Taxi a Caborca.

fotos-curiosas-0381

Un hombre sale de la cantina de jugar baraja, sin un quinto. Era muy tarde ya y fue a tomar el único taxi que había en la puerta:
– Quiero ir a Caborca, le dice.
– Serán 50 pesos por adelantado.

– Ahora mismo no tengo nada, lo he perdido todo en el juego pero si me llevas, al llegar te daré 60.
– Pues entonces no te llevo; búscate otro pendejo.

Pasa una semana y el mismo hombre sale con una partida de 3.000 luego de ganar varias veces. Al salir de la cantina se encuentra la hilera de taxis; el que no lo quiso llevar estaba al último. Después de pensar en cómo vengarse del taxista, entra en el primer taxi y enseñando el dinero le dice:

– ¿Cuánto cuesta ir a Caborca?
– 50 pesos.
– Te doy 600 si al llegar me la chupas.
– No.

A continuación prueba con el siguiente:
– ¿Cuánto cuesta ir a Caborca?
– 55.
– Te doy 600 si al llegar me la chupas.
– ¡Ni por 6.000, maricón!

Y así con todos los taxis de la hilera, hasta que llega al taxista del que se quería vengar:

– ¿Cuánto cuesta ir a Caborca?
– 50 por adelantado.
– Te doy 60 si bajas la ventanilla y, al ir pasando junto a tus amigos, les saludas con una sonrisa diciendo ¡me voy a Caborca!

Hacer comentario

9 Reacciones