Nave inflable flota en el espacio

Una nave espacial inflable experimental lanzada el miércoles se expandió satisfactoriamente en el espacio.

Bigelow Aerospace, la empresa comercial a cargo del módulo Génesis 1, confirmó que la nave se encuentra en órbita y está enviando fotos a la Tierra.
“Todos los sistemas están operando dentro de los parámetros esperados”, dijo en un comunicado el fundador de la compañía, el magnate hotelero estadounidense Robert Bigelow.

La nave, con forma de sandia, podría servir como base para un futuro hotel espacial.

Los ingenieros de la empresa la mantendrán en órbita durante cinco años, mientras estudian la durabilidad del diseño.

Una de las principales pruebas consiste en ver si la nave puede mantener una temperatura y presión constantes, que permitan la vida dentro del casco hinchable.

Viejo diseño

La idea de usar naves hinchables no es nueva: en 1960 la agencia espacial estadounidense, NASA, lanzó Echo, un satélite de telecomunicaciones de 30 metros de diámetro.

El enorme globo, fabricado con poliéster aluminizado, se empleó para rebotar señales de radio alrededor de la Tierra.

Más tarde, la NASA experimentó con un hábitat espacial hinchable, conocido como Transhab, que puso a prueba en su Centro Espacial Johnson.

La agencia consideraba que el proyecto podía ser una alternativa a los módulos habitacionales “duros” utilizados en la Estación Espacial Internacional.

También exploró la posibilidad de usar naves de ese tipo en la Luna y Marte.

Las naves hinchable son atractivas porque ocupan menos espacio en los vehículos de lanzamiento que las de componentes sólidos, por lo que cuesta menos ponerlas en órbita.

Recortes presupuestarios decididos por el Congreso de Estados Unidos pusieron fin al programa Transhab en 2001 y, poco después, Bigelow adquirió las patentes y los derechos del diseño.

Desde entonces, la compañía, establecida en 1999, ha estado desarrollando el diseño de la NASA.

Desechos espaciales

La primera nave Génesis mide 4,5 metros de largo y 2,4 metros de diámetro, un tercio del tamaño de una nave a escala completa.

Su construcción se centra en un núcleo rígido y en dos mamparos sólidos.

Las paredes hinchables están fabricadas con diversos materiales, incluidos el Kevlar, que con frecuencia se usa en chalecos antibalas, y un tejido fibroso llamado Vectran.

El diseño de las paredes busca que sean herméticas y fuertes, de manera que puedan resistir el impacto de los desechos espaciales y pequeños meteoritos.

En los módulos a escala completa cada pared tendría 40 centímetros de espesor.

“Es extremadamente durable y resistente a pinchazos o penetración”, dijo Robert Bigelow.

Acordeón

Antes de enviar el módulo al espacio, lo doblaron cuidadosamente, para que cupiera en el carenado del cohete, un Dnepr lanzado desde la base de misiles Dombarovsky en Siberia, Rusia.

A las 11:15 GMT del miércoles, los científicos e ingenieros que siguen la misión desde Estados Unidos confirmaron que había alcanzado la órbita prevista de 550 kilómetros y que se estaban comunicando con la nave.

Tras una breve prueba para ver el estado del módulo, los controladores terrestres comenzaron a inflarlo.

Lo primero que desplegaron fueron los paneles solares necesarios para alimentar los aparatos de telemetría a bordo.

Después, con ayuda de tanques de aire comprimido, se infló la estructura, que estaba aplastada como un acordeón.

El proceso se terminó a las 12:20 GMT.

Imágenes

“Hemos recibido varias imágenes pequeñas de las cámaras a bordo y esperamos que nos lleguen más, a medida que haya más longitud de onda en el flujo de datos”, dijo Bigelow.

Se informó que la nave tiene una temperatura interior de 26°C y, casi 24 horas después de que fuera inflada, Bigelow confirmó que el casco mantiene una presión constante.

En esas condiciones, se espera que puedan sobrevivir los habitantes de la nave, entre ellos frijoles saltarines mexicanos y cucarachas.

Espacio comercial

Este lanzamiento satisfactorio es el primero de muchos planeados por Bigelow Aerospace.

En los próximos 12 meses hay dos misiones más previstas.

Llevarán otros habitantes, incluidos escorpiones y colonias de hormigas, así como objetos personales, por ejemplo fotografías, que la gente podría enviar al espacio, pagándole a la compañía.

En el futuro, la empresa espera construir un hotel espacial a escala completa, llamado Nautilus, que unirá a una serie de módulos, como una ristra de salchichas.

Según Bigelow, los módulos podrían estar listos para su despliegue dentro de cinco años.

Premios

Sin embargo, de acuerdo a algunos expertos espaciales, los planes de Bigelow sólo prosperarán si otras compañías pueden garantizar el transporte para llevar turistas al espacio.

“El éxito a largo plazo de Bigelow dependerá de que se puedan reducir los costos del acceso espacial”, dijo David Salt, un especialista en vuelos espaciales privados de Vega, una consultoría aeroespacial.

Por ello, Bigelow está ofreciendo un premio de US$50 millones a cualquiera que pueda demostrar una nave capaz de llevar cinco personas a una altura de 400 kilómetros antes del año 2010.

El “America’s Space Prize” (“Premio Espacial de Estados Unidos”) es una de las varias recompensas al contado destinadas a estimular la participación de empresas privadas en la comercialización del espacio.

Los pilotos Brian Binnie y Mike Melvill rompieron todos los récord en 2004 cuando condujeron el avión cohete SpaceShipOne a 100 kilómetros de altura, dos veces en una semana.

Por la hazaña, el equipo de diseño del avión, dirigido por Burt Rutan, recibió el premio Ansari-X, de US$10 millones.

Después, el dueño de la aerolínea británica Virgin, Richard Branson, lanzó su servicio comercial Virgin Galactic, que espera utilizar naves espaciales basadas en el concepto de SpaceShipOne.

“Bigelow forma parte de un número creciente de operaciones empresariales del ‘NuevoEspacio’, que buscan establecer una presencia humana sostenible y variable en el espacio, impulsadas por la fuerza del mundo empresarial y no por programas gubernamentales”, dijo Salt.

“Las metas y la dedicación de Bigelow y otros ahora se están tomando muy en serio”, añadió.

BBC Mundo 

[tags] Nave Inflable, Espacio, Proyecto Espacial [/tags]

Ciencia, Webs
  • uno que se dio cuenta Nov 26, 2006

    esta web mola mucho, esta bien, pero poner cosas interesantes, no farsas.

    esto lo digo porque aquel que tenga un poco de cerebro se habra dado cuenta de que esto es mentira, mas que nada porque las fotos de la tierra (obviamente sin la “nave”) estan expuestas en una presentacion de powerpoint tan y como aparecen aqui.
    otra cosa que tambien llama la atencion es la calidad de la supuesta nave, se nota a simple vista que esta hecha en un ordenador con un programa de diseño en ed
    ademas, como es posible que hayan sacado fotos de la “nave” en el espacio, con
    luartificial (se observan brillos perfectamente y sombras muy claras) desde una plataforma que no esta ahi (lo digo porque no es probable)

    no quiero profundizar mas, pero que sepais que esto es una farsa.

    saludos desde ferrol city, A coruña, españa
    contacto en: shaeoneahotmai.com

  • Hery Emmanuel Nov 27, 2006

    Totalmente de acuerdo¡ pero en ningun momento se dice que sean fotos sacadas a la nave verdadera, al contrario son fotos diseñadas por computadora para dar una idea como la Spirit la mayoria de las imagenes incluso el video de su amartizaje son diseñadas por computadora. 😉

  • devon May 30, 2008

    :w00t: :w00t: :w00t: :w00t: :w00t: :w00t: :alien:

Formulario de comentarios

Send this to friend