Policía con suerte.

En una revisión rutinaria un patrullero es casi arrollado por una pickup Ford conducida por un hombre en estado de ebriedad. Estuvo tan cerca de ser impactado que el espejo lateral derecho del vehículo impacta contra su espalda. Momentos más tarde el agresor fue arrestado por el mismo oficial que estuvo a punto de matar.

Autos, Entretenimiento, Videos

Artículos Relacionados

Formulario de comentarios

Send this to friend