12 reconstrucciones faciales sorprendentes de personajes del pasado

Las representaciones sobre la apariencia física de personas en el pasado generalmente dejan mucho que desear. En una época donde no existía la fotografía, la única forma de inmortalizar la imagen de determinado personaje era a través de obras artísticas que muchas veces presentaban pocos detalles o eran imprecisas.

Reconstrucciones faciales

Afortunadamente, la tecnología ha llegado a un punto donde se puede recurrir a diversas técnicas para describir con cierta precisión la apariencia de las personas en la antigüedad, como si estuvieran vivas frente a nosotros. Échale un vistazo a estas reconstrucciones faciales en tercera dimensión que realizaron diversos equipos de científicos e investigadores alrededor del mundo.

 

El arquero de Mary Rose.

Reconstrucciones faciales (12)

En el año de 1545, mientras encabezaba un ataque contra la flota francesa, el Mary Rose, un buque de guerra de la marina británica, terminó hundiéndose. Aproximadamente cinco siglos después, el buque junto con gran parte de la tripulación fueron recuperados y los científicos examinaron los restos.

Aunque la proliferación de algas y otros organismos dificultó el análisis de los restos óseos, el equipo logró identificar el esqueleto de un hombre de aproximadamente 1.82 m que empuñaba un arco. Mediante la tecnología de impresión 3D, lograron hacer una reconstrucción de su rostro.

 

Arish.

Reconstrucciones faciales (11)

Este personaje llamado Arish habría caminado sobre la faz de la Tierra hace 2,500 años, en Cartago (una región que actualmente comprende el territorio de Túnez). Al momento de su muerte, el hombre tenía entre 19 y 24 años de edad. Los investigadores recurrieron a técnicas de criminalística para reconstruir la apariencia de Arish en vida.

 

San Antonio de Padua.

Reconstrucciones faciales (10)

También conocido como San Antonio de Lisboa, este sacerdote de la orden franciscana nació en el año de 1195 en el seno de una acaudalada familia de Lisboa, en Portugal. Pereció a la temprana edad de 35 años en la localidad de Padua, Italia. Dado que sus contemporáneos reconocieron ampliamente su devoción y amor por pobres y enfermos, el proceso de canonización de Antonio fue uno de los más rápidos en la historia de la Iglesia.

En el año 2014, un grupo de investigadores forenses de la Universidad de San Antonio de Padua recrearon la imagen facial de este santo a partir de una copia digital de su cráneo.

 

Ricardo III.

Reconstrucciones faciales (9)

Entre 1483 y 1485 Inglaterra estuvo gobernada por Ricardo III, un personaje relevante durante la Guerra de las Dos Rosas y la Batalla de Bosworth Field, donde terminó perdiendo la vida a los 32 años de edad. Este último episodio puso fin al conflicto entre las familias Lancaster y York. Durante más de 500 años se pensó que sus restos mortales habían sido arrojados al río Soar, pero fueron descubiertos en el año 2012 en un estacionamiento municipal de la localidad de Leicester. Posteriormente, un grupo de investigadores se valió de su cráneo y muestras de ADN para hacer una reconstrucción en tercera dimensión de su rostro.

 

Context 958.

Reconstrucciones faciales (8)

“Context 958” es el nombre clave que recibió un individuo que habría existido hace aproximadamente siete siglos. Sus huesos y dientes fueron localizados como parte de una amplia investigación que realizaba la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, con la intención de comprender la forma de vida y las implicaciones que tenía una muerte en la época medieval.

Context 958 probablemente se encontraba recluido en el hospital de San Juan, una institución caritativa que ofrecía albergue y alimento a los indigentes. Los resultados apuntan a que probablemente tenía 40 años cuando murió y su vida fue de constante desgaste físico debido a los rastros presentes en su esqueleto.

 

Maximilien de Robespierre.

Reconstrucciones faciales (7)

Robespierre fue un personaje protagónico durante la Revolución Francesa y en la época conocida como el Reinado del Terror. A los 36 años de edad, el 28 de julio de 1794, este hombre fue ejecutado en la guillotina. Valiéndose de los registros históricos y médicos, así como de su máscara mortuoria, los investigadores lograron hacer una reconstrucción de su rostro y determinar las enfermedades que lo afligían.

Testimonios de la época ofrecen descripciones sobre diversos síntomas clínicos: ictericia, fatiga, hemorragias nasales, problemas de visión, úlceras recurrentes en las piernas y cicatrices de una infección previa por viruela. Basados en la evidencia, determinaron que padecía sarcoidosis. Un día antes de morir en la guillotina, Robespierre fue víctima de una herida de arma de fuego en la mandíbula en circunstancias sospechosas.

 

Hombre del Neolítico.

Reconstrucciones faciales (6)

Los restos óseos del adulto en los que se basó la reconstrucción de la cabeza de un hombre del Neolítico fueron descubiertos en el año de 1863 en Inglaterra. Se concluyó que tenía alrededor de 40 años, era delgado y vivió hace aproximadamente 5,500 años, medio milenio antes de que el primer monumento en Stonehenge fuera erguido.

 

Johann Bach.

Reconstrucciones faciales (5)

Johan Sebastian Bach fue un músico y compositor del periodo barroco que trascendió en el tiempo y sigue siendo considerado uno de los músicos más grandes en la historia de la humanidad. Su vida transcurrió entre los años de 1685 y 1750. Caroline Wilkinson, una antropóloga escocesa, hizo una recreación en tercera dimensión de la imagen del compositor a partir de las mediciones de sus huesos faciales.

 

Nicolás Copérnico.

Reconstrucciones faciales (4)

Durante el Renacimiento, Nicolás Copérnico figuró como una de las mentes más brillantes en astronomía y matemáticas. A él corresponde el modelo astronómico donde el Sol, y no la Tierra, es el centro de nuestro sistema. Un equipo forense en Polonia llevó a cabo una reconstrucción de su rostro partiendo de sus restos mortales, así habría lúcido al momento de su muerte a los 70 años.

 

Meritamón.

Reconstrucciones faciales (3)

Un grupo de científicos de la Universidad de Melbourne logró reconstruir el rostro de una momia de más de 2,000 años conocida como Meritamón a partir de una gran investigación (que comprendió tomografía computarizada, impresión 3D, egiptología, arte e investigación médica). El equipo encontró que la mujer media alrededor de 1.57 metros, tenía entre 18 y 25 años y presentaba anemia al momento de su muerte. La causa de muerte no fue determinada.

 

Enrique IV de Francia.

Reconstrucciones faciales (1)

Entre 1589 y 1610 Francia fue gobernada por el rey Enrique IV, que terminó muriendo a manos de un fanático católico. Utilizando su cráneo como base, Philippe Froesch hizo una reconstrucción facial forense en 3D del rostro del monarca.

 

Ava.

Reconstrucciones faciales (2)

Ava fue una mujer que existió durante la Edad de Bronce y dejó de existir hace alrededor de 3,700 años. A diferencia de sus contemporáneos, Ava no fue sepultada en el suelo, sino que esculpieron su tumba en roca sólida al interior de una cueva, lo que sugiere que se trataba de alguien especial. Maya Hoole, una arqueóloga escocesa, y Hew Morrison, un artista forense, unieron esfuerzos para hacer una recreación de su rostro recurriendo a software sofisticado y gráficos de profundidad de tejido.

7 Reacciones

Hacer comentario