12 ocasiones en que las cosas salieron tan mal que terminaron bien

Las situaciones que verás a continuación se supone que debían salir bien, pero salieron mal. Sin embargo, incluso saliendo mal, terminaron funcionando… espera, ¿qué?

cosas-que-salieron-mal

Sí, son cosas como:

 

1 – Este huevo con varias yemas en miniatura.

cosas-que-salieron-mal-1

 

2 – Este pegamento instantáneo que elaboró una “copia” de sí mismo.

cosas-que-salieron-mal-2

3 – Esta combinación casi perfecta.

cosas-que-salieron-mal-3

 

4 – Un dado que se rompió pero tenía otro dado dentro.

cosas-que-salieron-mal-4

 

5 – Al final valió la pena llevar unos lentes tan feos.

cosas-que-salieron-mal-5

6 – Cuando la vida te sorprende con un golpe de felicidad.

cosas-que-salieron-mal-6

 

7 – Esta planta que se las arregló para crecer dentro de un cono.

cosas-que-salieron-mal-7

8 – Esta lata doblada de la forma precisa.

cosas-que-salieron-mal-8

 

9 – Cuando la vajilla se hace invisible.

cosas-que-salieron-mal-9

 

10 – Un pan especial.

cosas-que-salieron-mal-10

 

11 – ¿Lo importante es que se puede beber, no?

cosas-que-salieron-mal-11

 

12 – El hielo que no quería ser hielo.

cosas-que-salieron-mal-12

5 comentarios en “12 ocasiones en que las cosas salieron tan mal que terminaron bien”

  1. En el futbol mexicano, hay conos naranjas que se las han arreglado para ser jugadores que se venden en miles de pesos y no juegan a nada; salvo a seguir siendo conos naranjas. También en el sector público dicen que hay un chingo de esos.

Deja un comentario