Los 10 mexicanos más corruptos de 2013

Los niveles alarmantes de percepción de la corrupción en el gobierno, el poder judicial y en la aplicación de la ley, le valieron a México el primer puesto en la lista de los países más corruptos de América Latina, según el Barómetro Global de Corrupción publicado en julio pasado por Transparencia Internacional, un grupo sin fines de lucro que lucha contra la corrupción. México comparte el primer sitio con Argentina.

10 mexicanos más corruptos de 2013

En el Barómetro Global de la Corrupción de 2013, los partidos políticos, la policía, el poder legislativo y judicial de México son percibidos como los más corruptos, con porcentajes contundentes que alcanzan el 91%, 90%, 83% y 80% de opiniones negativas sobre la corrupción. El informe, que está basado en una encuesta realizada a 114,000 personas de 107 países, ofrece una clara advertencia sobre el abuso del poder, los tratos secretos y los sobornos que continúan provocando estragos en todo el mundo. Los casos más evidentes y descarados de corrupción en México, rara vez son llevados a juicio.

La corrupción es un pesado lastre que impide el avance de México hacia una democracia funcional, durante mucho tiempo el ser corrupto ha sido una característica innata de la cultura política del país. Carlos Hank González, el fallecido fundador del Grupo Atlacomulco, la mente maestra detrás de la carrera de Enrique Peña Nieto hacia la presidencia del país, dijo alguna vez: “Un político pobre es un pobre político.” Para muchos políticos mexicanos, esta máxima se convirtió en un credo.

La siguiente es una lista de los 10 mexicanos más corruptos en 2013 publicada por Dolia Estevez para la revista Forbes.

 

10. Alejandra Sota.

 Alejandra Sota

Imagen: Proceso

Fue portavoz del gobierno de Felipe Calderón, hay una investigación en su contra por supuesta malversación de fondos y tráfico de influencias. La dama es sospechosa de favorecer a amigos y antiguos compañeros de clase con contratos de gobierno durante el tiempo que se desempeñó como funcionaria publica. La mujer está asistiendo a la facultad de posgrado Kennedy School de Harvard a pesar de que no posee un título universitario.

 

9. Arturo Montiel.

Arturo Montiel

Un ex gobernador priísta del estado de México, tío de Peña Nieto y miembro del Grupo Atlacomulco, fue acusado por la ciudadana francesa Maude Versini, su ex esposa, de secuestrar a sus tres hijos. Versini, quien posee la custodia de los hijos, afirma que la justicia fue manipulada por su ex marido para evitar que ella los vea. Montiel se retiró de la contienda presidencial de 2005 luego de que la prensa denunciara sus millonarias mansiones  y transacciones bancarias en México y Francia. No está bajo investigación.

 

8. Fidel Herrera

Fidel Herrera

Ex gobernador priísta del estado mexicano de Veracruz. Durante su administración en el estado (2004-2010) las actividades delictivas del cártel de los Zetas crecieron de forma exponencial. Las denuncias acerca de sus nexos con los Zetas se hicieron eco durante un juicio en abril pasado en Texas. Un agente del FBI testificó que Francisco Colorado Cessa, un contratista de PEMEX, actuó como intermediario entre Fidel Herrera y un miembro fundador de los Zetas. Colorado Cessa fue condenado. Herrera presuntamente recibía sobornos para permitir a los Zetas operar libremente al interior de Veracruz. Herrera negó todas las acusaciones y no ha sido objeto de investigación en México. Algunos rumores dicen que podría ser designado como embajador de México en Grecia.

 

7. Humberto Moreira.

Moreira

Ex gobernador priísta del estado mexicano de Coahuila. Durante su mandato (2005-2011), la deuda estatal se multiplicó más de 100 veces, pasando de 200 millones de dólares a $ 35 mil millones, provocando la peor crisis financiera del Estado de México en la historia. El escándalo de la deuda y el robo forzó a la dimisión de Moreira. Jorge Torres López, quien los reemplazo como gobernador interino, fue acusado de conspiración para lavar dinero y otros delitos financieros en Texas el pasado septiembre. Moreira nunca ha sido acusado. Él hombre vive con su familia en un exclusivo barrio en Barcelona, ​​España. Al mismo tiempo estudia una maestría.

 

6. Tomás Yarrington.

Tomás Yarrington

Otro ex gobernador priísta del estado mexicano de Tamaulipas. Yarrington fue acusado de crimen organizado y lavado de dinero en Texas a principios de diciembre del año pasado. Supuestamente, habría recibido grandes sobornos por parte de los principales carteles del narcotráfico en Tamaulipas, entre ellos el Cártel del Golfo, a cambio de dejarlos operar libremente durante su gobierno (1999-2004). Los abogados de Yarrington dicen que las acusaciones son falsas, que están hechas por personas que tratan de negociar su libertad o penas menos severas con los fiscales estadounidenses. Los EE.UU. no han solicitado al gobierno de México su detención y extradición. A pesar de esto, se desconoce su paradero.

 

5. Andrés Granier

Andrés Granier

Un ex gobernador priísta del estado de Tabasco, fue arrestado en junio pasado por cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y lavado de dinero. En una conversación grabada y que posteriormente sería filtrada a los medios, Granier se jactaba de ser el propietario de de 400 pares de zapatos, 300 trajes y 1000 camisas, adquiridas en tiendas de lujo en Nueva York y Los Angeles. Su salario anual como gobernador era de $ 92,000 dólares. Su sucesor descubrió un faltante por $190 millones de dólares en las arcas estatales. Negó todas las acusaciones.

 

4. Genaro García Luna.

Genaro García Luna

Fue secretario de Seguridad Pública (SSP), durante la administración de Felipe Calderón (2006-2012). Con el mayor presupuesto asignado a su secretaría y libertad total por parte de Calderón, García Luna era el miembro más temido del gabinete. Su administración se caracterizó por un excesivo gasto para la auto-promoción y por el abuso de poder al armar verdaderas obras de teatro para la prensa mexicana. En su libro Narcoland: The Mexican Drug Lords and Their Godfathers, la galardonada periodista Anabel Hernández denuncia nexos de García Luna con los principales capos de la droga del país, entre ellos Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. García Luna presuntamente amenazó de muerte a Hernández. En 2012, Edgar “La Barbie” Valdez Villareal líder de una célula del Cartel de Los Beltrán Leyva dijo que García Luna había estado en la nómina de los grupos del narco desde hacía diez años. La Administración de Peña Nieto terminó por disolver a la SSP. García Luna no se volvió a ver desde que dejó su cargo en 2012. Se cree que vive en Miami, pero los periodistas no han sido capaces de encontrarlo. No hay ninguna investigación sobre sus acciones en México o en los EE.UU.

 

3. Raúl Salinas de Gortari

Raúl Salinas de Gortari

Es el principal responsable por destruir el legado presidencial de su hermano Carlos Salinas de Gortari al convertirse en un símbolo de la corrupción y la impunidad. Raúl Salinas pasó diez años en prisión condenado por un homicidio político, pero fue absuelto en 2005. El pasado mes de julio un juez lo exoneró de los cargos pendientes de “enriquecimiento ilícito” y ordenó que los $ 19 millones de dólares depositados en doce cuentas bancarias y las 41 propiedades le fueran devueltas. La decisión indignó a los mexicanos. Esta se percibe como una prueba más del abuso de poder por las élites mexicanas.

 

2. Carlos Romero Deschamps

Carlos Romero Deschamps

Otro poderoso líder sindical representante de los trabajadores de PEMEX y uno de los miembros más notables del Partido Revolucionario Institucional, sobre quien siempre se han posado las sospechas de enriquecimiento ilícito mediante el tráfico de influencias. Paulina Romero, su hija, publicó algunas fotos en Facebook de sus viajes alrededor del mundo en aviones privados acompañada de sus tres bulldogs ingleses, sus viajes en yates, comidas en restaurantes de primera clase y luciendo lujosas bolsas Hermes de $12,000 dólares. Su hermano conduce una edición limitada de un Enzo Ferrari valuado en $2 millones de dólares, un regalo de su padre, cuyo sueldo mensual en el sindicato es de $20,000 pesos mexicanos. Romero Deschamps, un senador federal, es acusado de tener una “casita” en Cancún, con un valor aproximado de $ 1.5 millones de dólares. Según la analista política Denise Dresser, en 2011 habría recibido $ 21.6 millones de dólares por “ayudar al comité ejecutivo del sindicato”, y $ 15.3 millones de dólares de cuotas sindicales. Mis “manos están limpias”, afirma Romero Deschamps. El gobierno de Peña Nieto parece estar de acuerdo. Nunca ha estado bajo investigación.

 

1. Elba Esther Gordillo

Elba Esther Gordillo

La ex dirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores del Estado (SNTE), mejor conocida como “La Maestra” fue acusada el pasado febrero de 2013 de malversar fondos sindicales por un total de 200 millones de dólares para pagarse un lujoso estilo de vida. Durante la guerra mediática que se levantó en su contra, se supo que Elba Esther gustaba de comprar costosas bolsas Hermes de $5,000 dólares y de practicarse cirugías plásticas en exclusivas clínicas de California. Tres residencias vinculadas a Gordillo fueron identificadas en varias zonas residenciales de California. La principal, donde la profesora convicta pasaba la mayor parte de su tiempo, es una residencia de $ 4.7 millones en Coronado Cays que cuenta con muelle privado con un bote y jet ski.

 

Fuente: Forbes | Imágenes: Wikimedia Commons.

28 Reacciones

Hacer comentario