Stalker: la enfermedad de persecución obsesiva

Esa persona con la que tuviste una relación y que aún insiste en darte regalos, llamarte en los momentos más inoportunos, bombardearte con mensajes en WhatsApp y vigilar cada detalle de tu vida a través de las redes sociales (lo que definitivamente te llevó a bloquearlo de cualquier contacto posible), podría estar enferma.

misterioso con lentes y sombrero

Aquellos que tuvieron la oportunidad de ver “Atracción fatal”, un clásico cinematográfico de la década de 1980, conocen la historia de un hombre casado que se involucra con una ejecutiva con quien mantiene un tórrido romance. La pasión inicial de la aventura desaparece, él la rechaza y la mujer empieza a perseguirlo, así como a su esposa e hija. La ejecutiva en cuestión sufría de un raro comportamiento patológico llamado “Stalking” – del verbo inglés “to stalk”, cuyo significado literal es “acechar”, como lo haría un depredador con su presa.

En italiano este disturbio es llamado “Sindrome del Molestatore Assillante”, por lo que la traducción más aproximada al español sería “Síndrome del abusador persistente”. Ha sido objeto de diversos debates, en los que se han involucrado psiquiatras, psicólogos y abogados. Hasta ahora las causas de este deseo por perseguir aún no están del todo claras, pero existen algunos estudios que apuntan a una incapacidad de sobrellevar las pérdidas que proviene desde la infancia. “El enfermo es capaz de idear estrategias repetitivas e indeseables solamente para mantener el contacto: sus acciones son tan exageradas (incontables mensajes y llamadas, por ejemplo) que provocan en la víctima temor y angustia”, afirma J. Reid Meloy, psicólogo especializado en medicina legal y profesor de psiquiatría en la Universidad de California.

El acechador busca la atención de formas complejas, y en realidad poco le importa si sus acciones llegan a ser molestas o ilícitas. Algunas veces el acecho empieza con ciertos cumplidos como enviar obsequios, cartas, poemas, flores. Pero según Meloy, el límite entre lo que es oportuno y lo que no, deseable o no, se establece precisamente por la aceptación de la víctima. Es decir, mientras la víctima acepte los cumplidos, el stalker se muestra inofensivo, pero desde el momento en que inicia un rechazo – de una llamada, de un regalo o en las redes sociales – se desata un proceso para fabricar estrategias peligrosas e inoportunas.

Sobre el stalking, Meloy dice:

“Un comportamiento anómalo y extravagante provocado por varios disturbios psicológicos como el narcisismo patológico, pensamientos obsesivos, entre otros, alimentados por mecanismos inconscientes como la ira, agresividad, soledad e inadaptación social, pudiendo clasificarse como patología de apego”.

En la década de 1990, en los Estados Unidos la figura del stalker fue criminalizada. Esto llevó a que varios países adoptaran medidas similares contra este tipo de conducta impropia, entre ellos Inglaterra y España. En México, el stalker entra en el marco del hostigamiento, que no se considera un crimen sino una falta administrativa, y el castigo sería una amonestación o una multa. En casos más graves, la situación quedaría configurada en los delitos procedentes como lesiones, daño en propiedad ajena, abuso sexual, hostigamiento sexual, etc. Pero hasta que sucedan, no antes.

Un seguimiento médico y psicológico es lo recomendable no solo para el acosador, sino también para sus víctimas. Después de una experiencia de acoso, las personas pueden presentar cuadros de depresión o estrés postraumático, lo que a la larga termina repercutiendo en su vida personal y profesional.

Se hace necesario mantenerse al tanto de las quejas de la víctima, pues cuando el motivo no es el odio, las acciones del stalker suelen confundirse con demostraciones de aprecio. Lo que nos indicará lo que realmente ocurre dependerá de la frecuencia e intensidad en las quejas de la persona que está siendo molestada.

 

Tipos de stalkers.

acoso espiando

Circunstanciales: Son aquellos que pierden el horizonte debido a algún impacto emocional, combinado con fragilidad momentánea. Suelen cometer algunas locuras, pero después razonan, se llevan las manos a la cabeza y dicen: “¡Dios, que acabo de hacer!”.

Sociópata: Este se pasará la vida acechando a los pobres desgraciados que se cruzan en su camino. Lo único que varía es la intensidad de la persecución y los métodos empleados. Se trata del tipo más peligroso, pues cuando entran en modo off, prácticamente pasan a un estado de trance, no logran ser prácticos, pierden el raciocinio lógico y no les importa violar las reglas sociales.

Fijador: se obsesiona con una sola persona y hace de este individuo la razón de su existencia, pasando a vivir en función de imponerle su presencia. No le interesa un intercambio, colocar a otra víctima en lugar de su elegida, jamás la aceptará, su víctima es personal e intransferible.

 

Psicología

Artículos Relacionados

  • El Maikol Jul 19, 2016

    Yo tuve una experiencia con una ex que llegó al grado de apuñalar a mí ahora esposa. Pasó algunos meses en la cárcel y fue la única forma en que dejó de acosarme. Se llamaba Karina, alias “Killer Karina o Ki-Ka”… y sí, hubo un tiempo en que yo vivía con miedo.

  • hellknight_666 Jul 19, 2016

    Es un tema muy complicado acá en Argentina no le dan bola a esto, yo lo viví con la madre de mi hijo cuando la relacion se fué al caño, la amo como siempre pero las cosas solo no daban para más.. Aclaro que no la denuncie ni nada de eso pero la situacion llega demasiado lejos y no tenemos el control de la situacion.
    Por sierto ella me engañaba, sino le buscava la vuelta para volver con ella.

  • Jake el perro Jul 19, 2016

    Cuando es de hombres a mujeres………………hasta pena de muerte piden……..pero cuando es al revés…………………………ni en la estación de policía y ni un ministerio sale a tu defensa…..en la mayoría de casos…….incluso te hostigan si no vean esas “mujeres liberales de israel”, hasta por saludarla te mandan a la cárcel,……….#igualsoloparaalgunos.

  • Alexqui Jul 19, 2016

    Every breath you take and every move you make
    Every bond you break, every step you take, I’ll be watching you
    Every single day and every word you say
    Every game you play, every night you stay, I’ll be watching you
    Oh, can’t you see you belong to me
    How my poor heart aches with every step you take…… The Police.

    • Marichú Jul 20, 2016

      Yeiii… la canción acosadora por excelencia!

  • trulo Jul 19, 2016

    y mientras… uno sin perro que le ladre.

    • Yanimeacuerdo Nivel Dios Jul 20, 2016

      Mejor así que amarrarte a un ente psicópata de ese calibre.

  • Marichú Jul 20, 2016

    Precisamente hoy platiqué con un presunto stalker… pero dice que no la acosa, sino que está dispuesto a rogarle toda la vida.

  • cere Jul 23, 2016

    Siempre crei que el sociopata era un ser superior a un stalker 😡 ke pasa aki?

Formulario de comentarios

Send this to friend