La obesidad no es una enfermedad

Según un nuevo estudio, los eufemismos y justificaciones genéticas que rodean a la obesidad ya no son aplicables en términos médicos.

obesidad infantil

La situación de la obesidad en el mundo es realmente preocupante y no es diferente en México: que según un informe de la ONU publicado en julio pasado, es el país con más obesos en el mundo, uno de cada tres adultos mexicanos sufre de sobrepeso u obesidad. La obesidad en adultos pasó de 23.5% en el 2000, a 30.2% en 2006.

Las justificaciones son variadas, la más vendida es que la obesidad es un tipo de enfermedad crónica. Sin embargo, desde el punto de vista del Dr. Pembertone, la realidad es bastante diferente a como la presentan los gobiernos o noticiarios de la salud pública. Y, aun cuando la verdad duela, su diagnóstico tiene mucho sentido como una señal de la época en que vivimos.

En su experiencia como médico, Pembertone se dio cuenta de que los pacientes no están interesados ​​en cambiar su dieta de ninguna forma, demandan continuar deleitando sus alimentos preferidos y, a continuación, toman una píldora para que las calorías no se alojen en sus cinturas. Para dar una idea, como resultado, la obesidad le cuesta al gobierno británico casi 5 mil millones de libras y 300 ingresos hospitalarios por día.

obesos

Allí, las ambulancias recogen a tantos pacientes obesos que fue necesario todo un nuevo equipo médico: ambulancias para obesos, camillas para obesos, sillas de ruedas gigantes, agujas de inyección más largas y escáneres de resonancia magnética más amplios. Es tan tremendamente difícil remover a los pacientes obesos mórbidos de sus hogares, que recientemente algunos paramédicos tuvieron que demoler dos paredes de una casa en Gales para que un adolescente de 400 kg pudiera ser llevado al hospital. La operación requirió el servicio de más de cuarenta trabajadores de emergencia a un costo estimado de 100 mil libras, puntualiza Pembertone.

Uno de los discursos que justifican la obesidad de la mayoría de las personas obesas es que se trata de algo genético. Sin embargo, aun cuando las personas tengan un problema relacionado con la tiroides, lo que puede ralentizar el metabolismo y dar lugar a un aumento de peso, esto puede ser tratado con medicamentos de reposición de la tiroides de forma que el metabolismo vuelva a la normalidad. Por regla general, las personas obesas tienen algo en común: comen más de lo que necesitan comer.

Las personas más gordas

Y ya que no podemos evadir nuestra biología básica -algunos de nosotros ganamos más peso que otros con la misma cantidad de alimentos- la grasa es sólo energía acumulada, y el aumento de peso se produce sólo cuando la energía total consumida supera al total energía gastada.

– “Nadie es esclavo de su ADN “, dice Pemberton.

La cuestión es que los niveles de obesidad prácticamente se duplicaron desde los años sesenta en muchos lugares del mundo. ¿Y por qué? El aumento del consumo de alimentos altos en calorías y ricos en grasa, sal y azúcar, pero bajos en nutrientes se produjo junto con el crecimiento del sedentarismo, la facilidad en el transporte y la creciente urbanización. Y en los últimos años el problema se ha agravado debido a la retirada del mercado de algunos medicamentos para la pérdida de peso y la restricción del uso de las drogas que quedan.

– “La respuesta simple para ese aumento sería el estilo de vida”. Comenta Pemberton: – “Pero, en realidad, es un poco más complicado”.

Un estudio realizado por el Departamento de Salud inglés comparó los datos de 1967 y 2010 y llegó a la conclusión de que las personas eran más delgadas, comían alimentos más ricos en grasas y no tenían acceso a muchos gimnasios.

– “El caso es que comemos mejor ahora”, apunta – . “Y hacemos más ejercicios. Pero vivimos una vida sedentaria; casi todos tenemos automóviles o tomamos el autobús fuera de la casa en vez de caminar o ir en bicicleta al trabajo”.

Según el médico británico, el mayor problema de todos es la actitud:

– “Las personas ya no se preocupan por la pérdida de peso ya que la obesidad es a menudo vista como normal y en lugar de hacer una dieta y ejercicio, estas personas quieren tomar un remedio que los libre del compromiso y la responsabilidad de cuidar de su propio cuerpo. En pocas palabras, la gente es mucho más flexible de lo que era entonces, y los medios de comunicación están llenos de información que justifica no sólo su peso, sino que lo adula.

La obesidad no es una enfermedad, concluye Pembertone, es un estado mental.

The Spectator

Medicina

Artículos Relacionados

  • he-man Oct 18, 2013

    por un lado la obesidad si tiene mucho que ver con lo que el individuo decida o no comer, hacer o no hacer actividad fisica, sin embargo lo cierto es que influyen mucho factores como pobreza alimentaria (se come mal pero con muchos carbohidratos), actividad laboral, falta de tiempo,ocupacion etc.
    la verdad es que es una desgracia moderna lascomidas rapidas por que lo que la gente quiere es llenarse la panza y seguir trabajando a pesar de saber que se come comida chatarra.
    por experiencia cercana me he percatado de mucha gente obesa que se queja de que el medico no logra bajarlos de peso…mientras se comen su media docena de tacos a pastor y una soda light jaja

    recuerdo en mi infancia (tengo ya una respetable cantidad de años en este mundo) veia mucho menos gente gorda de la que hay actualmente…en ese punto estoy de acuerdo que la obesidad es debida EN PARTE a lo que decidmos comer y posteriormente se convierte en un estado patologico, por que es bien documentado las alterciones metabolicas provocadas por la obesidad (desde diabetes, hipertension hasta ciertos tipos de canceres).
    pero no hay que olvidar las causas metabolicas de la obesidad ahi si ni que alegar.

  • scoutito Oct 18, 2013

    ven?! no estoy gordo…soy fuertecito

  • Omar Oct 18, 2013

    Esto si me confundió. Si no es una enfermedad, ¿a qué tanto alborotó? Como que el título del artículo debió ser “La obesidad es culpa de los gordos” porque bueno, suena rudo pero ilustra mejor la idea que quiere transmitir.
    No dan los antecedentes del Dr. Pemberton (¿quien es? ¿Un investigador de renombre, un médico con experiencia o un profesionista más que encontró su camino a los medios?) ni en que país vive, pero de este lado del Atlántico vaya que la gente se preocupa por su peso, el problema es que no se ocupan, o cuando se ocupan requieren soluciones sencillas pero que no funcionan.
    ¿Un adolescente de 400 Kg? No soy médico, pero eso no puede ser ni una elección de vida ni fruto de la indolencia ni nada, ¡pero claro que tiene que ser una enfermedad! No pueden meter casos como ese junto con el panzón de 120 kg que conduce su auto para un centro comercial a tres cuadras. Por cierto, que cuando era adolescente ( ya tiene rato) 120 kg era super excepcional (nunca vi alguien así ni de lejos) y 400 era para el libro Guinness. El mundo no ha cambiado tanto como parece, así que lo que justifica que 120kg sea gordura promedio debe ser algo muy específico. Sólo hay que dar con ese cambio, ¿qué podría haber sido?

  • Ruffles Oct 19, 2013

    “Las personas ya no se preocupan por la pérdida de peso ya que la obesidad es a menudo vista como normal”

    … vaya que si… soy de complexión delgada… pero siempre he estado dentro de mi rango de IMC ideal, aparte de hacer ejercicio me gusta comer sólo lo necesario y dejo de comer cuando me siento satisfecho… y siempre me dicen que estoy muy delgado… y que de seguro tengo anemia ¬¬ cuando cada tres meses en mi trabajo me realizan estudios de laboratorio y gabinete y estoy perfectamente sano… con el tiempos llegué a la conclusión de que estamos acostumbrados a ver gente obesa…

  • Cinthya Mar 11, 2014

    la obesidad es una elección de cada uno, se trata de elegir comer cosas saludables, aunque lleves una vida sedentaria nunca llegaras a pesar 400 kg, yo estoy enferma de la tiroides y de 45kg que pese toda mi vida ahora peso 62kg, pero desde que comence a subir de peso inclusive 2 kg para mi eran señal de alarma dietas, ejercicios y nada de cambio entonces fui al médico hacerme análisis y me detectaron el problema, quiero decir que las personas que no están enfermas en verdad no tienen justificación por estar obesas, eres lo que comes y si tu mismo no te quieres pues nadie puede cambiarte, he dicho¡

Formulario de comentarios

Send this to friend