10 ciudades para los amantes de la literatura

En la literatura no faltan obras que detallan las peculiares de ciudades por todo el mundo. Pero, algunos de los grandes escritores vivían enamorados de las ciudades que habitaban y muchas veces sus obras fueron inspiradas por ese paisaje urbano, describiendo con maestría los detalles de estos escenarios. Por ejemplo, Paris quedó impregnada en el alma de Ernest Hemingway, y todas las memorias del escritor en esa ciudad quedaron compiladas en París era una fiesta (1964).

San Petersburgo

«Hay algo inefablemente conmovedor en nuestra naturaleza petersburguesa cuando, a la llegada de la primavera, despliega de pronto toda su pujanza, todas las fuerzas de que el cielo la ha dotado, cuando gallardea, se engalana y se tiñe con los mil matices de las flores” – Fiódor Dostoyevski.

Fiódor Dostoyevski, uno de los escritores más importantes de la Rusia zarista, no dejó pasar la esencia mágica de San Petersburgo en Noches blancas (1848). Muchos lectores deciden convertirse en turistas para conocer estas ciudades que inspiraron a sus autores favoritos, formando parte de un legado que continua atrayendo un flujo constante de visitantes.

Si eres fanático de la literatura, aquí tienes ocho ciudades ideales para ti. Además de ser lugares citados en libros clásicos, la lista también toma en cuenta ciudades que son sedes de librerías, bibliotecas y festivales literarios importantes.

Tokio, Japón.

Tokio figura en las listas de las ciudades más modernas y tecnológicas del mundo pero, curiosamente, ha conservado la tradición de los libros impresos. En el barrio de Chiyoda puedes encontrar el distrito Jinbōchō, al que propiamente apodan “la ciudad de los libros en Tokio”. Es una zona ampliamente dedicada a la literatura que cuenta con más de 150 librerías, donde aproximadamente uno de cada tres establecimientos se especializa en libros raros.

Como en Tokio los espacios son muy reducidos, en estas tiendas se pueden encontrar estantes repletos de libros que cubren toda la fachada o mesas y estantes en el exterior con multitud de ejemplares.

jinbocho japon

San Petersburgo, Rusia.

No es casualidad que San Petersburgo sea conocida como la “capital cultural de Rusia”. La ciudad y su atmósfera bucólica aparecen en las obras de grandes escritores rusos como León Tolstói, Vladímir Mayakovski y Fiódor Dostoyevski. De hecho, las residencias de múltiples escritores en San Petersburgo terminaron convertidas en museos abiertos al público.

Pero, además de las librerías y bibliotecas, aquí se encuentra la Biblioteca Nacional Rusa, la segunda más grande del país con un acervo aproximado de 35 millones de volúmenes.

biblioteca nacional rusa

Hay-on-Wye, Gales.

Hay-on-Wye no figura entre los destinos turísticos más importantes de Gales, pues esta pequeña ciudad con poco más de dos mil habitantes fácilmente pasa desapercibida. Sin embargo, a finales de mayo se convierte en el sitio ideal para los amantes de la literatura.

Cada año, en la última semana de este mes se celebra un evento multitudinario que reúne a más de 150 mil lectores, músicos, críticos, artistas y escritores de renombre: el Hay Festival. En esta bucólica y pequeña villa de gales se concentra una treintena de librerías que esperan ansiosamente la llegada del festival para ofrecer conferencias y montar exposiciones.

Hay on Wye libreria gales

Reikiavik, Islandia.

En 2011, la capital de Islandia se convirtió en la primera ciudad no angloparlante en recibir el título “City of Literature” por la UNESCO. Además, Reikiavik es conocida como el centro culturar y artístico más importante para los islandeses. Aunque estos sitios suelen destacar por sus bellezas naturales, también cuentan con una importante herencia literaria de la Edad Media.

Por ejemplo, el Saga Museum alberga un acervo de obras islandesas escritas entre los siglos XII y XIV, donde se narran las historias de reyes legendarios y valientes guerreros noruegos.

Reikiavik estatua Leif Eriksson

Dublín, Irlanda.

En Dublín puedes encontrar un museo dedicado a la vida y obra del escritor irlandés James Augustine Aloysius Joyce, autor de la novela clásica Ulises (1922). Sin embargo, una de las obras más interesantes de la ciudad es el Libro de Kells, un manuscrito de 680 páginas elaborado por monjes celtas en torno al año 806 d.C.

Cada año, miles de científicos y curiosos que llegan a Dublín se dirigen a la biblioteca Trinity College para echar un vistazo a esta rara obra de la Edad Media.

biblioteca Trinity College en dublin

Berlín, Alemania.

Aunque Berlín no figura entre las capitales europeas reconocidas por su literatura, como Londres o Francia, la ciudad fue hogar de grandes autores como Vladimir Nabokov y Franz Kafka. En la actualidad, Berlín está repleta de librerías y, de hecho, aquí puede encontrarse la más grande de toda Alemania, la Dussmann.

Entre los puntos turísticos más visitados de Berlín figura la plaza de Bebelplatz, el punto donde los nazis incendiaron miles de obras literarias el 10 de mayo de 1933, un episodio recordado como La Quema de Libros de Berlín.

biblioteca Dussmann en berlin

París, Francia.

A través de la historia, la capital francesa ha sido un imán para escritores locales y extranjeros. Por sus salones y bares se pasearon talentosos autores como Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, Simone de Beauvoir y Marcel Proust. Evidentemente, la presencia de estos personajes dejó un fuerte legado en París que hoy cuenta con más de 900 liberarías que satisfacen la demanda de las nuevas generaciones de lectores.

Uno de los establecimientos más interesantes es Shakespeare and Company, una librería independiente y biblioteca especializada en literatura anglosajona donde se pueden encontrar obras de escritores novatos.

Shakespeare and Co libreria en paris

San Francisco, Estados Unidos.

San Francisco ha sido escenario de múltiples obras clásicas de ficción; sin embargo, esta ciudad costera estadounidense impresiona a los amantes de la literatura por la cantidad de librerías que alberga. La más famosa de todas es City Lights Bookstore, inaugurada en 1953 y pionera en los libros de bolsillo.

Actualmente, la librería se ha convertido en una referencia para las ediciones de autores de la contracultura. Mission District es un colorido barrio de San Francisco muy popular por sus librerías alternativas.

City Lights Bookstore

Londres, Inglaterra.

William Shakespeare, Charles Dickens y Oscar Wilde son algunos de los grandes escritores inspirados por Londres, la ciudad capital de Inglaterra. En la biblioteca nacional del Reino Unido, la British Library, se resguardan las obras originales de Charles Darwin y manuscritos históricos de hasta cuatro mil años de antigüedad.

Al pasear por las calles de Londres uno se encuentra con múltiples librerías y bibliotecas, además de pubs temáticos y museos que honran la vida de aquellos grandes autores que vivieron en Londres.

British Library entrada

Washington, Estados Unidos.

En la capital de los Estados Unidos se encuentra la Biblioteca del Congreso, con el acervo más grande del planeta. Aquí se resguarda una colección de más de 155 millones de libros, manuscritos, mapas, películas, fotografías y audios. El acervo está compuesto por obras en más de 450 idiomas.

Lo mejor es que el lugar se encuentra abierto al público, y los extranjeros también pueden visitarlo. Además, en las calles de Washington se pueden encontrar multitud de librerías con bares y cafeterías anexas.

cuarto de lectura Biblioteca del Congreso

Lugares del Mundo
  • Betún May 8, 2019 Responder

    La de washi me gustaria ir.

  • Kamikaze Boy May 8, 2019 Responder

    nada como un buen libro vaquero compa

Comentar