Nucleon, el automóvil atómico de Ford

Durante la década de 1950, gran parte del mundo se estremecía de forma anticipada con las perspectivas interesantes que ofrecía la energía nuclear. La energía atómica se comprometió a generar electricidad de forma limpia y segura, “demasiado barata para medirla”.  Parecía no haber ningún problema energético demasiado pequeño o demasiado grande al que el poderoso átomo no pudiera hacerle frente durante la gloriosa y moderna Era Atómica.

 Ford Nucleon

Fue durante esta luna de miel entre la humanidad y la energía nuclear – en 1957 – que la Ford Motor Company dio a conocer el proyecto más ambicioso de su historia: un concepto de automóvil que tenía un aspecto futurista y elegante, sin emisión de vapores nocivos, y que ofrecía un increíble rendimiento de combustible, mucho más allá de los coches más eficientes jamás construidos hasta nuestros días. Este automóvil del futuro fue llamado Ford Nucleon, mote que se le otorgó debido a su característica de diseño tan singular… un reactor de fisión atómica diminuto instalado en la cajuela.

Los ingenieros de Ford imaginaron un mundo en el que las estaciones de recarga de servicio completo algún día suplantarían a las gasolineras, donde los reactores agotados podrían ser intercambiadas por otros frescos en un santiamén. La configuración del reactor del coche era esencialmente la misma que la de un submarino nuclear, pero miniaturizado para el uso del automóvil. Fue diseñado utilizando la fisión de uranio para calentar un generador de vapor, convirtiendo rápidamente el agua almacenada en vapor de alta presión que a su vez podría ser utilizado para accionar un conjunto de turbinas. Una turbina de vapor sería capaz de proporcionar el torque para impulsar el coche, mientras que otra se haría cargo del generador eléctrico. Entonces el vapor sería condensado de nuevo en agua en un circuito de refrigeración, y enviado de vuelta al generador de vapor para ser reutilizado. Este sistema cerrado permitiría que el reactor produjera energía, siempre y cuando quedara material fisionable.

William Ford Nucleon

William Ford con un modelo a escala del Ford Nucleon.

Con este sistema, los diseñadores previeron que un Nucleon típico viajaría alrededor de 8,000 kilometros por carga. Y cómo la planta de energía era un componente intercambiable, los propietarios tendrían la libertad de seleccionar una configuración de reactor de acuerdo a sus necesidades personales, que iban desde una versión de uranio empobrecido para un torque lento, hasta la versión de alto kilometraje.

Y sin el ruido de la combustión interna y escape de los coches convencionales, el Nucleon sería relativamente silencioso, emitiendo nada más que el ruido de la turbina.

 

El estilo aerodinámico del vehículo, con parabrisas de una sola pieza, y alerones traseros duales (que están ausentes en algunas fotografías) son una reminiscencia de una nave espacial de la década de 1950, la era de ciencia ficción, pero algunos aspectos del diseño único del Nucleon eran más utilitarios. Por ejemplo, el área de pasajeros se encuentra bastante cerca de la parte frontal del chasis, extendiéndose más allá del eje delantero. Este diseño estaba destinado a alejar a los pasajeros de la planta atómica en la parte trasera, y para proporcionar el máximo apoyo al eje con el pesado  equipo y su correspondiente blindaje. Otro aspecto del diseño práctico fue la adición de tomas de aire en el borde delantero del techo y en la base de los soportes del techo, al parecer para ser utilizadas como parte del sistema de refrigeración del reactor.

El automóvil nuclear de Ford encarnaba el optimismo ingenuo de la épocda. La mayoría de las personas eran ignorantes de los peligros del artefacto atómico, así como del riesgo de que un accidente leve tenía el potencial de convertirse en un desastre radiactivo. De hecho, el concepto del Nucleon era a menudo recibido con gran entusiasmo. Algunas fuentes incluso afirman que el gobierno de EE.UU. patrocinó el programa de investigación de automóviles atómicos de Ford.

nucleon auto atomico ford

Con su diseño silencioso, elegante y eficiente, el Nucleon estaba a punto de conseguir su lugar en el estilo de vida americano del futuro. Parecía inevitable que el motor de combustión interna se desvaneciera en la oscuridad, convirtiéndose en una pintoresca reliquia de un pasado pre-atómico. Pero el diseño del Nucleon despendía del supuesto de que en breve se desarrollaran reactores nucleares más pequeñas, así como materiales de blindaje más ligeros. Cuando esas innovaciones no se presentaron, el proyecto fue desechado debido a la evidente imposibilidad, el voluminoso aparato y pesado blindaje de plomo no permitían fabricar un reactor para coches seguro y eficiente. Por otra parte, el público en general se hizo cada vez más consciente de los peligros de la energía atómica y el problema de los residuos nucleares, la idea de atomoviles radiactivos zumbando por toda la ciudad perdió gran parte de su atractivo. Los átomos habían roto su promesa, la luna de miel se había terminado.

Ford nunca produjo un prototipo funcional, sin embargo el Nucleon sigue siendo un icono de la era atómica. A pesar de los defectos del Nucleon, sus creadores merecen una nominación por su ingenio chapucero. Su imprudente optimismo demuestra que no se debe considerar una tarea imposible solo porque nadie la ha probado todavía y que algunas ideas tienen que ser desmentidas por sus propios méritos. Con la inminente crisis energética actual y la lenta migración hacia fuentes alternativas de combustible, quizá falte mucho para que el concepto de automóvil atómico se vuelva una realidad. Tal vez un día los combustibles fósiles se marchiten bajo el resplandor radiactivo del átomo, y nuestras carreteras se vean inundadas con las turbinas de vapor de Chernobyls sobre ruedas. Eso sí que podría ser un verdadero boom vehicular.

Traducción: damninteresting.com

Especiales, Historia

Artículos Relacionados

  • Alienigena666 Ago 9, 2013

    Radioactividad 🙁

  • ivanmac Ago 9, 2013

    Aunque alguien inventara un automovil que utilizara algun combustible alternativo simplemente no lo dejarian que lanzara su nuevo invento ya que hay muchos y muy grandes intereses sobre el petroleo y entonces se les terminaria su minita de oro a los paises y grandes magnates del petroleo.

    • 0zzy Ago 9, 2013

      asi es ojala que alguien hiciera un blog de la maquina OMEGA, RF 5000, DEL INVENTOR ESPANIOL ANTONIO ROMERO QUE PRECISAMENTE LAS PETROLERAS Y OTROS INTERESE NO LE DEJAN LLEVAR ADELANTE SU PROYECTO, Y SEGUN GENERA ENERGIA BARATA, Y SIN CONTAMINAR, NO COMO LA CENTRAL NUCLEAR DE JAPON QUE EN DIAS RECIENTES ARROJO AL MAR TONELADAS DE AGUA RADIOACTIVA,.

  • Kiev Ago 9, 2013

    Si Tesla dijo que la energia nuclear era mala es por que era mala, atenta contra la naturaleza, separar atomos va contra toda ley universal… =)

    • Alienigena666 Ago 9, 2013

      Y creo que tenía razón solo de escuchar nuclear me eriza la piel:(

      • Kiev Ago 10, 2013

        Escepto en los simpsons.. en los simpsons lo escucho y me da risa xD

    • PAPA PITUDO Ago 12, 2013

      chupasela a Tesla!!

  • Fernando Roman Ago 9, 2013

    el diseño era muy ingenioso

Formulario de comentarios

Send this to friend