Mitomanía, cuando la mentira se vuelve patológica

No es raro conocer a alguien que siempre que cuentas una historia, invariablemente tiene una mejor y más elaborada. Tampoco resulta raro encontrar a una persona que siempre tiene a disposición una buena narrativa e historias alucinantes en la punta de la lengua, listas para ser divulgadas en una reunión de amigos y así poder llamar la atención.

pinocho muerto grillo

Muchas veces los demás saben que es una mentira, pero la persona insiste en seguir con su cuento. De hecho esto podría ir más allá que una simple “mala conducta”, hasta los extremos de una enfermedad psicológica conocida como mitomanía.

La mitomanía es un trastorno de la personalidad donde el paciente presenta una tendencia compulsiva por la mentira. Esta enfermedad también recibe el nombre de “mentira compulsiva”. Contrario a lo que se piensa, esa tendencia a la mentira tan característica del “mitómano” no se practica con el fin de obtener beneficios o favores externos. Realmente es una mentira patológica y está relacionada con factores de índole psicológico.

El mitómano es ese individuo que miente de forma compulsiva. Algunas veces no pasan de mentiras pequeñas, mientras que en ocasiones resultan pintorescas y tan elaboradas a detalle, que llevan al propio mentiroso a creer en ellas. Las mentiras pueden constituirse de los temas más diversos, y muchas veces el individuo miente de forma discrepante en relación con su realidad, citando sucesos exageradamente impactantes o irreales, habilidades de las que no dispone y sucesos que claramente nunca experimentó.

La mitomanía es causa de sufrimiento y prejuicios en la vida de la persona que la sufre y de aquellos que conviven con ella. Sin embargo, en algunos casos este comportamiento se hace tan habitual, que quien lo practica deja de reflexionar al respecto y disminuye la crítica sobre sus actos. De esta forma, pasa a mentir cada vez más.

 

Causas y tratamiento.

hombre pinocho calle

Las causas de la mitomanía no están del todo claras pero se sabe que existen múltiples factores psicosociales involucrados en la enfermedad. Se cree que una baja autoestima y el intento de protegerse de situaciones incómodas marcan el inicio de la mitomanía.

El tratamiento de la mitomanía puede hacerse mediante medicamentos y sesiones psiquiátricas, pero este comportamiento patológico se convierte en un estilo de vida difícil de controlar como cualquier otra enfermedad psicológica. Durante el tratamiento es importante la colaboración de amigos y familiares para aumentar la autoestima del paciente, ofreciéndole todo el amor y la comprensión que necesita para hacerle frente a la enfermedad.

Psicología

Artículos Relacionados

  • elbuenchico Ene 4, 2016

    Todos mienten no se dejen engañar por el grillo ese, el chiste es hacerlo bien

  • Goocc Ene 4, 2016

    El problema es cuando con mentiras tratas de esconder mas mentiras.

  • Eleandy Ene 5, 2016

    Yo tenia un problema como ese, pero mas leve, no me di cuenta de ello hasta el segundo año de secundaria y simplemente me concentre en dejar de hacerlo. Es como una compulsión por decir cualquier cosa y es cierto que las mentiras pueden simplemente cosas sencillas o muy complejas

  • VCP Ene 7, 2016

    Yo no digo mentiras. Jamás. Nunca. -_-

  • Benji Ene 7, 2016

    Pues mi novia a cada rato me pide que le miente (me apoda pinocho)

    • Cybers Ene 8, 2016

      Claro que si, campeón!!!

Formulario de comentarios

Send this to friend