La torre de energía de Tesla

En 1905, un equipo de trabajadores de la construcción en la pequeña aldea de Shoreham, Nueva York trabajaron para erigir una estructura verdaderamente extraordinaria. Durante un período de varios años, los hombres lograron ensamblar la estructura y el cableado para para la Torre Wardenclyffe de 57 metros de altura, a pesar de las importantes insuficiencias presupuestarias y un par inconvenientes de ingeniería. El proyecto fue supervisado por su diseñador, el excéntrico e ingenioso inventor Nikola Tesla (10 julio 1856 – 7 enero 1943). En lo alto de su torre se alzaba una cúpula de cincuenta y cinco toneladas de metales conductores, y debajo de ella se extendía un sistema de ‘raíces’ de hierro que penetraban más de 300 metros en la corteza terrestre. “En este sistema que he inventado, es necesario para la máquina, para obtener un agarre de la tierra”, explicó, “de lo contrario, no podría sacudir la tierra. Hay que tener un agarre … de modo que el conjunto de la esfera pueda temblar”

mundo tesla

El mundo de Tesla ilustración de James Gilleard.

 

Aunque estaba lejos de cumplirse, se rumorea que fue probada en varias ocasiones, con espectaculares resultados. La finalidad de esta estructura única era cambiar el mundo para siempre.

Wardenclyffe

Torre Wardenclyffe

Los inventos de Tesla ya habían cambiado el mundo en varias ocasiones, sobre todo cuando desarrolló la moderna tecnología de corriente alterna. Él también había ganado fama por su victoria sobre Thomas Edison en la muy publicitada “guerra de las corrientes”, donde demostró que su corriente alterna era mucho más práctica y segura que la corriente directa de Edison. Pronto, su tecnología dominaría el mundo del desarrollo de la infraestructura eléctrica, y en 1900 fue ampliamente considerado como el mejor ingeniero eléctrico de Estados Unidos. Esta reputación se vio reforzada por sus otras innovaciones importantes, entre ellas la bobina de Tesla, el transmisor de radio, y las lámparas fluorescentes.

En 1891, Nikola Tesla dio una conferencia para los miembros del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos en la Ciudad de Nueva York, en donde él hizo una sorprendente demostración. En cada mano sostenía un tubo de descarga de gas, una primera versión de la bombilla fluorescente moderna. Los tubos no estaban conectados a ningún cables, pero no obstante, brillaban intensamente durante su demostración. Tesla explicó a los atónitos asistentes que la electricidad estaba siendo transmitida a través del aire por el par de láminas metálicas que rodeaban el escenario. Luego pasó a especular cómo se podría aumentar la escala de este efecto para la trasmisión inalámbrica de información y energía sobre un área amplia, quizás incluso sobre toda la Tierra. Al igual que en otras ocasiones, la audiencia de Tesla estaba absorta pero desconcertada.

De vuelta en su laboratorio improvisado en Pike’s Peak, en Colorado Springs, el científico excéntrico continuó exprimiendo los secretos del electromagnetismo para seguir explorando esta posibilidad. Manipuló su equipo con la intención de producir los primeros rayos de descargas eléctricas a escala nunca logrados por la humanidad, una hazaña que le permitiría poner a prueba muchas de sus teorías acerca de la conductividad de la tierra y el cielo. Para este propósito erigió un mástil de 43 metros en el techo de su laboratorio, con una esfera de cobre en la punta. El sustancial cableado de la torre fue encaminado a través de un bobina Tesla de alta tensión excepcionalmente grande en el laboratorio de abajo. En la noche de su experimento, después de una carga de prueba de un segundo que momentáneamente ilumino la noche con un misterioso zumbido azul, Tesla ordenó a su asistente electrificar completamente la torre.

Ilustración de Tesla demostrando la electricidad inalámbrica

Ilustración de Tesla demostrando la electricidad inalámbrica

 

Aunque sus notas no lo dicen específicamente así, uno sólo puede conjeturar que Tesla estaba en el Pike’s Peak riendo diabólicamente mientras el cielo nocturno de Colorado estaba siendo cortado por la máquina de rayos de aquel hombre. Racimos colosales de electricidad se arqueaban cientos de metros sobre la parte superior de la torre haciendo brillar aquel paisaje. Una curiosa corona azul pronto envolvió al crepitante equipo. Millones de voltios cargaban la atmósfera durante algunos momentos, pero el impresionante despliegue terminó abruptamente cuando repentinamente falló la energía. Todas las ventanas a lo largo de Colorado Springs se oscurecieron cuando el generador de tamaño industrial de la central local de energía se derrumbó bajo la presión. Pero en medio de las dramáticas descargas, Tesla confirmó que la Tierra misma podría ser utilizada como un conductor eléctrico, y verificaba algunas de sus sospechas sobre la conductividad de la ionosfera. En pruebas posteriores, alcanzó el éxito en un intento de iluminar las bombillas a distancia, a pesar de que las condiciones exactas de estos experimentos se perdieron en la oscuridad. En cualquier caso, Tesla se convenció de que su sueño de electricidad inalámbrica en todo el mundo era factible.

En 1900, el famoso financista JP Morgan fue fascinado por las convicciones de Tesla tras leer un artículo en la revista Century, en el que el científico describe una red global de torres de alta tensión que algún día podrían controlar el tiempo, retransmitir texto e imágenes de forma inalámbrica, y ofrecer electricidad en todas partes a través de la atmósfera. Morgan, con la esperanza de capitalizar el futuro de la telegrafía sin hilos, inmediatamente invirtió US $ 150,000 para trasladar el laboratorio de Tesla a Long Island para la construcción de una planta piloto para el “World Wireless System“. La construcción de la Wardenclyffe Tower y su dedicada instalación de potencia generadora comenzó al año siguiente.

laboratorio tesla

Laboratorio de Tesla en Pike’s Peak

 

En diciembre de 1901, pocos meses después de iniciada la construcción, un científico de la competencia llamado Guglielmo Marconi envió la primer señar de telegrama trasatlántico de forma inalámbrica. Los inversores de Tesla estaban muy preocupados por el desarrollo, a pesar de que Marconi había tomado prestadas diecisiete patentes de Tesla para llevar a cabo su hazaña. Aunque los planes de Marconi fueron considerablemente menos ambiciosos en escala, su aparato era también considerablemente menos costoso. El trabajo en Wardenclyffe continuó, pero Tesla se dio cuenta de que el éxito de su competidor con la telegrafía inalámbrica sencilla habían disminuido en gran medida la probabilidad de nuevas inversiones en su, mucho más grandes, proyecto.

En 1908, Tesla describió sus sensacionales aspiraciones en un artículo para la revista Wireless Telegraphy and Telephony:

“Tan pronto como termine, será posible para un hombre de negocios en Nueva York dictar las instrucciones y que inmediatamente aparezcan escritas en su oficina en Londres o en cualquier otro lugar. Él será capaz de acceder, desde su escritorio, y hablar con cualquier otro suscriptor de teléfono en el mundo, sin cambio alguno en el equipo existente. Un instrumento barato, no más grande que un reloj, permitirá a su portador escuchar en cualquier lugar, en, mar o tierra, música o una canción, el discurso de un líder político, la dirección de un eminente hombre de ciencia, o el sermón de un pastor elocuente, siendo dicho en otro lugar, por muy distantes que se encuentren. De la misma manera cualquier imagen, carácter, dibujo o impresión pueden ser transferidos de un lugar a otro. Millones de estos instrumentos pueden ser operados con una plante de este tipo. Más importante que todo esto, sin embargo, será la transmisión de energía, sin necesidad de cables, que se mostrará en una escala lo suficientemente grande como para llevar a la convicción. “

En esencia, la red eléctrica mundial de Tesla fue diseñada para “bombear” al planeta con electricidad entremezclada de las corrientes telúricas naturales que se mueven a través de la corteza terrestre y de los océanos. Al mismo tiempo, torres como la de Wardenclyffe arrojarían columnas de energía en bruto hacia la amigable ionosfera cincuenta millas arriba. Para aprovechar este conducto energético, las casas de los clientes estarían equipadas con una conexión a tierra enterrada y una antena esférica relativamente pequeña en el techo, creando una vía de baja resistencia para cerrar el gigante circuito de la Tierra-ionosfera. Buques oceánicos podrían utilizar una antena similar para extraer energía de la red en el mar. Además de electricidad, estas corrientes podrían llevar información a grandes distancias mediante la construcción de radio frecuencias junto con la energía, de forma similar a la tecnología moderna para enviar datos de alta velocidad de Internet a través de líneas eléctricas.

Dados sus datos experimentales complementarios y sus logros previos de ingeniería, había pocas razones para dudar de la veracidad de las afirmaciones de Tesla. Pero la construcción de la central, la torre de madera enorme, y la cúpula conductora de cincuenta y cinco toneladas agotaron relativamente rápido el dinero de la inversión inicial, lo que llevó a la escasez crónica de financiación. Las complicaciones se agravaron aún más por una caída de la bolsa en 1901 que duplicó el costo de los materiales de construcción que hizo retroceder a los inversionistas para la cobertura financiera.

El equipo puso a prueba su torre Wardenclyffe un puñado de veces durante la construcción, y los resultados fueron muy alentadores, pero el proyecto pronto había devorado los ahorros personales de Tesla, y se hizo cada vez más claro que no habría nuevas inversiones. En 1905, después de haber agotado todas las opciones financieras, los esfuerzos de construcción fueron abandonados. En cuanto a la desaparición del proyecto, Tesla declaró:

nikola tesla

Nikola Tesla

 

“No es un sueño, es una tarea sencilla de ingeniería eléctrica científica, sólo que es caro – ciegos, débiles de corazón, un mundo desconfiado […] La humanidad todavía no está lo suficientemente avanzada como para ser conducida por el sentido entusiasta del descubridor! ¿Pero, quién sabe? Tal vez sea mejor en este mundo nuestro que una idea o un invento revolucionario en vez de ser ayudado y reciba unas palmaditas en la espalda, se vea obstaculizado y maltratado en su adolescencia — por falta de principios, por el interés egoísta, la pedantería , la estupidez y la ignorancia; que sea atacado y reprimido; que pase por pruebas y tribulaciones amargas, a través de la lucha de la existencia comercial. Por que todo lo que fue grande en el pasado fue ridiculizado, condenado, combatido, suprimido – sólo para emerger con mayor fuerza, tanto más triunfalmente de la lucha”.

Si los planes de Tesla hubieran llegado a realizarse, la planta piloto habría sido más muchas. Tales “torres transmisoras” magnificadoras habrían salpicado el mundo, saturando el planeta con electricidad gratis y comunicación inalámbrica ya en la década de 1920. En su lugar, el potencial de la instalación futurista permaneció sin explotar durante más de una década, hasta que la torre fue demolida para el rescate en 1917.

La caída de Wardenclyffe metió al brillante inventor en una profunda depresión y angustia financiera, y en los años que siguieron sus colegas comenzaron a dudar seriamente su bienestar mental. Sus excentricidades se convirtieron cada vez más exageradas, subrayadas por su tendencia de llevar a casa palomas heridas que encontraba en sus visitas diarias al parque. También desarrolló un miedo natural a los gérmenes, se lavaba las manos compulsivamente y se negaba a comer cualquier alimento que no hubiera sido desinfectado mediante ebullición. Sin embargo, su mente permaneció embarazada con ideas innovadoras, como lo demostró cuando describió la técnica de radar en 1917, casi veinte años antes de convertirse en una realidad. En 1928, a la edad de setenta y dos años, presentó una de sus últimos patentes, en la que describe una ingeniosa máquina voladora ligera que fue un precursor temprano para el actual Vertical Short Takeoff and Landing (VSTOL) de aviones como el V-22 Osprey.

Nikola Tesla bobina

Tesla frente a una bobina espiral de su transformador de alta frecuencia.

 

Nikola Tesla dejo su existencia terrenal en 1943, sufriendo un ataque al corazón a solas en su habitación de hotel. A pesar de que llevaban copiosos diarios de sus experimentos e ideas a lo largo de su vida, eran notoriamente vagos y carentes de detalles técnicos. Prefería confiar en su memoria fotográfica para estos matices, por lo tanto, gran parte de su conocimiento se fue con él a la tumba. Algunas investigaciones modernas y cálculos, sin embargo, no apoyan la afirmación de que la electricidad inalámbrica de Tesla no sólo es factible, sino que incluso podría haber sido una alternativa superior a la red extensa y costosa de las líneas eléctricas que cruzan nuestro mundo actual.

Si Wardenclyffe se hubiera llevado a cabo sin interrupción, Tesla habría podido conseguido una vez más alterar el curso de la historia. Acceso inmediato a la energía, la información, cilindros fonográficos piratas y fotos lascivas de fulanas en cueros en el TeslaNet pudieran haber dado inicio a la era de la información casi un siglo antes de lo previsto, por lo que el mundo de hoy sería un lugar muy diferente. Tal vez algún día podremos disfrutar del futuro que Tesla imaginó, aunque un poco tarde.

Fuente: damninteresting.com

Especiales, Historia

Artículos Relacionados

  • Daniel Mar 19, 2013

    Mis respetos para Tesla. ¡Ese tipo de verdad era un genio! Es una lástima que la sociedad nunca ha sabido reconocer a los verdaderos genios y mucho menos apoyarlos.

  • Jaocagomez Mar 19, 2013

    Yo siempre se la he cromado a Tesla, el es una persona adelantada a su epoca y me da coraje y lastima que fueron muy pocas personas las que lo apoyaron y tan poco reconocimiento que tuvo en su tiempo, para un genio como el.

  • ivan Mar 19, 2013

    Un genio como pocos en la historia

  • miguel Mar 19, 2013

    Una mente adelantada a su época, genio absoluto.

  • Martin Mar 19, 2013

    Tesla fue grande, lamentablemente era tan extremadamente genio que no necesito plasmar sus ideas por escrito y mucha de su sabiduria se la llevo a la tumba.

    • Pilin Mar 20, 2013

      A caray y donde leiste eso.

  • yanimeacuerdo Mar 19, 2013

    edison hasta donde se, le metia cada vez que podia el pie a tesla por envidia el hijo de p-u-ta de edison no soportaba que tesla fuera mejor que el, mejor cientifico y mejor ser humano, Edison la historia te juzgara y caeras en el olvido y solo te recordaran como la basura que eras, y Tesla sera reinvindicado en el lugar que le corresponde en la historia…yo siempre me e preguntado que no habra forma de ocupar la electricidad de los rayos? si alguien sabe digame por favor, porque los rayos los jalan con misiles y un hilo de cobre

    • Sebas Mar 19, 2013

      Es posible, pero la energía es tan grande que se vuelve imposible almacenarla, ponlo así, un rayo pequeño es de 1 Km, a eso agrégale que ese rayo pequeño puede generar hasta 1 gigowatt algo así como una explosión nuclear.
      Si no se te hace mucho les dejo esto http://www.youtube.com/watch?v=ggW_F0qIGZ8

      • yanimeacuerdo Mar 20, 2013

        …y si se desvia? almacenemos lo que si se pueda almacenar y lo demas lo desviamos a tierra?, un circuito que solo jale una pequeña parte de la energia del rayo y la demas ( la mayor parte)la desviara a tierra

    • Daniel Oct 29, 2013

      Para que almacenar o usar la energía de un rayo si puedes usar toda la que hay en su entorno, que por otro lado creo que es mas controlable

  • Carlos Mar 19, 2013

    Me encanto que el wey de Sebas me hizo ver un cacho de volver al futuro,no!!

  • Ruffles Mar 20, 2013

    a pesar de que las condiciones exactas de estos experimentos se perdieron en la oscuridad

    si claro… se “perdieron”… la historia de tesla es la de un gran hombre… lastima del mundo… a mucha gente no le convenían sus invenciones…

  • bto_fk Mar 20, 2013

    Martí debes viajar a 1901, patearle el trasero a edison y evitar que Guglielmo Marconi envíe la primera señal de telegrama transatlántico de forma inalámbrica. Para que el proyecto de Tesla se realice por completo.

    • diana Mar 24, 2013

      jajaja…me hiciste el dia…me rei hasta que me dolio la panza…jajaja

  • Xavier Mar 22, 2013

    Tesla sufría de lo que hoy se conoce como “Sinestesia”, que en una de sus manifestaciones, como la de Tesla, hacia posible en el, visualizar mentalmente cualquiera de sus invenciones con precisión extrema, todas sus dimensiones etc. es por eso que rara vez hacia planos, quizás solo para compartirlos con sus ayudantes, pues el lo tenia todo en la mente.
    Al morir el FBI incauto absolutamente todos los documentos que encontró en su casa (investigaciones y estudios), años después, supuestamente entregaron “todo” a familiares de Tesla, y dichos documentos se encuentran en un museo en Yugoslavia

  • Kaio Dic 17, 2013

    Las patentes de Tesla fueron confiscadas por el FBI y mas de la mitad siguen archivadas en algún lugar de gringolandia. El resto, se aplico militarmente o para engordar bolsillos…

  • Godines Nov 14, 2014

    ¿Y si en verdad sus ideas eran un peligro para quienes querían riquezas y lo mataron haciéndolo pasa por un ataque al corazón?

  • master chief Abr 27, 2015

    Its a conspiracy

  • Daniel el Chido Jul 8, 2015

    Estaríamos un siglo adelantados en tecnología 🙁

    Quisiera tener sus conocimientos y mucho dinero

Formulario de comentarios

Send this to friend