Magnetares, los gigantescos imanes del universo

Entre los objetos más extremos y misteriosos del cosmos se encuentran los magnetares. Se trata de objetos astronómicos increíblemente densos, sorprendentemente pequeños y, como su propio nombre lo sugiere, poseedores de una atracción magnética indescriptible.

pulsar magnetar

En la etapa final de vida de una estrella, explota en una supernova. A medida que se colapsa sobre sí misma, ofusca a todos los objetos a su alrededor antes de desaparecer lentamente. Si la estrella es lo suficientemente grande, se transforma en una estrella de neutrones: un objeto tan denso que, aunque su diámetro generalmente no supere al de una ciudad pequeña, una cucharadita de su materia pesaría al menos mil millones de toneladas.

 

Magnetoestrellas.

Mientras tanto, giran extremadamente rápido. Cientos de veces por segundo. Toda esta densidad genera un campo magnético poderosísimo – cerca de un billón de veces más poderoso que el de la Tierra. Aunque los científicos no tienen la certeza del porqué, los magnetares son una forma especialmente magnética de estrella de neutrones, razón por la que también se les conoce como magnetoestrella. Sus campos magnéticos equivalen a aproximadamente mil billones de veces el de la Tierra.

La ciencia ha buscado magnetares desde 1979, cuando una colisión de rayos gamma (más tarde se supo que provenía del magnetar SGR 0525-66) “pulsando” a través del Sistema Solar, generando disturbios en dispositivos espaciales y anomalías atmosféricas. En las décadas posteriores, menos de 25 estrellas de neutrones de aproximadamente 2,000 en toda la galaxia han sido denominadas magnetares, aunque varias otras candidatas aún están esperando la confirmación. Desde el punto de vista de la Tierra, no es algo bueno.

supernova rayo gamma magnetar

Impresión artística de una ráfaga de rayos gamma desde una supernova impulsada por un magnetar. Pew Pew!

 

Rayos gamma.

Hace poco más de una década, en 2004, los efectos de una explosión o “terremoto estelar” del SGR 1806-20 (que se ubica a unos 50,000 años luz de distancia) fue lo suficientemente poderosa como para impactar la Tierra. Dañó y desactivó varios satélites e incluso, parcialmente, ionizó la atmósfera superior del planeta.

Resulta fácil entender porque los magnetares han sido denominados los imanes más poderosos descubiertos en el universo hasta ahora. De hecho, el campo magnético de un magnetar es tan colosal que si un ser humano estuviera a 1,000 km de uno, su sistema nervioso sería destruido y su estructura molecular alterada. Apenas un poco más cerca, y la fuerza gravitacional literalmente lo rasgaría por completo – partiendo del nivel atómico. Para nuestra suerte, el magnetar más cercano se encuentra a miles de años luz de distancia. Por ahora, a los científicos no les queda más que estudiar a estas rarezas del espacio desde la distancia.

Astronomía
  • Anh Khan Jul 3, 2017

    No sé por qué, pero vi esto y me imaginé estando en el universo de star wars siendo naga sadow 😀

    • Anh Khan Jul 3, 2017

      Koreeeeeé!!!

  • el chico sin avatar Jul 3, 2017

    nah…..nadie le gana a Magneto…..

  • Lex Jul 4, 2017

    a ver si me consigo uno de esos, porque los de mi refri ya no pegan.

  • yanimeacuerdo prime Jul 4, 2017

    que los rayos gama no son los que le dieron poderes a los 4 fantasticos???

    • jaocagomez Jul 7, 2017

      Esos son los rayos Cosmicos, los gamma son los que le dieron los poderes a Hulk

Formulario de comentarios