4 puntos clave para despertar al cien, según la ciencia

Una reciente investigación identificó cuatro puntos clave para despertar al cien por ciento. Deja de pelearte con el despertador por las mañanas y empieza tu día con toda la actitud. Los investigadores afirman que, independientemente de la genética, una buena gestión de estos factores ayuda mucho a empezar el día de la mejor forma.

puntos clave para despertar al cien(1)

El estudio, publicado a mediados de noviembre en la revista Nature Communications, contó con la colaboración de 833 voluntarios. La gran mayoría de esta muestra la componían gemelos, una característica importante en esta clase de investigaciones, pues facilita el descarte de las variaciones genéticas. Como en los gemelos el ADN es igual, los científicos se enfocan exclusivamente en los efectos que produce el cambio de hábitos.

Lee también: Técnica del ejército para dormir en 2 minutos

A lo largo de quince días, los voluntarios evaluaron su estado de alerta en diversos puntos de la vigilia. Además, los alimentaron con comida estandarizada y les entregaron pulseras inteligentes para registrar sus niveles de sueño y actividad. Por si fuera poco, un medidor continuo de glucosa registraba los niveles de azúcar en la sangre tras cada una de las comidas.

Los puntos clave para despertar al cien.

Por lógica, el punto más relevante es el perfil de sueño: calidad, duración y eficiencia de cada noche de sueño. Dormir durante más tiempo y despertar más tarde de lo habitual se asocia con un mejor estado de alerta por las mañanas.

El segundo punto tiene que ver con la cantidad de ejercicio que realizó el individuo el día anterior. Los altos niveles de actividad física durante el día (y menos ejercicio cuando cae la noche) resultaron con un sueño más continuo e ininterrumpido. Evidentemente, esto provocó que los participantes se despertaran más alertas.

El tercer punto tiene que ver directamente con el desayuno. Aquellos participantes que empezaron el día ingiriendo una mayor cantidad de carbohidratos en el desayuno se mostraron más alertas. Por otro lado, los que consumían más proteínas experimentaron lo contrario. Y para enfocarse en el contenido nutricional de los alimentos, los investigadores vigilaron que las comidas de los participantes tuvieran las mismas calorías.

Finalmente, el último de los puntos clave para despertar al cien es el aumento de los niveles de azúcar en sangre tras la primera comida de la mañana. Cuando el azúcar de los participantes subió, se observó un empeoramiento en su estado de ánimo. Por supuesto, existen otros factores que influencian tu estado de alerta por las mañanas, como la edad y el humor. Sin embargo, se trata de factores no tan alterables.

“Es un tema con implicaciones sociales, especialmente si consideramos que la incapacidad para mantener un estado de alerta a lo largo del día puede tener repercusiones graves. Es un factor causal preponderante en los accidentes laborales y de tráfico, responsable de miles de muertes cada año en todo el mundo”, concluyen los investigadores.

Te puede interesar.

Deja un comentario