Reparacion telefonica.

Una mujer llamó a su compañía local de telefonía para reportar que el teléfono no sonaba cuando sus amigos la llamaban, – en ocasiones, cuando sonaba, su perro siempre se quejaba antes del ring.

El técnico de la empresa asistió a tratar de resolver el problema, movido por la curiosidad de conocer a este perro psíquico o a esta dama loca subió al poste de teléfonos y hizo una llamada de prueba al hogar de la dama.

El teléfono no timbro enseguida, pero luego de que el perro se quejo el teléfono comenzó a sonar.

Tras inspeccionar el sistema se encontraron con lo siguiente:

  • El perro se vinculaba al sistema telefónico de alguna manera a través de su cadena y collar de acero.
  • El cable de conexión a tierra estaba suelto.
  • El perro recibía 90 voltios de corriente cada vez que el teléfono era llamado.
  • Después de un par de sacudidas, el perro se quejaba y terminaba orinando.
  • El suelo mojado completaba el circuito, lo que provocaba que el teléfono sonara.

Moraleja: Algunos problemas suelen solucionarse con algunos gemidos y unas cuantas meadas, no hace falta preocuparse demasiado.

Curiosidades, Datos, Entretenimiento

Artículos Relacionados

  • juanelodi Dic 8, 2008

    naaaaaaaaa.
    que blog es el tuyo?

  • Plan D Dic 8, 2008

    Buen blog! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por los temas.

    Un abrazo

  • Mario Dic 9, 2008

    Otra moraleja… A veces cuando hay que resolver un problema, es necesario “aterrizarse” a alguien

Formulario de comentarios

Send this to friend