13 selfies que terminaron en tragedia (todas fatales)

Existe una verdadera obsesión por tomar la selfie definitiva. Con los teléfonos inteligentes, todos se hicieron fotógrafos y emplean sus cámaras como herramienta para construir una «vida perfecta». Hay personas que se toman las selfies muy en serio, buscan lugares únicos, ángulos atrevidos y formas extravagantes de obtener esa imagen que impresionará a sus amigos y conocidos. Desafortunadamente, muchos se dejan llevar por la situación y terminan ignorando su entorno. Como resultado suceden grandes tragedias, a menudo fatales.

selfie fatal(1)

En todo el mundo, la cantidad de muertes relacionadas con selfies no deja de crecer. India lidera el primer puesto, seguida de cerca por Rusia y Estados Unidos. En la mayoría de esas selfies que conducen a la muerte se escuchan historias sobre caídas de grandes alturas, ahogamiento o incidentes en el transporte. A continuación, te presentamos 13 de los peores accidentes de selfies, todos los cuales resultaron en la muerte de personas.

El muerto al pozo y el vivo al gozo.

Pattabiram, un barrio situado al este de Chennai, Tamil Nadu, en India, es el sitio donde aconteció la primera tragedia de esta lista. Mientras visitaban la ciudad, a una mujer y su prometido les pareció buena idea tomarse una fotografía en un pozo cercano. Mercy Steffy subió por las escaleras sobre el lateral del pozo y se ubicó justo en el borde para tomar la foto. Con tan mala suerte que perdió el equilibrio y cayó. En un acto de valentía, su prometido intentó rescatarla y también cayó al pozo. A él lo rescataron vivo, pero ella murió ahogada.

Mercy Steffy selfie ahogada en la India

Maestra desobediente.

La panameña Sandra Manuela Da Costa Macedo, docente y madre de dos pequeños, se encontraba en el balcón del piso 27 de un edificio. Mientras intentaba sacarse selfies, se posó sobre una barandilla para tomarse la que sería la última fotografía de su vida. Perdió el equilibrio, salió por el borde del balcón y cayó en picada directo a su muerte. Por increíble que parezca, obreros de una construcción próxima vieron lo que la mujer hacía y le advirtieron que tuviera cuidado.

selfie mortal Sandra Manuela Da Costa Macedo

Aparentemente los ignoró, pues esos mismos trabajadores registraron en video el instante en que la mujer cae con el selfie stick en la mano.

Selfie grupal y letal.

De regreso en India, en la localidad de Kahi Taluka siete jóvenes murieron ahogados cuando la embarcación en que viajaban se hundió en el lago Mangul. El percance se produjo después que todo el grupo intentara sacarse una selfie. Mientras disfrutaban de su día de campo, se les ocurrió subirse al toldo de la pequeña embarcación para capturar su divertida aventura. En cierto punto del viaje, todos se reunieron para sacarse una selfie grupal y el bote se volcó.

lago en la india

Tras escuchar los gritos de auxilio, un pequeño grupo de una embarcación cercana intentó rescatarlos para evitar que murieran ahogados. Desafortunadamente, la escasa iluminación impidió las maniobras de rescate. Un día después recuperaron los siete cadáveres del lago.

No juegues con las armas.

Fahad (14 años) y Farhan (15 años) tomaron unas pistolas de juguete para sacarse algunas selfies en la provincia de Punjab, Pakistán. Mientras se apuntaban, una patrulla policial que pasaba por el lugar se percató de la situación y un oficial abrió fuego. Farhan murió esa misma noche tras desangrarse en el hospital local. En el reporte de los eventos, el policía mencionó que confundió a los jóvenes con ladrones, por eso disparó sin mediar palabra. La triste lección que nos deja esta historia es que debemos tener cuidado con las armas, aunque sean de juguete.

pistolas de juguete

La ola asesina.

Mientras celebraba su cumpleaños número 17, la estudiante de ingeniería Chezka Agas murió después que una ola la arrastrara. El trágico evento aconteció en la bahía de Bangui, Filipinas, mientras la joven posaba para una foto en los pintorescos molinos de viento del lugar. Ella y otros compañeros de ingeniería fueron sorprendidos por una poderosa corriente oceánica. Aunque resultaron varios heridos, Agas fue la única que se ahogó.

Chezka Agas

Una foto para morirte.

En marzo de 2017, Nitzia Mendoza Corral, de 18 años, y Clarissa Morquecho Miranda (17 años) murieron después que el ala de una avioneta las impactara en la cabeza durante su aterrizaje. Las jóvenes acudieron a las carreras de caballos que se efectuaban en un carril próximo a esta pista de aterrizaje en Chihuahua. En algún momento, subieron a una camioneta para sacarse algunas selfies. El vehículo se encontraba muy cerca de la pista de aterrizaje, pero las jóvenes ignoraban las advertencias sobre el peligro que se avecinaba.

chihuahua muertas por golpe avioneta

Murió feliz.

En abril de 2014, una mujer de 32 años residente de Carolina del Norte, Estados Unidos, se tomó una selfie para actualizar su estado en Facebook mientras conducía. Al momento del accidente, Courtney Ann Sanford respondía los comentarios de esa fotografía mientras cruzaba una intersección en su Toyota Corolla. Probablemente, la mujer ni siquiera vio al camión que la impactó. En la investigación señalan que murió momentos después de publicar una selfie junto al mensaje «¡La canción happy me hace sentir FELIZ!«, en referencia al sencillo de Pharrell Williams.

Courtney Ann Sanford

Morir sobre una tumba.

En septiembre de 2015, un anciano japonés perdió el equilibrio y cayó de espaldas por los escalones del Taj Mahal. Según diversos reportes, el hombre buscaba sacarse una selfie en la puerta del gran mausoleo cuando cayó y sufrió un traumatismo craneoencefálico severo que lo llevó al hospital y, eventualmente, la muerte.

taj mahal

Una foto para el feis.

Al oeste de Siberia, en la región de los Urales, un par de soldados rusos posaban para una selfie con una granada activa. De la nada, el explosivo estalló directamente en sus caras y los mató. La selfie intacta se recuperó de uno de los teléfonos inteligentes que quedaron en el lugar. En Rusia, las muertes vinculadas a selfies se volvieron un problema tan común que el gobierno emprendió una campaña de concientización.

granada dorada

Al infinito y más allá.

Mientras posaba para una selfie, el piloto de un Cessna 150 perdió el control y se estrelló contra un campo de trigo en Colorado, Estados Unidos. Se trataba de Amritpal Singh, un piloto aficionado de 29 años sobre el que pesaban múltiples reportes por enviar mensajes de texto mientras volaba. Un día después del accidente, los investigadores encontraron que Singh intentaba tomarse una selfie en pleno vuelo mientras volaba a baja altura. Desafortunadamente, un pasajero también murió en el incidente.

Amritpal Singh

Una selfie inolvidable.

En Lasi, una comunidad rural en Rumanía, una adolescente buscaba tomarse una selfie especial sobre un tren. Anna Urso, de 18 años, pretendía impresionar a sus amigos en Facebook con esta fotografía. Logró llegar al techo del vagón, pero al estirarse sus piernas hizo contacto con un cable de alta tensión. La descarga de 27 mil voltios quemó mediatamente el 50% de su cuerpo, provocándole la muerte poco después.

Anna Urso

La apariencia lo es todo.

Desconocemos las razones que llevan a un individuo a sacarse selfies portando armas. Sin embargo, abundan las historias sobre personas que se disparan mientras se toman una fotografía. Ramandeep Singh, de 15 años, se pegó un tiro en la cabeza mientras posaba para una selfie con una pistola calibre .32 propiedad de su padre. Probablemente, el joven indio no se percató de que el seguro no estaba puesto y jaló del gatillo. En la India, el primer ministro llegó a declarar que las muertes vinculadas a las selfies son un problema nacional. Y es que las lesiones, accidentes y muertes se convirtieron en una epidemia en la India.

Ramandeep Singh

El peligro de una buena selfie.

Prabhu Bhatara, oriundo de Odisham, todavía en la India, murió en mayo de 2018 después que intentara sacarse una selfie con un oso salvaje. Bhatara se detuvo junto a un camino boscoso para atender el llamado de la naturaleza. En ese lapso, observó a un oso herido y decidió guardar el momento para la posteridad con una selfie. Otros individuos que estaban en el lugar le advirtieron que no se acercara demasiado, pero Bhatara no pudo resistir la tentación de una buena fotografía y el reconocimiento social que le traería. Desafortunadamente, las ganas de aparentar no resultaron más fuertes que el oso. El animal lo atacó y lo mató.

ataque letal oso en la india por selfie Prabhu Bhatara

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

2 comentarios en «13 selfies que terminaron en tragedia (todas fatales)»

Deja un comentario