Es mito, en las relaciones los polos opuestos no se atraen

Muchas de las novelas y películas románticas que has visto son poco probables de acontecer en nuestra realidad. ¿La dama y el vagabundo? Fantasía, ¿Tres metros sobre el cielo? Complicado, y ya mejor ni hablamos de Cincuenta sombras de Grey. Un nuevo estudio apunta a que todo ese asunto de que los polos opuestos se atraen es un fraude. De hecho, nos gustan más las personas que se parecen a nosotros.

pareja en el tren

Un grupo de investigadores de la Universidad de Kansas y del Wellesley College salieron a las calles a buscar parejas interactuando (amigos, novios o matrimonios) y analizaron los puntos que tenían en común estas parejas, por ejemplo: valores, rasgos de personalidad, pasatiempos y consumo de drogas. El resultado señala que las relaciones más duraderas y las más íntimas son aquellas en que las características de los involucrados se corresponden.

Esta investigación asegura que el momento decisivo de una relación es el contacto inicial – esa etapa en que las personas deciden si van a interesarse o no en otro individuo. “Al principio de la relación, intentas crear un mundo social que te haga sentir cómodo, con personas en las que puedes confiar y cooperar para lograr tus objetivos. Las similitudes son muy útiles en este contexto, y las personas se sienten atraídas por esto la mayoría de las veces”, dice Chris Crandall, autor de la investigación.

Para el equipo, contrario a lo que la cultura popular nos ha hecho creer, las personas no cambian durante la relación. La idea no es asegurar que no hay cambios o acciones que ejercen determinada influencia en las parejas. Existen, pero no transforman a las personas. “Nos dimos cuenta que existen intervenciones, como pequeños cambios en la personalidad, actitudes y valores pero, de hecho, existe poco espacio para que uno influencie al otro”, dice Angela Bahns la líder del estudio.

Entre tanto, la investigación también hace énfasis en que esto no significa que las personas no puedan tener relaciones con sus opuestos – de hecho, a veces resultan duraderas y buenas. Pero, si pudiéramos elegir, la tendencia es elegir personas parecidas a nosotros. “Estamos afirmando que seleccionar personas parecidas a nosotros como parejas es algo extremadamente común, tan común que es posible destacarla como una característica psicológica”.

El estudio sometió a análisis las relaciones en pequeñas facultades del Reino Unido, y notó que las amistades tienen menos en común que en los grandes campus – simplemente por qué faltan opciones de donde elegir – pero los resultados no mostraron que esto haya influido en la calidad de la amistad. “Sabemos que las personas eligen a sus semejantes primero. Pero, si cambias de rumbo, puedes encontrar excelentes amigos, relaciones significativas, con personas distintas a ti”, explica Crandall.

Psicología

Artículos Relacionados

  • yanimeacuerdo Feb 26, 2016

    usuarios defendiendose diciendo que si su pareja es opuesta y han durado milenios en la relacion en 5…4…3…2….

    • El libio Feb 26, 2016

      cric. cric . cric

  • Marichú Feb 26, 2016

    Es cierto que las personas no cambian.
    Es muy común creerlo porque al principio de la interacción la mayoría modifica algunos comportamientos para atraer, y después “muestran el cobre”.

  • AxelSparda Feb 26, 2016

    Investigaciones de humanidades…
    No voy a decir que el dinero que les pagan por hacer eso se debería usar en algo productivo, pero mínimo que tengan la decencia de publicar algo que valga la pena. Después van a publicar un estudio en el cual se den cuenta de que cuando nos acordamos de respirar… Pueeees respiraamos
    Espero que el fin de esta entrada haya sido resaltar la pazguatez y desvergüenza de estos investigadores

    • a952 Feb 26, 2016

      ¿ por que no mejor te pones a hacer las mentadas investigaciones productivas que tanto dices?, en lugar de estar en internet perdiendo el tiempo.

      Por cierto los que hicieron el estudio seguramente son sociologos; no es lo mismo la rama de las humanidades que la de las ciencias.

Formulario de comentarios

Send this to friend