Pollos alimentados con arsénico hace décadas

pollos

No hay suficiente arsénico en el pollo como para matar a nadie, pero legalmente, las empresas y restaurantes pueden vender pollo a los consumidores americanos con concentraciones de arsénico de 500 partes por mil millones (50 veces más que la cantidad admisible de arsénico en el agua potable). El arsénico ha sido parte de la dieta de los pollos desde la década de 1940.

Es ingrediente de un aditivo alimentario llamado roxarsone que ayuda a que los pollos crezcan mucho más rápido y se vean menos afectados por los parásitos. En el año 2000, el 70% de todos los productores de pollos comerciales utilizaban roxarsone.

En respuesta a algunas de las preocupaciones sobre riesgos para la salud, muchos productores de pollo, desde entonces han dejado de utilizar arsénico, empresas como Tyson, Bell & Evans, Eberly y las granjas de pollos utilizados por McDonald y KFC (aunque las pruebas muestran que algunos de sus pollos todavía tienen rastros de arsénico). Por si las dudas y para estar seguros alguien que pesa 154 libras no debería consumir más de 2 onzas de pollo todos los días.

El el 18% del consumo total de pollo en México es importado, especialmente de Estados Unidos.

Fuentes:
http://motherjones.com/tom-philpott/2011/06/arsenic-chicken-fda-roxarsone-pfizer
http://www.nytimes.com/2006/04/05/dining/05well.html?_r=1

Noticias, Videos

Artículos Relacionados

Formulario de comentarios

Send this to friend