Protocolo para tratar a los “franeleros”

franeleros

En Prodigy MSN publicaron hace un tiempo un conjunto de tips para tratar de no salir perjudicado, o en la menor medida posible, por los “vine viene“.

Este artículo no tiene fines elitistas, de racismo, de malinchismo ni de lucha de clases. Tampoco pretende generalizar sobre las personas que cuidan los coches en la calle. Simplemente aconseja a la gente sobre cómo lidiar con aquellos individuos que se adueñan de la vía pública y cobran una tarifa por estacionarse en ella, lo cual viola la legalidad y atenta contra el respeto a los derechos del ciudadano.

Al mencionar la palabra “franelero“, hacemos referencia a todas aquellas personas que operan ilícitamente en la calle cuidando coches y exigen una cuota fija a las personas que ahí se estacionen. Algunos “viene viene” no cobran tarifa y reciben una propina voluntaria, pero esto varía dependiendo de la zona y del horario. A continuación te presentamos algunos tips para evitar problemas o, simplemente para salir perjudicados en el menor grado posible, cuando te topas con alguno de estos corruptos individuos.

1. Antes que nada, evítalos.- Procura dejar tu auto en un estacionamiento público y aunque no sea tan barato, es mejor opción que seguir fomentando esta actividad ilícita. A fin de cuentas un estacionamiento público es un local establecido que genera empleos y, a diferencia de los “franeleros”, paga impuestos; además de que tu vehículo estará más seguro.

2. No te pongas agresivo.- Si una vez que te estacionaste en la calle se aparece un personaje exigiéndote 50 pesos por la “vigilancia de tu unidad”, es normal que te saque de tus cabales, más aún cuando no tendría por qué hacerlo. Si de todas formas vas a dejar tu coche estacionado ahí, es mejor no insultarlo, amenazarlo y mucho menos ponerte a los golpes con él. Recuerda que están coludidos con todos los “franeleros” de la zona y tu arranque de ira podría salir contraproducente. No querrás encontrar tu auto abollado, con un cristalazo o simplemente no encontrarlo. Sí, es muy triste tener que recomendar “amabilidad” con aquellas personas que violan nuestros derechos, pero la integridad física y moral está antes que cualquier cosa. Si tuviste algún enfrentamiento con el “franelero” y ya es demasiado tarde para arreglarlo, traslada tu vehículo a otro sitio o a un estacionamiento público donde esté más seguro ya que generalmente los “viene viene” son personas vengativas.

3. Negocia con ellos.- Tampoco es lo más recomendable negociar por algo que nos pertenece por derecho pero, insisto, si no hay otra alternativa, trata de llegar a un acuerdo con el “franelero” y, sin ser agresivo, consigue que te deje la “tarifa” más barata, o dale un porcentaje de la “cuota” a tu llegada y el resto a tu salida. De esta forma garantizarás la seguridad de tu auto.

4. No les mientas.- Decepcionante, pero real: tienes que ser honesto con personas que no lo son. Cuando vas a permanecer mucho tiempo en un lugar, es mejor decirles la verdad a inventarles que sólo vas a comprar cigarros y te vas a tardar 10 minutos. Quizás te ahorres los 30 pesos de la “vigilancia” pero sacarle el rayón que por venganza le metieron a tu vehículo cuando vieron que llevabas una hora sin aparecer, te va a costar por lo menos mil pesos.

5. Identifícalos.- No todos estos consejos son para que los “franeleros” salgan beneficiados y nosotros “no tan perjudicados”. Si ya tienes identificado a algún “viene viene” que te hace la vida imposible porque se queda con buena parte de tu quincena o te prohíbe estacionarte cerca de tu trabajo en los lugares “apartados”, haz lo siguiente: Pon mucha atención en la zona donde opera, cómo se viste regularmente, las personas que trabajan con él o ella (sí, también hay mujeres franeleras y a veces son más implacables que los hombres), su nombre o apodo, la tarifa que cobra y su antigüedad en la zona. Toda esta información te servirá para denunciarlo con las autoridades ahora que están “regularizando” a estas personas. Existe una iniciativa de ley donde aquellos que denuncien a estos focos de corrupción serán recompensadas.

6. No les des información.- Por más amables que se porten contigo, evita revelarles dónde trabajas, dónde vives, cuántos hijos tienes, a dónde vas etc. Muchas veces, están coludidos con el crimen organizado y si conocen tus movimientos pueden pasarle la información a sus “colegas” para que se roben tu vehículo, se metan a robar a tu casa, o en el peor de los casos, atenten contra tu integridad física o la de tu familia.

7. No les creas.- Cuando te juran y perjuran que no pasa la grúa por ahí a pesar de que hay una señalización enorme que prohíbe estacionarse, no les creas. Lo único que quieren es sacarte una lana sin importar que se lleven tu vehículo al corralón. En otras ocasiones, los “franeleros” se ponen cerca de los estacionamientos públicos y te dicen que el estacionamiento ya está lleno y lo tendrás que dejar en la calle por la módica cantidad de 60 pesos. No les hagas caso, cerciórate tú mismo que el estacionamiento está lleno y de ser cierto, busca otro lugar para dejar tu coche. Evita darles gusto a estos extorsionistas.

8. No dejes objetos de valor en tu auto.- Como ya se mencionó antes, muchas veces los “franeleros” están coludidos con el crimen organizado. Si dejas a la vista una laptop, un reproductor de MP3 o una chamarra muy cara, por más que te hayan prometido “echarle un ojo a tu unidad”, es probable que prefieran robarse tu “tablet” de 10 mil pesos que cobrarte una cuota de 30 pesos. A fin de cuentas, se llevan tus cosas, huyen y ¿quién se hace responsable?

9. No los acuses con la policía aledaña.- No siempre es el caso, pero se sabe que en algunos lugares, los “franeleros” tienen tratos con la policía de la zona y, a cambio de un “agradecimiento económico”, las autoridades locatarias les permite extorsionar libremente a la gente. Así que por más justicia que quieras hacer, a los “polis” tus quejas les entrarán por un oído y les saldrán por el otro.

10. Denúncialos con las autoridades.- Por lo pronto, en la Delegación Álvaro Obregón del Distrito Federal, los “franeleros” tienen que estar registrados como “trabajadores no asalariados” y serán identificados con una gorra y un chaleco con la leyenda “Cooperación Voluntaria”, de cobrarte una cuota fijada por ellos, podrán ser denunciados con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública ya sea vía telefónica o a través de un mensaje de texto al teléfono 5535-5535. Es una iniciativa que está arrancando y no se sabe qué tanto vaya a funcionar pero, por algo se empieza…

Autos, Curiosidades, Trucos & Tips

Artículos Relacionados

  • thadeovelvet Ene 31, 2011

    yo siempre los mando a la chin.ga.da!! pinshes imbeciles se sienten dueños de la calle!!!

  • manuel Ene 31, 2011

    algunos hasta sindicato tienen

  • Vima Abr 2, 2012

    Estos HDP son nefastos deberiamos echales el carro encima

Formulario de comentarios

Send this to friend