Otra masacre de jóvenes en Juárez

A menos de nueve meses de que un comando ejecutó a 16 adolescentes que departían en una fiesta, la noche del viernes, una treintena de personas fue alcanzada por las balas en un hecho similar: 13 murieron en el lugar.

Uno de los heridos reportados como graves falleció horas más tarde; hasta el cierre de esta edición, siete permanecían en constante observación y el resto se reportaba estable.

Los disparos indiscriminados ocurrieron en dos viviendas de la colonia Horizontes del Sur, un populoso sector de Ciudad Juárez. Esta nueva masacre acaparó la atención que en enero pasado concentró Villas de Salvárcar.

Pese a que el evento de principios de año originó una inédita presión social en la frontera que obligó el fin de la estrategia armada para combatir a la delincuencia y dio lugar al plan “Todos Somos Juárez” —un ambicioso programa federal de rescate urbano y de corte social—, la historia se volvió a repetir.

La noche corría de forma normal, decenas de adolescentes se congregaron en las viviendas 2063 y 2069 de las calles Arquitectos y Félix Candela para festejar un cumpleaños.

El convivio fue interrumpido súbitamente por un hombre de apenas unos 20 años que llegó hasta el centro de la concurrencia, a gritos preguntó por el propietario de un automóvil que permanecía estacionado en el exterior.

Aparentemente nadie le contestó, y preguntó por segunda ocasión. Al no haber respuesta, perdió la paciencia. De sus ropas sacó una pistola y comenzó a disparar a diestra y siniestra.

El lugar se volvió un caos; algunos intentaron correr, pero no pudieron dar siquiera unos pasos cuando otros tres o cuatro tiradores se apostaron en el sitio y abrieron fuego indiscriminado hasta que la mayoría de los parroquianos quedó cubierta de sangre.

“Mi hija me pidió permiso para asistir a la fiesta y yo le dije que no. Le doy gracias a Dios porque si no ahorita no sé qué estaría pasando”, dijo un padre de familia a El Diario de Juárez.

Entre los adultos muertos se encuentra Martina Arteaga Cereceres, de 30 años de edad y madre del festejado, quien deja seis hijos en la orfandad.

El gobernador César Duarte reconoció que la violencia en los domicilios es un fenómeno recurrente en la frontera. A dos semanas de tomar el cargo, se comprometió a llegar hasta las últimas consecuencias para resolver el crimen.

“Desgraciadamente podemos observar que la mayor parte de los asesinatos violentos que ocurren en Ciudad Juárez ya no se dan en las calles, se dan en las casas. Este es un fenómeno que nos lleva a que el esfuerzo que se había logrado con cámaras de seguridad ya no tenga la eficacia, porque el fenómeno se ha trasladado a los hogares”.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa condenó lo ocurrido con “tristeza y profunda indignación” y a través de la Secretaría de Gobernación (Segob) extendió sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas.

La dependencia recalcó que la Procuraduría General de la República recibió la instrucción de coadyuvar en las diligencias e investigaciones con la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, a fin de esclarecer los hechos.

Gobernación anunció que trabajará con la Procuraduría de Justicia de Chihuahua, aunque esa institución dejó de existir legalmente desde el 3 de octubre según aprobó el Congreso local. El gobierno federal adelantó que atenderá médica, psicológica y jurídicamente a familiares de las víctimas y heridos.

La Fiscalía General del Estado informó que el ataque que un grupo de pistoleros perpetró la madrugada del sábado a dos domicilios, donde una treintena de jóvenes celebraba una fiesta, dejó un saldo de 13 muertos y 16 heridos.

“El reporte se recibió en Sistema de Emergencias 066 a las 22:54 horas (23:54 tiempo del centro del país)”, señala un comunicado de la corporación.

El reporte inicial indicó que eran 13 las personas fallecidas: seis mujeres y siete hombres; sólo habían sido identificados siete personas, cuyas edades oscilan entre los 16 y 25 años. De los heridos, 15 son hombres y una mujer, entre ellos un menor de nueve años.

Personal forense y de periciales encontró 70 elementos balísticos calibre 7.62 X 39 mm, así como calibre .223.

El universal.

¡Ya ni la..., Noticias

Artículos Relacionados

  • thadeovelvet Oct 25, 2010

    esto es realmente lamentable e indignante por aquella parte del pais ya no se puede ni salir en absoluto! y el chaparrito pelon de lentes si ese que dice ser presidente va ganando la lucha contra el narco! awevo chingon nuestro pelele!

  • chv@ Oct 29, 2010

    Muy indignante de veras. Cuando parara esto? Que triste ver que lo que en un momento Mexico fue un bonito pais eso se esta perdiendo. Y lo estamos perdiendo por las propias personas que hacen este tipo de cosas. No hay derecho; este tipo de gente no tiene derecho a vivir.

Formulario de comentarios

Send this to friend