El puente de Manhattan podría transformarse en cementerio

La búsqueda de alternativas ecológicas para mitigar la huella que el humano deja sobre el planeta no se limita a la obtención de energía limpia. Las acciones se enfocan en diversos ámbitos, incluso en el de la muerte. La que reseñamos hoy sería una solución ecológica e inteligente para disponer de los cadáveres que los científicos proyectaron como un cementerio de biomasa suspendido.

puente-manhattan-cementerio-suspendido-biomasa

Los puentes de Manhattan, Brooklyn y Williamsburg en Nueva York, funcionan como conexiones entre los barrios de Brooklyn y Manhattan. Estas estructuras de hierro y madera sobre East River representan los principales enlaces entre la parte continental y la isla de la Gran Manzana. Y un proyecto bastante visionario pretende elevar el estatus del puente de Manhattan, de la muerte a la luz.

Y no se trata precisamente de una metáfora. Un grupo de científicos de la Universidad de Columbia invirtió los últimos cinco años investigando soluciones inteligentes para disponer de los cadáveres de las 114 personas que mueren a diario en la ciudad, y la solución ofrecida es un prototipo de cementerio luminoso suspendido sobre el puente de Manhattan.

Estos investigadores pertenecen a DeathLab, un departamento que reúne arquitectos, científicos, diseñadores y teólogos para analizar el impacto de la muerte en la vida de las grandes urbes, tanto desde una perspectiva urbana como ecológica. Para que nos demos una idea de la urgencia de este tema en Nueva York, según el equipo del laboratorio, el territorio ocupado por los cementerios de la metrópolis equivale a una superficie cinco veces mayor que la de Central Park.

Y como el número de muertos no hace más que crecer, el equipo de DeathLab ideó el proyecto Constellation Park, un sistema de cientos de cápsulas brillantes suspendidas sobre el puente de Manhattan que podría acomodar unos 5,400 cadáveres al año, equivalentes a un 10% de las muertes anuales en Nueva York. El parque sería una combinación de estas cápsulas plásticas recicladas, sostenidas por cables de acero, y espacios para que los seres queridos de los muertos puedan visitar las lapidas futurísticas.

cementerio-suspendido

Aunque estos ataúdes del futuro parecen depósitos de cenizas, la verdad es que no tienen nada que ver con el proceso de cremación. Y, dado que la cuestión ambiental es una prioridad en DeathLab, la cremación definitivamente no es una opción por la cantidad de energía requerida y la emisión de gases contaminantes, como el mercurio. Los estudios comprueban que la energía requerida para cremar tan solo un cadáver es equivalente a la que un estadunidense promedio gasta en casa durante todo un mes.

El brillo de estas instalaciones se produciría como fruto de la propia descomposición de los cuerpos. Dado que entran en descomposición natural anaeróbica, procesos a través de los cuales los microorganismos degradan la materia sin usar oxígeno, el resultado de esta descomposición reduciría los muertos a luz y, tras esta reducción, los restos podrían ser retirados para que un nuevo cuerpo brille sobre East River.

ciclo-cementerio-biomasa

Es una forma de ver la energía de alguien que ya abandonó este plano existencial en una de las tarjetas postales más memorables de Nueva York.

Curiosidades

Artículos Relacionados

  • yanimeacuerdo prime Nov 9, 2016

    poco practico y dudo mucho que suceda, la gente se resistira a hacer eso con sus muertos, ademas ya me imagino los accidentes , un cable revienta y se sale el cadaver y los familiares ven como su familiar escurre en el piso, o si no estan bien selladas la pestilencia, nope

    • eclypse Nov 9, 2016

      deberías de irles a avisar a los científicos, se ve que sabes mucho de arquitectura.

  • Quetza Nov 14, 2016

    Quieren que aparezcan fantasmas?? Porque así es como logras que aparezcan fantasmas!!

    • Cybers Nov 14, 2016

      Podrías explicarlo? Neta me interesaría saberlo.

Formulario de comentarios

Send this to friend