Los secretos de la KGB

En muchas ocasiones la información clasificada o reservada como secreto de Estado se vuelve del conocimiento público cuando alguno de sus depositarios se distancia del régimen. En la época de la Guerra Fría era frecuente que algunos funcionarios decidieran abandonar su difícil vida bajo los gobiernos comunistas para instalarse en Occidente. Una vez allí revelaban los secretos guardados por largos años. Uno de los casos más representativos de esta situación fue el de Vasili Nikitch Mitrokhin.

Desde la década de 1950 él había desarrollado tareas de inteligencia para el gobierno de la Unión Soviética. Al poco tiempo se integró a la KGB como archivista. La KGB (o Comité de Seguridad Estatal) era la entidad que controlaba el espionaje, la seguridad nacional y la policía secreta del régimen soviético, equivalente a la CIA y al FBI en Estados Unidos. Extendió sus operaciones por todo el bloque comunista y se mantuvo activa hasta poco después de la caída del gobierno (sus operaciones cesaron formalmente en 1991).

A pesar de su afiliación al gobierno, Mitrokhin afirmó después que, en su época como archivista, le desilusionó comprobar la ‘mano dura’ de éste. En especial fue muy significativo para él el discurso secreto pronunciado por Nikita Kruschev el 25 de febrero de 1956, en el Vigésimo Congreso del Partido Comunista: Sobre el culto a la personalidad y sus consecuencias. En éste se ponían al descubierto las atrocidades del régimen de José Stalin (1922-1953), como sus célebres purgas que hoy son calificadas de genocidio. Mitrokhin siguió en funciones y entre 1972 y 1984 supervisó el traslado de los archivos del Primer Directorio de la KGB (la zona de información de mayor confidencialidad) al nuevo edificio de ésta. Luego se supo que, aprovechando esta situación, obtuvo datos de cientos de documentos reservados. En su modesta oficina copiaba fragmentos en pequeños trozos de papel que ocultaba dentro de sus zapatos. Ya en su casa, los transcribía a máquina y los ocultaba.

Aunque el régimen socialista de la URSS se disolvió formalmente el 25 de diciembre de 1991, muchas de sus estructuras se mantuvieron y gran parte de los políticos involucrados en los secretos de Estado aún tenían poder e influencia. Mitrokhin estaba dispuesto a revelar el contenido de sus archivos secretos pero no podía hacerlo dentro del propio país. Huyó a Estonia llevando consigo parte de los documentos, y se refugió en la Embajada de Estados Unidos. Solicitó asilo político en ese país a cambio de entregar la información confidencial; sin embargo, tras entrevistarlo y revisar algunos de sus documentos, los agentes de la CIA concluyeron que podía tratarse de información falsa y no aceptaron su propuesta.

Mitrokhin hizo la misma oferta al servicio de inteligencia británico a través de la Embajada en Estonia y el gobierno de ese país aceptó. Un grupo de agentes secretos realizó un operativo en la casa de campo de Mitrokhin y recuperó más de 25,000 folios ocultos en cartones de leche guardados bajo el suelo. A pesar de las dudas sobre su autenticidad, el llamado Archivo Mitrokhin se convirtió en una valiosa fuente de información sobre las actividades secretas de la Unión Soviética. En colaboración con el historiador británico Christopher Andrew, Mitrokhin publicó tres volúmenes con la información reservada. El primero, The Mitrokhin Archive and the Secret History of the KGB (“El archivo Mitrokhin y la historia secreta de la KGB”) revelaba la estructura y modus operandi del servicio secreto, mientras que los dos siguientes abordaban las actividades de la organización en los países del tercer mundo y Europa.

¿Qué ponen en evidencia los documentos secretos? En primer lugar revelan que gran parte de las armas soviéticas se construyeron basadas en diseños estadounidenses o europeos robados por espías. Un caso curioso es el de Melita Norwood, una anciana de 87 años que, a lo largo de cuatro décadas, puso en manos de la KGB secretos británicos sobre tecnología atómica. Revelan, asimismo, la identidad de muchos agentes al servicio de la KGB infiltrados en importantes círculos del poder occidental (incluyendo compañías como Boeing o IBM), entre los que se cuentan Thomas Driberg, miembro del parlamento británico, y Raymond Fletcher, destacado militante del Partido Laborista. Se afirma, además, que casi cuarenta políticos franceses de alto nivel también se hallaban al servicio de la KGB.

En ese contexto se denuncia que, en muchos casos, las tareas de esos espías no siempre eran desconocidas para sus gobiernos que, por alguna extraña razón, las toleraban. Dos nombres ilustres destacan en la lista de colaboradores y amigos cercanos de la KGB, los presidentes de Cuba (Fidel Castro) y Chile (Salvador Allende). Entre otras escandalosas revelaciones, los archivos contienen datos que denuncian a Romano Prodi, primer ministro italiano, quien inició un nuevo periodo apenas en mayo de 2006, como informante en tiempos de la Guerra Fría. También cuentan con documentos sobre la participación de la Unión Soviética en el atentado contra el papa Juan Pablo II que casi le cuesta la vida.

Mientras varios medios afirman que los archivos tienen gran interés y el mismo FBI los considera “el material de inteligencia más amplio recibido de cualquier fuente“, otros ponen en duda su credibilidad. A nadie le queda claro cómo hizo Mitrokhin para obtener información durante treinta años sin ser descubierto por sus superiores. Por otra parte, los historiadores consideran que sus transcripciones son material secundario (nada garantiza que sean copias fieles de los documentos primarios) y que la imposibilidad de verificarlos les resta valor. Al morir, el 23 de junio de 2004, Vladimir Mitrokhin dejó abiertas muchas dudas.

Muy Interesante / Enero 2007.

Entretenimiento, Historia

Artículos Relacionados

  • Edgar Feb 17, 2010

    Es impresionante! Si esa inteligencia se usara para el bien, se imaginan que impresionante sería?!?!? l´stima que por el beneficio de unos cuantos esa inteligencia y poder terminen por convertirse en muerte y destrución.

  • Dani Feb 17, 2010

    ¿”Ilustres”? :/

  • DILAN Feb 17, 2010

    la KGB es solo un grano de arena en este mundo, actualmebte hay muchisimas organizaciones de inteligencia secreta que estan involucradas en todos los rincones del planeta

  • silenius Feb 18, 2010

    yo vivo en Rusia…
    y algo me queda claro en el tiempo que he estado viviendo aqui, la KGB sigue trabajando.

  • marciano Dic 23, 2010

    loko ahi q bonbardear todas las areas los marcianos se van a escapar se va a venir el apocalipsi

    • SIUNGATOMUERE Feb 2, 2016

      NO HAY QUE BOMBARDEAR NADA, SOLO BASTA CON LEER TODAS TUS FALTAS DE ORTOGRAFÍA….

Formulario de comentarios

Send this to friend