mujeres – no de la mejor forma, sin embargo, aquel país fue uno de los primeros en el mundo en conceder el derecho del voto a las féminas. Todo esto fue culpa de Richard Seddon, Primer Ministro de Nueva Zelanda entre 1893 y 1906. No era uno de los mejores ni más queridos políticos en el mundo y, evidentemente, le parecía que la búsqueda por derechos para las mujeres era algo absurdo.

Richard seddon

Richard Seddon

Se convocó a una votación para conceder el derecho de voto a las mujeres del país. Con la intención de evitar que un absurdo como este fuera aprobado, Sedon movió sus influencias políticas para lograr que sus colegas votaran a su favor, maniobra que al principio funcionó a la perfección. Como todo salía a pedir de boca, el poder se le subió a la cabeza y, tras conocer que sólo requería de un voto más para anular el proyecto de ley, pronunció un discurso de forma agresiva y bastante intimidante procurando hacer que un político novato, que siempre estuvo apoyando la causa de las mujeres, cambiara su voto.

La actitud del gobernante enfureció a la mayoría de los políticos, incluso a aquellos que le habían mostrado apoyo. Al final, la mayoría se pronunció a favor de aprobar el proyecto de ley, poniendo una cara de idiota a Richard Seddon frente a todo mundo y haciendo que Nueva Zelanda se convirtiera en referencia respecto a los derechos de las mujeres.

Sabias que
  • Elmer Homero Abr 13, 2018

    Ay parfavar, Les faltaron las armas, que no fueron inventadas para hacer cariñitos…

  • el homo Abr 13, 2018

    Yo me volvi homo solo para molestar a mis padres

  • el chico sin avatar Abr 13, 2018

    pero por que se denominan inglesas a las papas fritas, si se inventaron en new york?

    • John Lennon Abr 15, 2018

      Que lenguaje se habla en New York? ha veda.

  • Jose Felix Rivas Abr 14, 2018

    interesante…

Comentar el artículo.