La terrible masacre en Lídice

Desde los primeros meses de 1939, Checoslovaquia estaba siendo ocupada por las fuerzas de la Alemania nazi. Tres años después, el 27 de mayo de 1942 y después de pasar algunos días en su casa de campo Reinhard Heydrich, el segundo al mando de las SS y en ese momento responsable por el Protectorado de Bohemia y Moravia, conducía a su oficina en Praga cuando sufrió una emboscada a manos de soldados checos entrenados por fuerzas británicas.

Lidice en 1942

Fue un ataque fatal con granadas que dejaron a Heydrich gravemente herido y que, ocho días más tarde, le provocaría la muerte por septicemia.

Reinhard Heydrich tan solo era superado en rango por Heinrich Himmler, y además de ser uno de los principales arquitectos del Holocausto, estaba entre los personajes más oscuros y odiados al interior de la cúpula nazi. El propio Adolfo Hitler llegó a describirlo como “un hombre con corazón de hierro”. Eliminar a Heydrich era toda una conspiración premeditada que llevaba tramándose desde hacía mucho tiempo.

Como una forma de venganza por la muerte de Heydrich, los alemanes desataron un verdadero infierno. En el transcurso de los días posteriores a su muerte, más de 36,000 viviendas en 5,000 ciudades fueron inspeccionadas, lo que resultó en la detención de unas 3,000 personas. En el transcurso de una semana, se hicieron 157 ejecuciones, pero nadie estaba preparado todavía para el horror que estaba por venir: las víctimas más trágicas en esta represalia alemana fueron los habitantes de una pequeña aldea agrícola llamada Lídice, situada a unos 20 kilómetros al oeste de Praga.

Reinhard Heydrich

Reinhard Heydrich

En primera instancia, el Führer ordenó tomar prisioneros y ejecutar a 10 mil checos seleccionados de forma totalmente aleatoria, pero la idea finalmente fue descartada debido a que la zona industrial operada por mano de obra checa resultaba de suma importancia para los planes de crecimiento del Tercer Reich, y nadie quiere una baja de productividad cuando se intenta conquistar al mundo. La Gestapo, bajo una tremenda presión por atrapar a los asesinos de Heydrich, requería inmediatamente de un chivo expiatorio y la pequeña aldea de Lídice parecía el lugar perfecto. Con un informe falso, la Gestapo afirmó que Lídice era sospechosa por proteger y ocultar a los asesinos.

El 9 de junio de 1942, el día del funeral de Reinhard Heydrich, un destacamento de fuerzas alemanas sitió el poblado de Lídice, bloqueando cualquier salida. Cada hombre en la aldea fue cazado y fusilado, primero en grupos de 5 y después de 10 en 10, cuando el maestro del terror, Horst Böhme, se quejó porque estaba tardando demasiado. Las mujeres y niños fueron trasladados a campos de exterminio para ser aniquilados en las cámaras de gas. Aquellos pocos niños “afortunados” que fueron considerados racialmente aptos para la “germanización” fueron entregados a familias de los miembros de las SS.

Masacre Lidice

La aldea de Lídice fue incendiada y los restos de las casas y pequeñas construcciones fueron destruidos con explosivos. Ni los muertos enterrados en el cementerio del lugar escaparon a la venganza. Los restos mortales fueron exhumados y arrojados a la hoguera. Pero el frenesí no terminó allí: todos los animales de la aldea fueron aniquilados. Las cuentas finales sumaron un total de 340 personas muertas debido a la venganza alemana: 192 hombres, 60 mujeres y 88 niños.

Actualmente, Lídice es una ciudad pequeña muy tranquila, con algunas ruinas de piedra de una casa de campo y la iglesia, y una escultura de un grupo de niños hecha en bronce. La escultura, titulada “Monumento a los Niños Víctimas de la Guerra” está integrada por 82 figuras de infantes. La obra estuvo a cargo de la artista Marie Uchytilová en la década de 1990. El monumento fue erigido con vista al lugar donde se encontraba la antigua aldea de Lídice.

monumento ninos victimas guerra lidice (1)

monumento ninos victimas guerra lidice (4)

monumento ninos victimas guerra lidice (3)

monumento ninos victimas guerra lidice (2)

monumento ninos victimas guerra lidice (5)

monumento ninos victimas guerra lidice (6)

Información holocaustresearchproject.org Fotografias: donaldjudge

Historia

Artículos Relacionados

  • Jorge L. Ayala Abr 8, 2015

    Realmente impactante la historia de esta ciudad. Solo te faltó mencionar que, cuando el mundo se enteró de la masacre, muchos países decidieron honrar a Lídice poniéndole así a algún pueblo o ciudad, con el fin de que Lídice no desapareciera como lo querían los nazis. En México tenemos San Jeronimo Lídice, que se encuentra en el DF.

  • VicLopez Abr 8, 2015

    es lo mismo que hacen actualmente los estadounidenses, pero utilizan mercenarios o con el poder de la prensa disfrazan lo que hacen.
    pregunten en Vietnam las victimas del colorante naranja.

  • Xav Abr 8, 2015

    La historia de los que perpetraron la conspiración del asesinato de Heydrich puede verse en la película de 1975, “Operation Daybreak”… que en español fue llamada Siete Hombres al Amanecer. Recomendada, búsquenla.

  • cannino Abr 9, 2015

    Pues no veo demaciada diferencia entre el 2de octubre del 68 (y dias anteriores y posteriores) o el halconazo, o tanta matanza que ha realizado el pri… los cientos de miles de desapariciones forzadas…

    que doble moral

    • Anh Khan Abr 9, 2015

      es en serio?

    • derek Abr 10, 2015

      que estupidez

    • AngieChan Abr 14, 2015

      Concuerdo con el hecho de que en cada pais tiene su historia oscura. La diferencia es que los nazis alemanos ya dejaron de tener poder, lamentablemente aqui en mi querido Mexico el PRI sigue en el poder. 🙁

  • Cavendish Abr 15, 2015

    🙁

  • Alex Abr 30, 2015

    que * mas estúpida comparar la inmerecida ANIQUILACIÓN de todo un pueblo, con el gobierno de México… que al final de cuentas es el que merecemos. Doble moral?? porqué? acaso este medio es crítico del gobierno… si así están de la cabeza… con razón tenemos este gobierno

  • Alex Abr 30, 2015

    y como dijo don teofilito…

  • Wolfy Oct 6, 2015

    No es necesario ir tan lejos ni tan atrás, ahí tienen allende coahuila

Formulario de comentarios

Send this to friend