Tú haces tu propia suerte

Algunos individuos parecen tener una abundante e inexplicable cantidad de buena fortuna. Son exitosos en el amor, en sus carreras, en sus finanzas y en llevar una vida plena y feliz. Sin embargo, estas personas no parecen trabajar particularmente duro, ni tampoco poseer una inteligencia extraordinaria u otros dones. Por supuesto, también están los opuestos naturales del super-afortunado; personas que fracasan constantemente a pesar de sus esfuerzos y talentos.

Buena Suerte

Como ocurre con tantos otros problemas humanos, las personas tienden a hacer frente a esta desigualdad, difícil de cuantificar, dándole un nombre – “la suerte” – y luego renunciar a cualquier responsabilidad por cuan poca de esta les haya tocado en la repartición. La suerte es considerada por muchos como una fuerza de la naturaleza, yendo y viniendo tan inevitablemente como la marea. Pero Richard Wiseman, un profesor de la Universidad británica de Hertfordshire, hace casi una década llevó a cabo algunos experimentos que indican que tenemos mucha más influencia en nuestra buena fortuna de lo que pensamos.

El profesor Wiseman llevó a cabo un estudio de diez años para determinar la naturaleza de la suerte, y publicó sus hallazgos en un libro llamado The Luck Factor: The Scientific Study of the Lucky Mind, traducido al español simplemente como El Factor Suerte. Entre otras cosas, estudió experimentalmente los casos de las personas que ganaron la lotería y que se consideraban a sí mismos como personas con “suerte”, y los comparó con aquellos que se auto-describían como personas con “mala suerte”, y encontró que la percepción de su propia suerte antes de jugar una lotería no tenía relación con su probabilidad de ganarla. Naturalmente, este resultado no fue una sorpresa, ya que las loterías son impulsadas ​​por pura probabilidad. Pero, en otro ensayo, el buen profesor pidió a los participantes que contaran el número de fotografías en un periódico de muestra, y los sujetos que se habían descrito como con “suerte”, fueron mucho más propensos a notar un mensaje en la página dos, disfrazado como un anuncio de media página con letras grandes: PARE DE CONTAR – HAY 43 FOTOGRAFÍAS EN ESTE PERIÓDICO.

Obviamente una parte de la suerte se basa en el azar, pero este experimento y muchos otros llevaron a Wiseman a concluir que una parte importante de la buena suerte no es aleatoria, sino que se debe a un estado mental y al comportamiento. Llega a la conclusión de que la suerte es un artefacto de la psicología, cuando una persona es afortunada no es causa de accidentes cósmicos, sino porque ha aprendido un modo particular de pensar, que precipita y amplifica los eventos “afortunados”. Aunque esta observación puede parecer obvia, hay muchos detalles interesantes en sus hallazgos.

La prueba del periódico del profesor Wiseman ilustra que las personas que se sienten afortunadas de hecho difieren de las que no, pero no debido a una fuerza exterior. Los individuos afortunados estaban prestando más atención a su entorno, lo que les hizo más propensos a notar el mensaje en el periódico. Durante su largo estudio sobre la naturaleza de la suerte, ha encontrado que los individuos “afortunados” por lo general poseen muchas cualidades de intersección, entre ellas personalidades extrovertidas, falta de ansiedad, apertura mental y optimismo. Cada uno de ellos juega un papel importante en la producción de su suerte.

La esencia de la suerte es la oportunidad, por lo que se deduce que a mayores oportunidades que uno encuentra y mientras más receptivo se es a esas oportunidades, “más suerte” se tiene. Wiseman encontró que las personas afortunadas sonríen dos veces más que los demás, y tienen más contacto visual, comparadas con las personas mal afortunadas. Tal comportamiento extrovertido expone a una persona a más oportunidades debido a la mayor interacción social. Del mismo modo, la apertura mental permite que uno se encuentre con un mayor número de perspectivas únicas, y lo hace a uno más propenso a aceptar nuevas oportunidades.

El profesor Wiseman señaló cuatro principios para ayudarnos a aumentar la buena fortuna:

 

Principios para la buena suerte.

Gato Suerte

Principio Uno: Maximizar la Probabilidad de Oportunidades

Las personas afortunadas son expertas en la creación, detección y en la toma de oportunidades casuales. Lo hacen de varias maneras, incluyendo la creación de redes, adoptando una actitud relajada ante la vida y estando abiertas a nuevas experiencias.

 

Principio Dos: Escuchar Predicciones Afortunadas

La gente afortunada tomar decisiones eficaces, escuchando sus intuiciones y dejando de ser viscerales. Además, toman medidas para impulsar activamente sus capacidades intuitivas, por ejemplo, meditar y despejar su mente de otros pensamientos.

 

Principio Tres: Esperar la buena fortuna

Las personas afortunadas están seguras de que el futuro va a estar lleno de buena fortuna. Estas expectativas se convierten en profecías auto cumplidas al ayudar a las personas afortunadas a enfrentar los fracasos, y dan forma a sus interacciones con los demás de una manera positiva.

 

Principio Cuatro: convertir la mala suerte en buena

La gente afortunada emplea diversas técnicas psicológicas para hacerle frente, y a menudo, incluso prosperan en la mala fortuna que se les presenta. Por ejemplo, espontáneamente imaginan cómo las cosas podrían haber sido peores, no piensan demasiado en la mala fortuna, y tomar el control de la situación.

 

Como era de esperarse, el optimismo tiene un papel clave en la buena suerte, ya que afecta en gran medida a la producción y percepción de la suerte. El estudio de Wiseman muestra que una persona optimista y afortunada está mucho más satisfecha con todos los aspectos de su vida que una persona pesimista con mala suerte. Un optimista se siente afortunado de poder ver un rayo, a pesar de la nube gris… mientras que un pesimista maldecirá su suerte, incluso en la cara de la buena fortuna, ya que no puede ver más allá de su propio mundo.

Afortunadamente, esta mentalidad depende totalmente del control propio. Una persona desafortunada, que resuelve cambiar su suerte, puede llegar a ser más social; haciendo un esfuerzo consciente para ser optimista y sacar lo mejor de cualquier situación, y pueden estar más abierto a nuevas ideas y experiencias. En resumen, si vas en busca de suerte, muy probablemente la encontraras… eso dice el profesor. Con un poco de suerte, él tiene razón.

 

10 consejos de Richard Wiseman para tener “suerte” en la vida:

 

  1. El más importante: impulsa de forma significativa tu felicidad, fuerza a tu rostro a sonreír, y mantén la expresión 20 segundos.
  2. Combate sentimientos negativos y pregúntate como podría haber ido peor.
  3. Paga por los momentos, no por las cosas. Asiste a los conciertos, estrenos de películas y a restaurantes poco frecuentes o raros: tendrás la oportunidad de hacer cosas con otras personas, o de contárselo después a otros más.
  4. Deja de ir siempre de de vacaciones al mismo lugar.
  5. Para que una relación se mantenga, recuerda equilibrar cada comentario negativo que hagas dando cinco positivos.
  6. De vez en cuando toma un camino diferente para ir y volver del trabajo.
  7. Adopta una forma de vida que favorezca a que sucedan cosas positivas.
  8. Mantente abierto a las oportunidades.
  9. La mejor manera de agradar a alguien no es hacerle un favor, sino que esa persona te haga a ti un pequeño favor.
  10. Haz un “cambio intencional”: empieza un nuevo hobby, afiliate a una organización, aprende algo nuevo, inicia un proyecto, conoce a personas nuevas.

 

Especiales, Reflexión

Artículos Relacionados

  • Ciudadano Honesto Nov 22, 2013

    En pocas palabras, muévete mijo, deja de estarle llorándole a tu desgracia!

  • Fernando Roman Nov 22, 2013

    Eso no es suerte, es pensar positivo y ser optimista, por que la suerte es algo que pasa si lo pudieramos medir y predecir ya no seria suerte

  • Anónimo Nov 23, 2013

    Vaya me siento bien de pensar y hacer las situaciones que aquí explican. Hace ya tiempo decidí cambiar; así lo explico: me canse de ver toda la * que hay en el mundo y en cambio prefiero ayudarme a mi y a todos los que me rodean. Buenos deseos a todos.

  • francis Nov 23, 2013

    el secreto esta en la mentalidad para tener exito debes prepararte y no dejarlo ala suerte q no existe

  • DARWIN QUINTERO May 13, 2014

    alguien que me quiera conocer???

  • Humberto May 19, 2014

    Creo que la suerte , no es más que los acontecimientos que pasan sin ser previstos y ocurren a tu favor , solo hay que buscarla , y ser optimista.

  • Mariela Sep 22, 2016

    Yo siempre he pensado en ser fuerte, tener cartacter y claro optimista, y no doblegarse ante las adversidades y evadir a las personas negativas o sufridas (me enfadan o me aburren). Y creo que consigo algunas veces lo que quiero dentro de mis posibilidades o mi intución o suerte o como lo quieran llamar.

Formulario de comentarios

Send this to friend