Nazis en México

Durante el primer semestre de 1940, Adolfo Hitler y los altos mandos de la Wehrmacht analizaban en su búnker militar si su poderío en tecnología bélica, aunado a sus innovadoras tácticas de guerra, les permitirían someter en breve a dos potencias mundiales de manera simultánea: la Unión Soviética e Inglaterra. En junio de ese mismo año pusieron en curso la invasión aérea sobre el Reino Unido, preámbulo a la Operación León Marino, que consistía en un desembarco sobre las playas inglesas tras abatir a sus aviadores, mientras preparaban la Operación Barbaroja contra la Unión Sovietica. Según cuenta Walter Schellenberg en Los secretos del Servicio Secreto Alemán, los generales del ejército nazi creían ciegamente en la locura de Hitler, quien aseguraba con firmeza: “el ejército ruso será derrotado en seis semanas“. 0 Esa confianza en la palabra del Führer los hizo enviar sus tropas a sortear el gélido invierno nórdico. Para enfrentar a Inglaterra al mismo tiempo, resultaba vital conocer el apoyo que podría recibir de su aliado en Estados Unidos. Por ende, la Oficina Central de Seguridad del Reich, encabezada por Reinhard Heydrich, puso manos a la obra para investigar el potencial de Norteamérica y acabar con la resistencia al otro lado del Atlántico.

Todas las secciones del aparato de espionaje alemán participaron en esa tarea. La Gestapo de Heinrich Müller; el Contraespionaje Político del RSHA encabezado por W. Schellenberg y la Abwehr; el Servicio de Inteligencia Militar, que dirigía el carismático Almirante Wilhelm Franz Canaris, quien se adelantó al decretar órdenes para ampliar las operaciones de su organización al hemisferio occidental.

El ejército alemán necesitaba conocer a detalle el potencial industrial de Estados Unidos, así como los movimientos navales de su flota y sus estrategias militares. Por lo tanto, la Abwehr escogió a México para establecer un centro de espionaje en todo el continente. El Almirante Canaris consideró competir en territorio mexicano por su valor estratégico: una extensa y porosa frontera con Norteamérica, desde donde se podría ejecutar el sabotaje a su industria.

Cárdenas, Hitler y Mussolini.

Adolfo Hitler y Hermann Góring teman otro objetivo al mandar a sus hombres a México: aprovechar sus ricos yacimientos petrolíferos. Desde el mes de mayo de 1938 Alemania recibía importantes flujos de crudo, proveniente de la República Mexicana. El presidente Lázaro Cárdenas le vendió petróleo a Hitler, a la Italia fascista de Mussolini y al Japón del emperador Hiroito como una medida para salvar su decreto de expropiar el energético a las empresas británicas, holandesas y estadounidenses.

Cuando el Presidente ordenó la nacionalización de la industria petrolera, el 18 de marzo de 1938, Gran Bretaña y los Estados Unidos reaccionaron con un boicot a México y exigieron a sus aliados que no le compraran crudo a la empresa recién creada por Cárdenas: Petróleos Mexicanos. Adolfo Hitler y Benito Mussolini rechazaron el boicot y gracias a ello se convirtieron en los salvadores de la paraestatal mexicana. El petróleo mexicano que recibía la Alemania nazi, era procesado en sus refinerías de Hamburgo, donde se producía el combustible que utilizaba su fuerza aérea, la Luftwaffe.

En 1938 la producción de crudo en la República Mexicana alcanzó los 38.8 millones de barriles anuales y se vendía al exterior alrededor del 70 %. Durante los primeros años de la guerra, Alemania absorbió el 48 % de las exportaciones, Italia el 17 % y Japón compraba una cantidad menor.

Para la Operación Barbaroja, el ejército nazi preparaba cinco mil aeronaves y más de 3,500 tanques. Esos planes enfatizaron la importancia que tenia México, ya que hasta los primeros meses de 1940 aún dependían de sus fuentes de abastecimiento. Así que durante el arranque de la Segunda Guerra Mundial, el Tercer Reich no podía darse el lujo de perder el suministro del crudo mexicano.

El comando Wehrmacht.

La Abwehr comenzó los preparativos para mandar a sus hombres a México a finales de 1939. Se analizaron planes en la sede del Oberkommando der Wehrmacht con los responsables de la División Económica del Servicio de Inteligencia (IWI por sus siglas en alemán), sección que buscaba conocer el potencial industrial de los países enemigos.

El doctor Ernest Bloch, quien comandaba a la IWI, revisó una lista para seleccionar quién viajaría a la República Mexicana. El responsable debería conocer muy bien tanto Latinoamérica como Norteamérica, hablar el idioma español e inglés y estar capacitado para el espionaje industrial. Después de analizar los expedientes, se inclinó por un militar que recién se había reintegrado a la milicia y en ese momento estaba como encargado de las operaciones de la IWI en Holanda, Bélgica y Francia.

El oficial seleccionado contaba con 42 años de edad, y 10 de ellos los había vivido trabajando en Colombia en diversas sucursales del banco Germánico de las Américas del Sud. Su nombre: Georg Nicolaus. Como segundo al mando se escogió a un barón llamado Friedrich Kart Von Schelebrugge. Nicolaus nació el 26 de septiembre de 1898 en Charlottenburgo. Era hijo del banquero, Robert Nicolaus. Después de concluir su militancia en el ejército germano en la Primera Guerra, se fue a trabajar en el Banco de Antioquía, una subsidiaria del Banco Germánico en Colombia. Gracias a ello, recorrió Sudamérica y conoció a profundidad su cultura.

En octubre de 1939 Nicolaus fue contactado por el Ernest Bloch para proponerle ampliar las operaciones de la Abwehr a México: “Tu misión -le dijo Bloch- tendrá como objeto determinar la potencialidad bélica de nuestros enemigos en el hemisferio occidental“, según testimonio del propio Nicolaus, registrado en el Archivo General de la Nación, Galería 2IPS, Caja 330 Expediente 1, que contiene su declaración al FBI en Bismark, Dakota del Sur, al término de la Segunda Guerra Mundial.

La misión fue clasificada de máxima prioridad para el ejército de Hitler, ya que además del espionaje industrial, incluía vigilar movimientos de navíos militares y buques de carga de los Estados Unidos, principalmente en el Golfo de México y a través del Canal de Panamá. Sus operaciones incluirían también conseguir materias primas para su maquinaria bélica.

Inmediatamente después de su elección comenzó una capacitación para enviarlo a México, la cual duró alrededor de tres meses. Se intercalaba entre la sede del Oberkommando Wehrmacht y el Instituto Químico Técnico del Reich, donde realizó un curso de sabotaje. Durante su entrenamiento conoció que se pueden fabricar poderosos explosivos mezclando un inofensivo chocolate con substancias que se pueden adquirir en cualquier farmacia.

Georg Nicolaus arribó en avión a la capital mexicana el 30 de marzo de 1940. Pudo cruzar sin problemas los filtros de la migración mexicana gracias al aplomo aprendido durante su entrenamiento.

En el momento de su arribo la efervescencia política imperaba en todo el país. La nación se encontraba convulsionada por ser año electoral: se disputaba la presidencia para sustituir a Lázaro Cárdenas. La candidatura de un militar de derecha, Juan Andreu Almazán, ganaba simpatías desde Baja California hasta Yucatán. El candidato oficial del grupo en el poder, Manuel Ávila Camacho, se mostraba conservador. Ambos aspirantes querían deslindarse de las medidas radicales del presidente saliente.

Desde Berlín se dieron órdenes de reforzar la presencia germana en México. Para mediados de 1940 comenzaron a llegar agentes de la Gestapo y prominentes colaboradores de los nazis que operaban en Brasil, Argentina, Francia y España. Para esa fecha ya había concluido el gobierno de Cárdenas, y antes de abandonar la presidencia, redujo los envíos de crudo a Alemania. Los nazis, por su parte, pretendían penetrar e influir en los miembros del nuevo gabinete del presidente Manuel Avila Camacho, quien derrotó a Almazán en unas elecciones controversiales.

Entre otros espías, llegó el ciudadano de origen polaco Edgard S. Weisblat, considerado por los servicios de inteligencia estadounidenses como “uno de los más expertos y capaces agentes de la Gestapo“, como se puede corroborar en la Caja 318 de las Investigaciones Políticas y Sociales del Archivo General de la Nación.

Además, dos prominentes sospechosos de apoyar al régimen fascista acapararon la atención en el país: Errol Flynn (acusado por Charles Higham como colaborador de los Nazis en Errol Flynn: The Untold Story), el famoso actor, y Jean Paul Getty, multimillonario estadounidense.

A esos círculos se sumó el magnate sueco Axel Wenner-Gren, quien era considerado uno de los hombres más ricos del mundo. Llegó con el pretexto de invertir en varias empresas, a bordo de su esplendoroso yate de 1,850 toneladas, el Southern Cross. Fue recibido por el hermano del presidente, Maximino Ávila Camacho, en el Puerto de Veracruz. Wenner-Gren era enviado directamente por órdenes del mariscal Hermann Góring, el segundo al mando de la Alemania Nazi, según se especula en documentos desclasificados por el Archivo General de Washington, recogidos en el libro Trading With The Enemy: The Nazi-American Money Plot 1933-1949.

El 9 de febrero de 1941 llegó a México Hilda Krüger, una actriz que probablemente colaboraba en los círculos nazis. Fue enviada directa del poderoso dr. Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda del Tercer Reich.

Sabotaje: Operación Pastorius.

Quien tuvo mejor suerte para ganarse al gobierno mexicano fue Hilda. A menos de dos meses de haber llegado al país ya registraba entre sus amantes a dos altos funcionarios del gabinete de Ávila Camacho: el Secretario de Gobernación Miguel Alemán Valdés y el subsecretario de Finanzas Ramón Beteta, según cuenta un memorándum enviado por la embajada de Estados Unidos en México al Departamento de Estado el 1 de julio de 1941, y que aún se puede encontrar en el Archivo General de Washington. Según el servicio de inteligencia estadounidense, Krüger “viajaba a la ciudad de Toluca” con el Ministro Interior, y con el financiero al puerto de Acapulco. Los agentes estadounidenses que la vigilaban informaron al Departamento de Estado que Hilda Krüger también se relacionaba con el Canciller Ezequiel Padilla y con el general Juan Andreu Almazán.

Krüger había entrado ilegalmente al país por Nuevo Laredo como ciudadana americana gracias a una carta de recomendación que envió Jean Paul Getty al Secretario de Relaciones Exteriores Padilla, como se encuentra datado por el FBI en un documento sobre la investigación del caso de Krüger. Para el 3 de julio de 1941, la actriz decidió legalizar su estancia inscribiéndose en el Registro de Extranjeros del Servicio de Migración. Su ficha, la número 137348 que se encuentra en el Archivo General de la Nación, precisa que es alemana, con 28 años, 1.65 m. de altura, soltera y actriz de teatro. Donde se solicita un nombre y domicilio en México de una persona que pueda dar referencias, la actriz escribió: “Lic. Miguel Alemán”.

Gracias a la protección del Secretario de Gobernación, el aparato de espionaje que conformó Nicolaus pudo realizar exitosas operaciones para los nazis, como enviar a Europa “cientos de toneladas” de materias primas para fabricar explosivos. Enviaron reportes sobre movimientos navales de la flota de los Aliados y datos muy precisos sobre la producción de aviones en Estados Unidos y Canadá, así como informes respecto a la fabricación de material bélico. Un documento que devela con claridad estas prácticas, es aquel enviado por el capitán del Puerto de Coatzacoalcos, quien le informa al presidente Ávila Camacho sobre la llegada de estas mercancías, fechado el 15 de julio de 1942, y que se encuentra en el Archivo General de la Nación.

En marzo de 1941 las redes del Tercer Reich recibieron reportes sobre un buque inglés que se encontraba anclado en el puerto de Tampico. Inmediatamente tomaron la decisión de ejecutar el primer ataque contra un navío enemigo en este lado del Atlántico, para lo cual se planeó colocar una bomba y hundir el barco mercante artillado llamado Forresbank.

La noche del 11 de marzo se reunieron Walter Baker (el principal agente en Tampico), un marinero de apellido Juettner, Von Schelebrugge y Nicolaus en el Río Pánuco, donde estaba anclado el Forresbank. Raker consiguió una pequeña balsa de hule para llegar al barco por la noche: “Dejamos -narra Nicolaus en su declaración al FBI al término de la Segunda Guerra- a Schelebrugge en el automóvil. Baker nos acompañó al río. En seguida Juettner y yo nadamos empujando por delante la balsa con el explosivo y el alambre. Estaba oscuro y el agua aceitosa. El Forresbank estaba anclado lejos y nos tardamos media hora en llegar. Podíamos ver a los guardias a bordo, así como el cañón del barco. Tenía poco lastre y se veía buena parte de la hélice. Trabajamos juntos, amarramos con alambre la bomba en una de las aspas de la hélice que quedaba bajo el agua”. La bomba estaba programada para explotar cinco días después. “Regresamos a tierra conservando la balsa, que fue devuelta a Baker. Cuando llegamos al automóvil Schelebrugge estaba dormido”.

Después de perpetrar el atentado se mandó un reporte a los mandos de la Abwehr y se solicitaron instrucciones. Desde Berlín se les ordenó esperar, ya que su acción generó nuevos planes para atacar a los Estados Unidos. Así, Canaris diseñó la Operación Pastorius, el primer plan nazi para importar la guerra al territorio norteamericano.

El operativo, que tomó el nombre de Daniel Pastorius, líder del primer grupo de alemanes que llegó al nuevo continente, consistió en desembarcar en la costa este de EU a dos grupos capacitados para colocar explosivos en blancos estratégicos.

El proyecto fue aprobado y se ordenó a la Abwehr enviar submarinos a Florida y Nueva York.

Meses antes de que arrancara ese proyecto, el aparato de espionaje en México comenzó a infiltrar agentes nazis a los Estados Unidos. El principal colaborador en esta actividad era un importante empresario alemán de Monterrey llamado Guido Otto Moebius.

El 20 de febrero de 1942 se informó al Secretario de Gobernación que Nicolaus había viajado a Monterrey, “donde fue a ver a un alemán llamado Guido Otto Moebius“, quien tenía una poderosa antena de radiotransmisor para recibir órdenes de Berlín.

Otro de los reportes de la Secretaría de Gobernación, conservado en el Archivo General de la Nación en la Caja 329 de la Galería 2, precisó: Otto Moebius “desarrolla gran actividad en compañía de los alemanes Kitscha y Massa, en el contrabando de agentes nazis entre México y Estados Unidos (…) Los agentes son llevados subrepticiamente a los Estados Unidos, y traídos a México en la misma forma“. Por su parte, los espías norteamericanos informaron al Departamento del Estado que Moebius actuaba como “el jefe de la organización nazi local que incluye a 150 soldados perfectamente entrenados“.

Cuando el Departamento de Estado conoció los informes mexicanos sobre el contrabando de espías, cambió su actitud frente a Miguel Alemán, quien “se había convertido en el representante de los intereses de Alemania en México” (Paco Ignacio Taibo H «Café, espías, amantes y nazis» La Jornada, octubre de 2001) y comenzó una campaña para que se eliminara “la Quinta Columna nazi”. La presión que ejerció Estados Unidos obligó al gobierno de Ávila Camacho a capturar a Nicolaus, Moebius y Krüger en marzo de 1942.

Las detenciones realizadas en México provocaron que los simpatizantes de Hitler escondieran sus tendencias ideológicas y comenzaran a colaborar estrechamente con el gobierno norteamericano. Para refrendar la nueva relación entre México y Estados Unidos, los mandatarios Manuel Ávila Camacho y Franklin Delano Roosevelt acordaron reunirse en Monterrey, el 20 de abril de 1943. Esto serviría para mandar un mensaje a los políticos y seguidores de los alemanes.

 

Durante sus cónclaves privados en Monterrey, los Presidentes Manuel Ávila Camacho y Franklin D. Roosevelt discutieron estrategias para la defensa de sus fronteras y la seguridad de ambas naciones.

Sin embargo, esos planes fueron conocidos por el disminuido aparato de espionaje alemán, ya que el traductor oficial fue un agente nazi incrustado en la oficina de la Presidencia, un teniente de nombre Roberto Trauwitz Amezaga.

La escena que se desarrolló en el majestuoso Palacio de Gobierno de Nuevo León ahora resulta cómica: el mandatario estadounidense, contando secretos de Estado para combatir al Tercer Reich con su homólogo mexicano, sin sospechar que el hombre que lo traducía era un agente que colaboraba con Nicolaus, y que incluso su hermana era la líder de las Juventudes Hitlerianas en México.

Quo – Pag: 34 – 42, octubre 2009.


Hery Emmanuel  hace 3 años

23 comentarios

  • edgar dic 7, 2011

    de lo que se viene a enterar uno bye

  • Anonimo dic 7, 2011

    A la Alemania Nazi le debemos PEMEX y a los judíos les debemos la deuda, los bajos salarios y que ya se apoderaron de la colonia Polanco, mira que por los judíos debemos sentir lástima, pero un jefe judío no sinte nada al gritarle a un empleado mexicano. Que me contradigan los que no han tratado con un judío.

    • thadeovelvet dic 7, 2011

      idem

    • Heraclio dic 8, 2011

      Mira, no soy racista, pero no pedo evitar estar de acuerdo contigo. Los judío se quejan de la discriminación que fueron objeto durante la swgunda guerra munida, pero, la verdad, he ido a Polanco y uno no puede caminar sin que comiencen a verte de forma despectiva, como quién dice “te ven desde arriba”. Además, siento que estas personas son algo hipócritas, pues revisando la biblia en el antiguo testamento, nos habla acerca de ciudades y poblaciones exterminadas, parafraseando la biblia: mataran a todos, mujeres, niños, ancianos, perros y burros(La toma de Jericó (6:6:1 – 6:6:27)). Y yo pienso, ¿Qué es mas deleznable? ¿Matar a otro, sólo por qué no cree en el mismo Dios que tú? o ¿Morir por nacer no ario?, digo uno no elige el pueblo dónde nace, pero todos debemos respetar las decisiones de los demás, y eso es algo que en el antiguo testamento (que hasta dónde sé es reconocido por judíos y cristianos) pocas veces sucede; a eso sumemos lo que sucede actualmente en la franja de Gaza.Recalco, el racismo es abominable, y debe ser erradicado de laTierra, cualquiera que sea su forma, pero creo que es bastante hipócrita señalar el abuso del que fueron objeto y “olvidar mágicamente” el que hacen e hicieron.

      • carlos feb 2, 2012

        jaja Hay q leer amigo pero con un contexto no solo lo q quieres percibir yo no considero q debas generalizar y si es asi el punto es q me imagino debes de ser catolico y todo lo q repruebas esta en la misma biblia q hoy segun tu es detestable no pues se ve q conoces bastante entoses lee esto lo mimo paso con la iglesia catolica cuando llego a nuestro pueblo tampoco tuvieron compasion alguna para matar robar etc en nombre de Dios pero tal vez eso no cuente por q alfin y alcabo no lo hicieron a nosotros enfin eso solo es un ejemplo q no importa lo q Dios diga o disponga los hombres son los q herran y en todos lados se cuecen habas asi q mal haces en generalizar ya q los unicos beneficiados como siempres son los q mueven el dinero el poder esos son contra los q deberias despotricar ya q hacen este mundo a conveniencia de unos cuantos y eso de q vas apolanco y te barren pues no se tu pero tambien esta en tu cabeza yo no soy judio ni nada q se le parezca soy orgullosamente mexicano y nunca siento q nadie me barra o me desprecie en ningun lado y eso es por q no me siento menos q nadie todo esta en tu cabeza amigo y si alguien de cualquier religion raza o estatus te mira asi pues miralo tu igual y sigue tu camino no te claves ni te victimises como la mayoria de nuestro pueblo.

    • ana nov 20, 2013

      Yo te recomiendo que leas el libro “Derrota mundial” de Salvador Borrego. La otra cara de la historia. No te digo que lo creas todo, pero la historia la escriben los ganadores.. asi que seria bueno darle el beneficio de la duda.

  • yanimeaceurdo dic 7, 2011

    guau por eso me encanta este sitio eso no me lo sabia, y quien hiba a pensar que la expropiacion petrolera de cardenas triunfo gracias a los nazis

  • YEHUDI A MUERTE dic 7, 2011

    EL TIPO QUE DIJO COMENTARIOS RACISTAS ACERCA DE LOS JUDIOS:
    QUIERO DECIRTE QUE YO SOY JUDIO A MUERTE Y NO ME DA MIEDO DECIRLO
    Y LA VERDAD AGRADECERIA QUE DEJES DE DECIR ESTUPIDECES TU NO TIENES DERECHO A GENERALIZAR A NADIE
    Y LO QUE DIJISTE ACERCA DEL JEFE POR SUPUESTO QUE NI UN PATRON TIENE DERECHO A GRITARLE A SUS EMPLEADOS Y ESO NO TIENE NADA QUE VER SI ES JUDIO MUSULMAN O HINDU O LO QUE SEA Y A TI QUE TE IMPORTA SI VIVIMOS EN POLANCO O DONDE SEA Y LA RAZON QUE CRES QUE HAY PURO JUDIO EN POLANCO ES PORQUE SOMOS UN PUEBLO UNIDO QUE NOS AYUDAMOS MUTUAMENTE
    Y ASI COMO TU ERES MEXICANO YO TAMBIEN Y TENEMOS DERECHO A TRABAJAR PÁRA DARLE SUSTENTO A NUESTRA FAMILIA ASI QUE NO CULPES A LOS JUDIOS POR LA DEUDA DE MEXICO ESA DEUDA ES DE TODOS

    • thadeovelvet dic 7, 2011

      eres judio! ¬¬ claro q si campeon!!

      • yomero dic 9, 2011

        jajajaja CAMPEON!! xD

    • Crown of Thorns dic 9, 2011

      Son comentarios antisemitas, no racistas. Y no escriba con mayúsculas, porque parece que grita.

      Pueblo unido? claro, para declararle la guerra a los musulmanes, pero ojalá Irán les dé una muestra de que ustedes no son los enviados de Dios.

  • leoncio30 dic 7, 2011

    Yo he tratado con judios, la verdad que son personas estrictas, pero que igual dan trabajo a muchas personas. Vamos al concepto basico un pobre no le da trabajo a otro pobre y necesitamos siempre de los empresarios que dan trabajo, no importa de que descendencia etnica sean. Total todos somos mexicanos.

  • Fernando Roman dic 7, 2011

    Es la historia de Mexico dos presidentes hablan y en medio hay un espia que se sabe todos los chismes

  • Milton González dic 7, 2011

    Si requieren más información sobre esto, QUO lo sacó del libro “El juego de los zorros” de Ladislas Farago, data de los 70s el libro y está más que recomendado!!!

    BTW, me encanta su página

    saludos

  • Ramón dic 12, 2011

    Muchas son las muertes que se han de tragar tanto el Cristianismo contra el Judaismo, como al contrario, la burda mentira en que estan montadas todas las religiones no han servido a través de los años,más que para masacrar al contrario, por tanto llego a la conclusión de que cualquier religión, es como una empresa que compite con otra, para llevarse el dinero de su producto. El sistema capitalista compita de vende productos tangibles que podrán ser o no, productos caros o esplotadores, pero lo cierto es que es un producto que lo tocamos con la mano, pero ¿Cual es el producto de las religiones, hay alguien que lo pueda palpar? yo por supuesto NO, y no me digan que soy un hombre de poca FÉ, pues FÉ es creer lo que no vimos, y yo no creo nada que no vea.

  • NAZIDOPARAGANAR may 30, 2012

    Los JUDIO-MASONES son los verdaderos enemigos. Son HIJOS DE SATANAS, por tantas mentiras, muertes, hambre y desempleo que provocan en las naciones para beneficio propio entiandase tambien PRI-PRD en Mexico, el PRD promueve ABORTO, MATRIMONIO ENTRE MISMO SEXO ademas de otras aberraciones contra natura y la moral cristiana. El PRI inche partido putrefacto vende patrias, traidores y lambe patas de los gringos judio-masones. Igual que el Traidorazo de benito juarez.

    Colocados nosotros del lado de los enemigos del poderío alemán, es natural que todas nuestras ideas se encuentren teñidas con el color de la propaganda aliada. Las guerras modernas se desarrollan tanto en el frente de combate como en las páginas de la imprenta. La propaganda es una arma poderosa, a veces decisiva para engañar la opinión mundial.

    Desventurado es el espectáculo que todavía siguen dando algunos «intelectuales» nuestros, cuando hablan de la defensa de la democracia, al mismo tiempo que no pueden borrar de sus frentes la marca infamante de haber servido dictaduras vernáculas que hacen gala de burlar sistemáticamente el sufragio. Olvidemos a estos seudo-revolucionarios, que no son otra cosa que logreros de una Revolución que han contribuido a deshonrar, y procuremos despejar el ánimo de aquellos que de buena fe se mantienen engañados.

    «Durante seis años el mundo creyó luchar por la bandera de libertad y democracia que los países aliados enarbolaron a nombre de Polonia.
    Pero al consumarse la victoria, países enteros, incluyendo Polonia misma, perdieron su soberanía bajo el conjuro inexplicable de una victoria cuyo desastre muy pocos alcanzaron a prever».

    Esta es una prueba inequivoca de el verdadero rostro SATANICO de los JUDIO-MASONES.

    SEAMOS CRISTIANOS Y VOTEMOS POR GOBIERNOS CRISTIANOS PARA LIBERARNOS POCO A POCO DEL YUGO. La prueba la tienes a la vista no seas ciego, Felipe Calderon promovio la visita del PAPA y Comulgo en Misa, ya pago la mitad de la deuda externa y no ha hecho mucho mas porque mo lo han dejado desde el congreso los anticristianos y antimexico del PRI-PRD.

  • SAMDOM jul 29, 2012

    ESTAMOS COMO ESTAMOS, POR QUE SOMOS COMO SOMOS. JA,JA,JA PARA QUE LE BUSCAN CHICHIS A LAS GALLINAS. PUNTO.

  • sa5mchavez dic 9, 2012

    Para el Judío que escribio… mugre weón… se escribe MÉXICO aún con mayusculas lleva acento, y si te crees tan unido a tu pueblo, también se escribe hindú, tienes muchas faltas eh, aprende a escribir y luego opinas…

  • mic827 jun 7, 2013

    Elimina al iluminatti. Destruye el norte.

  • tony oct 19, 2013

    Muy interesante artículo parece salido de una película de espías, me gusto mucho esto, y que bueno que tocaste el tema del palacio de gobierno de Nuevo León, y pensar que he entrado tantas veces a ese lugar donde se dieron esos sucesos histricos.

  • Jacinto nov 27, 2013

    Los judios ciegamente creen que estan benditos porque en su biblia dicen que su dios los llevo a la tierra prometida y por eso se adueñaron de todo lo que hoy es Israel. Lo que su dios no les dijo y lo que no esta escrito en su biblia (las dos cosas son viles mentiras) es que esa tierra ya estaba ocupada por otras personas: los palestinos. Ellos son los verdaderos dueños de ese territorio y es realmente triste ver como los reprimen y los tienen acorralados en la pequeña Franja de Gaza, cuando todo el territorio les pertenece a los palestinos por ser los herederos de esos territorios. Pero bien dijo alguien mas arriba “la historia la escribe los que ganan” y en este caso son los judios.

  • LUCHO mar 19, 2014

    Nos hubieramos unido y reventar a los gringos! asi ellos serian los jodidos y no nosotros como ahora.. aunque quiza luego el hitler nos hubiera reventado tambien por que somos morenitos.. uno nunca sabe ..jaja en un mundo paralelo..

Deja un comentario