Stand on Zanzibar, la extraña novela de ciencia ficción que en 1969 predijo el futuro

Stand on Zanzibar

Stand on Zanzibar es una rareza entre las novelas de ciencia ficción, que realmente hizo predicciones exactas sobre el futuro. La historia del libro, publicado en 1969, está ambientada en el año 2010, y esto nos permite hacer una comparación punto por punto, y maravillarnos con la capacidad extraordinaria del novelista John Brunner para anticipar la forma del mundo que estaba por venir. De hecho, su visión del año 2010 hasta incluye a un dirigente popular nombrado Presidente Obomi, así de realista, ni el mismo Nate Silver habría podido hacer esta predicción en el lejano 1969.

Permítanme enumerar algunas de las otras predicciones correctas hechas en el libro de ciencia ficción de Brunner:

1. Actos aleatorios de violencia por parte de individuos dementes, a menudo teniendo lugar en las escuelas, la plaga de la sociedad en Stand on Zanzibar.

2. La otra importante fuente de inestabilidad y violencia viene de los terroristas, que en la actualidad representan una gran amenaza para los intereses estadounidenses, e incluso llegan a atacar edificios dentro de los Estados Unidos.

3. Los precios se multiplicaron por seis entre 1960 y 2010 debido a la inflación. (El aumento real de precios en Estados Unidos durante ese período fue de siete veces, pero Brunner estuvo cerca.)

4. El rival más poderoso de EE.UU. ya no es la Unión Soviética, si no China. Sin embargo, gran parte de la competencia entre los EE.UU. y Asia se juega en la economía, el comercio y la tecnología en lugar de la guerra abierta.

5. Los europeos han formado una unión de naciones para mejorar sus perspectivas económicas y su influencia en los asuntos mundiales. En asuntos internacionales, Gran Bretaña tiende a alinearse con los EE.UU., pero otros países de Europa se muestran críticos con las iniciativas estadounidenses.

6. África aún se mantiene por detrás del resto del mundo en el desarrollo económico, e Israel sigue siendo el epicentro de las tensiones en el Medio Oriente.

7. Aunque algunas personas todavía contraen matrimonio, muchos miembros de la generación más joven ahora prefieren las relaciones a corto plazo sin compromisos a largo plazo.

8. Los estilos de vida homosexuales y bisexuales se han vuelto dominantes, y los productos farmacéuticos para mejorar el rendimiento sexual son ampliamente utilizados (e incluso se anuncian en los medios de comunicación).

9. Muchas décadas de acción afirmativa han llevado a los negros a posiciones de poder, pero las tensiones raciales todavía se cocinan a fuego lento por toda la sociedad.

10. Los vehículos de motor cada vez más funcionan con celdas eléctricas como combustible. Honda (conocido principalmente como un fabricante de motocicletas cuando Brunner escribió su libro) es un importante proveedor, junto con la General Motors.

11. Sin embargo, Detroit no ha prosperado, y es casi un pueblo fantasma por todas las fábricas cerradas. A pesar de esto, un nuevo tipo de música – con un extraño parecido con el actual movimiento techno de Detroit de la década de 1990 – ha surgido en la ciudad.

12. Los canales de noticias de televisión se han vuelto globales vía satélite.

13. Sistemas tipo TiVo permiten a la gente ver programas de televisión de acuerdo a su propio horario.

14. Los sistemas de entretenimiento a bordo de los aviones ahora incluyen programas de video y noticias accesibles en pantallas individuales en cada asiento.

15. Las personas dependen de los avatares para representarse a sí mismos en las pantallas de vídeo – Brunner llama a estas imágenes, que pueden parecerse al propietario o a cualquier otra persona – “Sr. y la Sra. Todas Partes”.

16. Los documentos informáticos se generan con impresoras láser.

17. Una reacción social y política ha marginado al tabaco, pero la marihuana ha sido despenalizada.

Otros libros de ciencia ficción en ocasiones han hecho predicciones exitosas, desde Alrededor de la Luna (1865) de Julio Verne, que anticipa de forma misterios muchos detalles del programa Apolo, Neuromancer (1984) de William Gibson, con sus descripciones del ciberespacio y los piratas informáticos. Pero el trabajo de Brunner se destaca como la más asombrosa anticipación de lo que en realidad iba a cambiar – y lo que permanecería igual – en las décadas posteriores a su publicación. Ciertamente, hay muchos detalles, grandes y pequeños, en los que que Brunner se equivocó. Pero incluso cuando estos informes no suenan verdaderos, el tema general de Stand on Zanzibar, que es el costo oculto de nuestra obsesión por la perfectibilidad humana, es tan relevante hoy como cuando Brunner escribió su novela.

En este libro, cada uno de los personajes principales tiene la misión de mejorar la raza humana, y de una manera que hoy nos resulta demasiado familiar. A veces, esta preocupación se manifiesta en la legislación y la regulación, la política – tanto a nivel nacional como global – incrementando la competencia entre diferentes esquemas de mejora humana en Stand on Zanzibar. Y ciertamente, la actitud no muestra signos de pasar de moda en la actualidad. Incluso los personajes secundarios en Stand on Zanzibar se distinguen por su celo hacia la mejora de las especies, ya sea a través de libros escritos llenos de asesoría en consejos y acusaciones, negociando inversiones en regiones empobrecidas, con la aplicación de ambiciosos programas de software que mejoran la eficiencia y la calidad de vida, o simplemente, mediante una buena manipulación psicológica. Estos también son parte de nuestra vida cotidiana. Pero el más popular – y polémico – es el método de mejoramiento humano en el mundo ficticio de 2010 presentado por Brunner que se basa en la biotecnología y la posibilidad de juguetear con nuestro ADN.

Unos días antes publicamos un articulo titulado Se busca mujer para parir un Neanderthal, en donde un profesos de Harvard busca a una mujer que este dispuesta a llevar a nuestro primitivo antepasado en el vientre con el fin de volverlo a la vida. Este escenario suena como algo sacado directamente de las páginas Stand om Zanzibar. En la novela de Brunner, un destacado profesor nombrado Sugaiguntung está trabajando en una línea similar de investigación, y espera crear superhumanos recurriendo a su experiencia manipulando el ADN de los orangutanes. De hecho, la historia de ciencia ficción parece más plausible que la nota periodística.

La trama es deliberadamente fracturada y se presenta en fragmentos por Brunner, quien modeló su trabajo sobre estructura similar a la de John Dos Passos en U.S.A. Trilogy. Al igual que Dos Passos, intercala titulares, trozos de noticias, letras de canciones, interludios autónomos de fondo y otros bric-à-brac culturales en su narrativa. Pero a diferencia de Dos Passos, Brunner encuentra la manera de tirar de los hilos diferentes en nuevas formas extravagantes – sobre todo en las páginas finales, cuando una novela parece también dispar la curiosidad de los por la elegancia con la que todas las piezas encajan. Y aunque hay muchas cosas que admirar en este espinoso, y poco convencional libro, tal vez la hazaña más impresionante es la capacidad de nuestro autor a mantener un estricto control con un claro sentido de propósito y dirección, incluso cuando la narración parece la más anárquica y caótica. Dicho de otro modo, lo que inicialmente aparece como una novela de espíritu libre de la década de 1960, con mucho contenido pero poca claridad, resulta que tiene más en común con las novelas artísticas del nuevo milenio, como el Cloud Atlas, A Visit from the Goon Squad, o Gods Without Men, en la que todas las historias convergen, las subtramas coloridos encajando en un mosaico brillante e inesperado.

Dos líneas argumentales divergentes dominan la novela. Norman House es un afro-americano que se ha unido a la alta dirección de GT, una corporación multinacional afín a General Electric. Para avanzar en su carrera y sus incondicionales crecientes signos de alienación, House firma en un ambicioso proyecto en África que promete tanto como hacer paquetes de dinero y también mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de una nación desesperadamente pobre del Tercer Mundo. Casi en el mismo momento, el compañero de habitación de House, Donald Hogan se embarca en un proyecto aún más difícil – una que le obliga a actuar como espía en un país asiático hostil, basada libremente en Indonesia, donde avances asombrosos en la investigación genética han sido anunciados.

Estas dos líneas argumentales eventualmente se unirán, pero Brunner se toma su tiempo en este gran, y discursivo libro, y gran parte del atractivo de Stand on Zanzibar proviene de las subtramas y personajes secundarios. Un autor bohemio llamado Chad C. Mulligan proporciona una visión y un alivio cómico en dosis iguales, y es una figura tan convincente que merece elprotagonico de una novela propia. Guinivere Steel, el líder de bordes definidos de una boutique en cadena, es otra figura convincente que sólo recibe un pequeño papel. Su especialidad es organizar fiestas extravagantes en la sociedad que se construye con el entretenimiento basado en la humillación de las personas, especialmente aquellas que no quiere invitar a su próxima fiesta. Y, fiel a una larga tradición de ciencia ficción, Brunner incluye un carácter de primera categoría digital, el ordenador Shalmaneser, que es para GT Corp lo que Deep Blue para IBM.

themillions

Enigmas y misterios

Artículos Relacionados

  • Mr Gamer Abr 11, 2013

    que interesante novela hasta ganas de leerla me dio!!

  • Traviztochdown Abr 11, 2013

    Wooooooooau

  • a952 Abr 11, 2013

    imperdible, tengo que leerla

  • Nostradamus Abr 11, 2013

    También predijo el campeonato de copad el Cruz Azul?

    • Miiguell Abr 11, 2013

      Ese libro dice predicciones no cuentos de hadas

      • Tom Abr 12, 2013

        Zazz! en toda la boca :p

  • Roberth Abr 13, 2013

    Das Omen

  • Benny Abr 21, 2014

    Y ¿En qué predicciones no concuerda el libro?

    Es absurdo tomar únicamente las cosas en las que se asemeja la realidad actual; sin embargo habría que hacer un listado de lo que no se ha cumpido para tener un criterio más amplio.

    Sólo tomando en cuenta lo que podría interpretarse como predicciones cumplidas, hasta Nostradamus debería tomarse como un profeta.

    La verdas es que por cada acierto que tienen seudoprofetas o escritores futuristas los desaciertos son cientos.

    Para el que le quepan dudas ojalá que se tome la molestia de conseguir el libro y leerlo, y decidir si el autor era un visionario o sólo alguien que tiró cien anzuelos esperando uno pescara.

Formulario de comentarios

Send this to friend